La herencia corrupta de Padrés

Publicado el mayo 19, 2015, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

pf-0550090212_padres_LG-c

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Guillermo Padrés Elías, descendiente del general Plutarco Elías Calles, considerado el fundador del PRI, es hoy, por paradojas de la historia, el primer gobernador de Sonora emanado del PAN.

Se le conoce por su bigote bien recortado, cabellos perfectamente peinados y su impecable vestimenta. Con ese singular perfil llegó al gobierno de Sonora en 2009 tras derrotar a su primo priista Alfonso Elías Serrano.

Desde el principio prometió un “Nuevo Sonora”, alejado de la sombra de corrupción, nepotismo, narcotráfico, violencia y sobornos de sus antecesores. Pero a la postre resultó igual que sus opositores. En cuatro años de gestión, la entidad alcanzó niveles históricos de corrupción y nepotismo. Además, la deuda pública se incrementó 53% sólo en 2014. Hoy llega a 14 mil millones de pesos, según un informe de la Secretaría de Hacienda.

En la entidad son famosos los apellidos Padrés, Bours, Rivera, Gándara, Elías, Castello, Durazo, cuyos portadores se disputan el gobierno y los negocios.

Desde su llegada al gobierno, Padrés Elías fue uno de los favoritos de Felipe Calderón, quien lo apoyó con un préstamo de 3 mil millones de pesos para la construcción del polémico acueducto, pese a la negativa del Congreso local.

Uno de sus hermanos, Miguel Padrés Elías, es conocido por cobrar cuotas de 30% a quienes buscan ganar una licitación o emprender un negocio en Sonora. Por eso le llaman El 30.

Otro beneficiado es Francisco Padrés, tío del mandatario, director del Instituto Catastral y Registral de Sonora (Icreson), desde donde es fácil hacer negocios con inmuebles y terrenos en toda la entidad…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2011 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: