Vera y Solalinde culpan al modelo económico de criminalizar a los migrantes

Publicado el mayo 6, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

solalindevera_int1

PROCESO

MÉXICO, D.F., (apro).- Para el capitalismo neoliberal, los migrantes son objetos desechables de un proyecto comercial en el que no tienen cabida, afirmaron en Estados Unidos el obispo de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera, y el sacerdote Alejandro Solalinde.

En una conferencia que ofrecieron anoche en la Universidad de Columbia, en Nueva York, sobre la “emergencia humanitaria” generada por el modo en que se concibe la migración, los sacerdotes destacaron que la migración contemporánea, y la manera en que las autoridades nacionales la han entendido y tratado, está determinada por el modelo económico del capitalismo neoliberal.

En lugar de reconocer sus derechos, añadieron, el capitalismo neoliberal los criminaliza.

“Cambiar el trato a los migrantes es cambiar el modelo económico que se caracteriza por la eliminación de la gente. Ya ni siquiera hablamos de exclusión, sino directamente de eliminación. Es lo que dice el Papa (Francisco), que esta es la cultura del descarte”, puntualizó el obispo de Saltillo.

Por su parte, Solalinde dijo que es preciso entender la migración como uno de los numerosos elementos de un sistema complejo, mundial e interconectado, dominado por un capitalismo neoliberal que genera una enorme violencia contra las personas.

“Si analizamos la realidad como elemento disperso, no vamos a encontrar ni pies ni cabeza, pero si intentamos una lectura de la complejidad actual con esta clave sistémica, entonces sí vamos a entender lo que está pasando, y vamos a encontrar que una de sus causas es el capitalismo neoliberal”.

El director del albergue “Hermanos en el Camino”, localizado en Ixtepec, Oaxaca, explicó que a fin de transformar las dinámicas generadas por el capitalismo, es preciso crear movimientos sociales que rescaten el “espíritu comunitario de la cultura”, que ha sido rebasada por el individualismo, “que nos hace mezquinos, nos hace competir y nos dispersa”.

Luego habló del movimiento de la Constituyente ciudadana-popular, que –dijo– busca entrar en diálogo con la sociedad entera a fin de construir en consenso un nuevo marco jurídico.

“Se trata de buscar juntos caminos que nos ayuden a encontrar una solución en red, pero el problema es que estamos dispersos, que no tenemos una conciencia de grupo, y que nos hemos vueltos individualistas y egoístas”, manifestó.

Vera coincidió en el llamado a participar en la Constituyente ciudadana-popular desde la identidad propia de cada movimiento social, aunque con unidad de objetivos.

“A todos debemos escuchar, todos deben participar, nadie debe quedar fuera. Se trata de alcanzar de manera especial a aquellos que están más lejos. Se trata de que nos pongamos en movimiento para hacer un diálogo nacional, de incluir a la sociedad toda en conjunta”, enfatizó el fraile dominico e ingeniero civil.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: