Gasta Senado 55 millones de pesos en asesores

Publicado el mayo 4, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Camara-Diputados-Ley-Ingresos-Federacion_MILIMA20141016_0463_8

e-tlaxcala
La lista de asesores y consultores contratados por el Senado de la República rebasó ya los mil 600 empleados. Según documentos de la Secretaría de Servicios Administrativos, la plantilla de Prestadores de Servicios Profesionales permitiría fácilmente que cada uno de los 128 legisladores contara con 12 asesores, en promedio, pagados con el dinero de todos los mexicanos. Tienen consultores en 17 especialidades: jurídica, proceso legislativo, recursos materiales, humanos, financieros y contables, servicios administrativos, logística, difusión, información televisiva e informática.

De acurdo con una nota del periódico Reforma, también aseguran tener contratado a personal capacitado en protocolo y diplomacia parlamentaria, resguardo y protección, así como servicio civil de carrera, entre otros. En el documento, con corte al 31 de diciembre de 2014, se detalla que el Senado cuenta con 13 asesores en materia de fiscalización y sólo uno para transparencia y rendición de cuentas. Los reportes de gasto refieren que, durante el año pasado, se pagaron 55.18 millones de pesos al mes, en promedio, para cubrir el salario de este personal. Para este 2015, el presupuesto aprobado es de 61.9 millones de pesos mensuales, es decir, 12.2 por ciento más.

A cambio del dinero, estos empleados sólo entregan a los legisladores recibos simples, los cuales ni siquiera tienen validez fiscal. Del total de “contratos por honorarios asimilados a salarios”, más de mil fueron pagados a los asesores en materia legislativa, 92 por servicios de proceso legislativo, 142 asignados a servicios administrativos, 85 a secretarías técnicas y 35 a recursos materiales. Otro reporte de la Dirección General de Recursos Humanos señala que 577 asesores están directamente al servicio de los 128 senadores y órganos de Gobierno, como la Mesa Directiva, la Junta de Coordinación Política y el Instituto Belisario Domínguez.

En este contexto, la Cámara alta se prepara para un recorte presupuestal que podría impactar la contratación de este personal, aunque todavía no hay una decisión al respecto. El presidente del Senado, Miguel Barbosa, propuso a las bancadas un ajuste del 10 por ciento en ese gasto, además de reducciones en otras 22 partidas, con la finalidad de conseguir un ahorro total de 250 millones de pesos en este año. Buscan ahorros sin tocas sus dietas El Senado planea un recorte de 250 millones de pesos a su presupuesto de este año, pero sin tocar, hasta el momento, las dietas de los legisladores, los viajes y el número de comisiones.

El proyecto, del que el diario Reforma tiene copia, sólo contempla una reducción del 5.8 por ciento al gasto asignado para 2015, que rebasa los 4 mil 270 millones de pesos. En el documento, los coordinadores parlamentarios no incluyeron la propuesta para reducirse 10 mil pesos de su dieta mensual -que asciende a 117 mil 500 pesos netos-, ya que para ello requieren de la autorización expresa de cada legislador y el tema aún está sujeto a negociación. El proyecto de recorte distribuido entre los grupos parlamentarios detalla que las medidas de austeridad sólo afectarían a 23 partidas del presupuesto. Originalmente, esos rubros representan erogaciones por 2 mil 262.55 millones de pesos. Sin embargo, en caso de aprobarse el recorte, podrían reducirse en 247.82 millones de pesos, es decir, casi un 11 por ciento. A pesar de que había sido anunciado por los coordinadores parlamentarios, los ajustes contemplados hasta ahora no impactarán los salarios de los senadores, ya que no se verá afectado el capítulo de Remuneraciones al Personal de Carácter Permanente.

Los únicos recortes relacionados con la nómina de la Cámara se reflejan en la reducción del 10 por ciento de los Servicios Personales por Honorarios, con los que se pagan contratos de servicios profesionales del área legislativa y secretarios técnicos de las comisiones, así como asesores de las áreas parlamentarias, administrativas y técnicas. La propuesta también plantea una reducción de sólo el 10 por ciento a la polémica bolsa discrecional de asignaciones a los grupos parlamentarios, que es de más de mil 228.22 millones de pesos para este 2015. Por otro lado, los legisladores federales tampoco plantearon un esfuerzo de racionalidad con la desaparición de comisiones -como en la Cámara de Diputados- o en el gasto para sus viajes. El proyecto propone un recorte pero sólo para los pasajes aéreos de los servidores públicos de mando, en un 40 por ciento, en viajes nacionales, y 25 por ciento, al extranjero. Adicionalmente, establece reducciones en los viáticos de todos los servidores públicos, en un 20 por ciento, al interior de la República, y 25 por ciento, en el exterior. Los alimentos para “el personal en las instalaciones de las dependencias” y la difusión de mensajes sobre programas y actividades gubernamentales podrían sufrir una reducción del 22 por ciento.

Las partidas de telefonía convencional y celular, servicios de vigilancia, lavandería, limpieza e higiene, congresos y convenciones, material impreso y de apoyo informativo, fletes y maniobras, aparecen con una propuesta de recorte del 15 por ciento, en relación con lo propuesto para 2015. En los ajustes están considerados los gastos de ceremonial y el equipo de administración, con un impacto del 10 por ciento. El acuerdo de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política para emitir las reglas del programa de austeridad del gasto fue elaborado desde el pasado 24 de febrero, pero sin acuerdo aún. Legisladores gastan 20 mdp en tarjetas IAVE El Congreso erogó en dos años 20 millones de pesos en pago de los Identificadores Automáticos de Vehículos (tarjetas IAVE) para los 628 diputados y senadores que lo integran, lo que forma parte de sus prestaciones. Según otra nota del diario El Universal, los dispositivos son para el pago de peaje de casetas, toda vez que esto apoya sus trabajos relacionados con el proceso legislativo y el cumplimiento de sus atribuciones.

Tan sólo la Cámara de Diputados gastó en los dos primeros años de la 62 Legislatura más de 15 millones de pesos en las tarjetas IAVE, que sirven para que los 500 legisladores circulen por las carreteras sin el pago de peaje. De acuerdo con una solicitud de información, en 2014 la Cámara de Diputados hizo pagos por más de 8 millones 887 mil pesos. Además, El Universal documentó el pasado 22 de abril de 2013 que en los primeros siete meses de la actual Legislatura se pagaron más de 6.3 millones de pesos en casetas de cuota. Además de que hay otras 50 tarjetas repartidas entre todas las bancadas, según integrantes. En la lista de los que más habían gastado con dicha prestación —de septiembre de 2012 a marzo de 2013— destacaron la diputada Julisa Mejía Guardado (PRD), con 169 mil 180 pesos; los panistas Cinthya Noemí Valladares Couoh, 109 mil 385 pesos, y Raúl Paz Alonzo, 109 mil 25 pesos; en cuarto lugar Manuel Añorve (PRI), con 68 mil 590 pesos y David Pérez Tejada, del PVEM, con 55 mil 574 pesos. De acuerdo con una solicitud de información realizada por esta casa editorial, el gasto total de los 128 senadores durante 2013-2014 ascendió a más de 5 millones 261 mil 980 pesos. Funcionarios del Senado, de las secretarías de Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios, junto con la Contraloría Interna, dispusieron de 77 mil 686 pesos. El legislador que más gastó durante ese periodo (2013-2014 ) fue el ex alcalde de Aguascalientes, el panista Martín Orozco, 167 mil pesos durante esos dos años. Al hacer un recuento por bancada, las cifras arrojan que la fracción que más significó un gasto para las arcas públicas fue la del PRI, con 54 senadores, representando un gasto de 2 millones 30 mil 736 pesos.

En tanto la bancada del PAN, con 38 senadores, significó un costo para el erario por 1.8 millones de pesos, en el referido periodo. El PRD, por su parte, con 22 senadores tuvo un gasto de un millón de pesos, también durante el periodo señalado. Los que más gastaron En cuanto al recuento del Senado, se encontró que la suma de los tres senadores del PAN que más gastaron, Martín Orozco (167 mil 43 pesos); la esposa del ex gobernador de Nayarit, Martha Elena García (134 mil 572 pesos) y Mariana Gómez del Campo (108 mil 215), del Distrito Federal, arroja un total de 409 mil 830 pesos. En tanto, los tres senadores de PRI que más gastaron fueron Margarita Flores, de Nayarit (129 mil 984 pesos); la colimense Sarahí Ríos de la Mora (101 mil 463 pesos) y el sinaloense Daniel Amador Gaxiola (88 mil 696 pesos). Por parte del PRD, la lista de los tres que más gastaron la encabezan dos legisladores oriundos de Guerrero: Sofío Ramírez (180 mil 652 pesos) y su paisano Armando Ríos Piter (68 mil 125), seguidos de Fidel Demédicis (64 mil 572 pesos), del estado de Morelos. Del PVEM los que más gastaron fueron Pablo Escudero (57 mil 43 pesos); el ex coordinador Jorge Emilio González (35 mil 716 pesos) y Gerardo Flores (27 mil 45 pesos). En la bancada del PT los que más han gastado son David Monreal (56 mil 813 pesos), seguido de Martha Palafox (42 mil 284 pesos) y Layda Sansores (29 mil 45 pesos). Sello sindical Por el partido Nueva Alianza, la única senadora, Mónica Arriola, —hija de la ex lideresa del sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo— reportó un gasto de 40 mil 567 pesos; el líder del sindicato petrolero Carlos Romero Deschamps (PRI) 19 mil 838 pesos, y el líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas (PRI), 5 mil 482 pesos.

La ex lideresa del sindicato de Sobrecargos de Aviación, Alejandra Barrales (PRD), significó un costo de 24 mil 304 pesos. El senador por el Distrito Federal, Pablo Escudero (PVEM), justificó su gasto de 57 mil pesos en la tarjeta IAVE. Dijo que él prefiere hacer sus viajes en auto: “Hay algunos que desean volar, otros que utilizamos el coche, seguramente al final del día siempre será más barato utilizar el automóvil que el avión”. El senador por Guerrero, Armando Ríos Píter (PRD), expresó que para llegar a todos los rincones de la entidad, no sólo de Acapulco, sino de la región de la Montaña, Iguala, entre otros, es necesario tomar la Autopista del Sol, que no es nada “ligera” en términos de costo, por lo que “es un monto racional pensando en los múltiples idas vueltas y trabajo de campo en Guerrero”.

La senadora Mariana Gómez del Campo (PAN) dijo: “soy senadora de la república y me invitan a universidades, preparatorias y he hecho gira por toda la frontera por el tema de migrantes (…) ¿qué si soy muy gastalona?”. No obstante, dijo que los 108 mil pesos le pareció una cifra elevada por lo que ordenó una investigación en su oficina sobre dicho gasto. La diputada Julisa Mejía Guardado del PRD, dijo que efectivamente ha hecho uso de su tarjeta IAVE, debido a que viaja constantemente por los municipios del sureste, pero desde su perspectiva es una “total y absoluta mentira” que haya gastado en 169 mil 180 pesos, de septiembre de 2012 a marzo de 2013. “Sí he utilizado la tarjeta IAVE, para eso nos la dan, para que estemos visitando a nuestros compañeros en los municipios.

Si esa es la cantidad que he gastado, imagínese el costo del peaje de las carreteras de nuestro país, es terrible. De hecho la utilicé para ir a Puebla, ahorita estoy en Veracruz, pero puedo asegurar que hubo cerca de ocho meses que no la utilice tanto, porque estábamos en periodos extraordinarios. “Yo tengo un trabajo a nivel nacional y sí la utilizo; acabo de ir a Morelia y hay un peaje de 157 pesos, imagínese lo que pagan los ciudadanos. Nosotros somos afortunados porque tenemos la IAVE”, afirmó. En contraste, el diputado con licencia del PRI, Manuel Añorve, expresó que ha usado la tarjeta IAVE, por lo que sí es posible que haya gastado 68 mil pesos en seis meses por su labor de gestoría en Guerrero. – See more at: http://e-tlaxcala.mx/nota/2015-04-07/naci%C3%B3n/gasta-senado-55-millones-de-pesos-en-asesores#sthash.fdxST1iP.dpuf

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: