Fiscalía dice que animales devoraron rostro de normalista; familiares lo rechazan…

Publicado el junio 26, 2015, Bajo Nacional, Noticias, Autor Soquito.

Denunciaron que el único imputado por el asesinato quedó libre de esos cargos, aunque se mantiene en la cárcel por otros delitos.

AYOTZINAPA9MESES-600x274

Fue “fauna nociva” la que devoró el rostro del normalista de Ayotzinapa Julio César Mondragón Fontes, cuyo cuerpo apareció sin vida y con la cara desollada la mañana del 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, concluyó la averiguación previa de la Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE), denunciaron familiares de la víctima.

“Esta afirmación, validada por agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero, constituye una absoluta falta de respeto y de profesionalismo, además de que muestra el desinterés para resolver el caso de Julio César Mondragón Fontes. Es evidente que el rostro de Julio no fue devorado, sino que esas lesiones fueron provocadas por personas adiestradas para inflingir esta clase de tormento, igual que se han visto otros casos de desollamiento en América Latina durante las dictaduras militares y en México en los últimos meses”, manifestó en un comunicado el colectivo que conforman familiares del normalista asesinado, denominado “El Rostro de Julio”.

Por otro lado el perito y médico Roberto Loewe, uno de los fundadores del “Colectivo contra la Tortura y la Impunidad” señaló en entrevista con La Jornada, que el análisis de las fotografías del cuerpo inerte, pero intacto con el rostro desollado, exhibe las lesiones de cortes limpios. Nada indica huellas de mordidas por lo que se excluye totalmente la posibilidad señalada por la FGE.

De acuerdo con la investigación de la fiscalía, la causa de la muerte de Mondragón Fontes fue “edema cerebral y múltiples fracturas en cráneo producidas por agente contundente”, señalaron familiares que obtuvieron el expediente.

También revelaron que el policía municipal señalado por las autoridades como único responsable del asesinato de Julio César fue liberado de esa acusación a finales de marzo pasado. Sin embargo, el agente municipal Luis Francisco Martínez Díaz continúa preso, imputado por otros delitos.

“Nada de esto le fue informado a la familia de Julio César Mondragón, a pesar de los acuerdos firmados por Enrique Peña Nieto con los familiares de las víctimas de la masacre de Iguala. Hoy sabemos todo esto porque recién obtuvimos el expediente, luego de vencer los absurdos obstáculos que la dinámica burocrática ha impuesto”, acusaron.

Fuente AN, con información de La Jornada.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: