Enfrentamiento en Tanhuato, Michoacán: reportan al menos 44 muertos

Publicado el mayo 22, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

CHERÁN, MICHOACAN, 10DICIEMBRE2011.- Desde el 15 de abril pasado, este pueblo purépecha se transformó. Ese día comuneros de Cherán se enfrentaron a talamontes de la comunidad de Capácuaro, cansados de que arrasaran con sus bosques -fuente de sustento de una mayoría-, de que secuestraran a sus familiares, acosaran a las mujeres, extorsionaran y asesinaran a los que se opusieran, el pueblo contuvo y expulsó a los talamontes y al crimen organizado. Éstos ingresaban impunemente al territorio con la complicidad de los aparatos de justicia, policía, militares y políticos, según explican los entrevistados. Pero lo que comenzó como un freno a la depredación de sus bosques, la organización del pueblo frente la complicidad y pasividad de los gobiernos federal, estatal y municipal ha devenido en la construcción de la propia organización de la comunidad: la policía municipal fue desarmada y se formó un cuerpo de seguridad que vela toda la noche para disuadir al crimen organizado de ingresar al pueblo, se desconoció al presidente municipal priísta, y ahora la organización política recae en la comunidad, en una asamblea comunitaria. Este tipo de autodefensa va a cumplir 8 meses de una resistencia “difícil y cansada, pero que vale la pena”, dice uno de los pobladores.  Desde el inicio decidieron expulsar a los partidos políticos y gobernarse ellos mismos, ya que “los partidos políticos dividen a los pueblos”, creen los pobladores. Los habitantes de Cherán optaron por no participar en el proceso electoral de noviembre pasado y elegir a sus autoridades comunitarias por usos y costumbres, o sea, asumir el poder horizontal a través de la asamblea comunitaria. Ahora están en proceso de que las instituciones estatales y federales reconozcan su determinación. "El pueblo ha cambiado", dicen, "ahora no hay delincuencia, no hay asaltos, secuestros, asesinatos, es un pueblo seguro, porque el propio pueblo se cuida". FOTO: PEDRO ANZA/CUARTOSCURO.COM


FOTO: PEDRO ANZA/CUARTOSCURO.COM

animalpolitico

Un enfrentamiento entre fuerzas federales y presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nuevo Generación (CJNG) en Tanhuato, Michoacán, ha causado este viernes 22 de mayo decenas de muertos, de acuerdo con los primeros reportes.

Según la agencia Quadratín, que cita a un policía federal presente en el enfrentamiento, la cifra de muertos es de 44: 42 civiles y 2 agentes. Mientras que Reuters reporta, citando a una fuente del gobierno, 39 muertos.

El alcalde de Tanhuato, José Ignacio Cuevas, dijo esta tarde a Denise Maerker –de Grupo Fórmula– que “la única información que yo tengo, de una persona que estuvo en este espacio, es de tres muertos”.

Ignacio Cuevas narró que, de acuerdo con la información que recibió, un convoy de elementos federales fue recibido a tiros por un grupo de civiles armados en la comunidad de Tinaja de Vargas.

Tras el enfrentamiento, ocurrido alrededor de las 10 de la mañana, el gabinete de Seguridad Nacional se traslada al lugar, confirmó el vocero de Gobernación, Roberto Femat, citado por la agencia Quadratín.

“Este enfrentamiento lo que muestra es una decisión muy importante del estado, la excelente coordinación que estamos teniendo con el Ejército y la Policía Federal”, dijo más tarde en Grupo Fórmula el gobernador de Michoacán, Salvador Jara.

De acuerdo con fuentes federales, hay tres personas detenidas tras el enfrentamiento y seis vehículos calcinados; además, fueron decomisadas 42 armas largas (R-15 7.62), un lanzacohetes, un fusil barret y una arma corta.

Tanhuato es un municipio colindante con Jalisco, ubicado a unos 115 kilómetros de la capital Guadalajara, frontera que fue blindada por las autoridades federales tras la jornada de ataques del 1 de mayo en esa entidad, cuando un helicóptero militar fue derribado por integrantes del CJNG.

A mediados de abril, presuntos integrantes de ese cártel emboscaron a elementos de la Policía Federal en Jalisco, causando la muerte de 15 uniformados.

Tras el choque a tiros entre los federales y el grupo criminal, llegaron al lugar elementos del Ejército Mexicano, de la Policía Estatal y de la Procuraduría general de Justicia de Michoacán (PGJE) para apoyar las tareas de seguridad, resguardar la zona y hacer las actuaciones legales pertinentes.

Con información de Quadratín, Grupo Fórmula y Reuters.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: