Nuevas miradas sobre América Latina.

Publicado el junio 27, 2015, Bajo Nacional, Autor Soquito.

Rodolfo Stavenhagen (derecha) expresó su deseo de poder escribir el texto de las siete tesis correctas con las que la región logre liberarse en el siglo XXI, luego que su colega y amigo Pablo González Casanova le planteara tal desafío durante la plática magistral con la que este viernes se clausuró el simposio internacional Nuevas Miradas tras medio siglo de la publicación de Siete tesis equivocadas sobre América Latina, del antropólogo mexicano de origen alemán, en El Colegio de México, quien fue investido con el doctorado honoris causa por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

portada

Rodolfo Stavenhagen resalta “las condiciones desoladoras de AL” La región tiene el proyecto liberador más avanzado, refrenda Pablo González Casanova.

Analizar o lamentar el presente no basta; qué hacer es un precepto que siempre debe acompañarnos, afirma el sociólogo y antropólogo, quien por la tarde fue investido con el doctorado honoris causa de la Flacso.

Expresa su deseo de escribir “siete tesis correctas” sobre el subcontinente.

Analizar o lamentar el presente no basta. La vieja preocupación de los revolucionarios de siempre es qué hacer, y ese es un precepto que debe acompañarnos también en nuestros quehaceres académicos.

A partir de tal afirmación, el sociólogo y antropólogo mexicano de origen alemán Rodolfo Stavenhagen (Frankfurt, 1932) expresó ayer su deseo de escribir el texto de las siete tesis correctas con las que América Latina logre liberarse en el siglo XXI.

Tal desafío le fue planteado por su colega, amigo y maestro Pablo González Casanova durante la plática magistral con la que este viernes fue clausurado el simposio internacional Nuevas miradas tras medio siglo de la publicación de Siete tesis equivocadas sobre América Latina, de Rodolfo Stavenhagen.

Durante la charla, efectuada en El Colegio de México (Colmex), González Casanova refrendó su convicción de que América Latina tiene el proyecto liberador más avanzado de la humanidad para enfrentar la crisis terminal del sistema capitalista mundial.

“Noam Chomsky ha dicho que es aquí, en este territorio del mundo, donde se encuentra el proyecto de liberación más avanzado, y es cierto. Se encuentra en Cuba y la (selva) Lacandona, y hay que estudiarlos a fondo, porque son los proyectos que van a mover la historia en la que ustedes van a vivir”, afirmó el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Defensa de los pueblos indios

En su intervención, tras recordar los lazos de afecto personal e intelectual que mantiene desde hace muchos años con Stavenhagen, González Casanova situó la publicación de las Siete tesis… en un momento de profunda crisis del populismo y el desarrollismo en América Latina, al tiempo que en esta región aparecían nuevas formas de plantear alternativas al capitalismo y el imperialismo.

Resaltó que en el artículo de Stavenhagen se destaca una defensa de la cultura de los pueblos indios y su participación en la civilización, lo cual era muy importante dentro de un país que pretendía haber superado ya el racismo pero en el que, hasta el día de hoy, hay remanentes de un colonialismo y desprecio del hombre blanco ante la representación de lo indígena.

El sociólogo aclaró que, a diferencia de lo que muchos creen y afirman, ni él ni Stavenhagen son indianistas: “Nosotros estábamos en contra del indianismo como del nacionalismo; seguíamos la consigna de José Martí, que decía patria es comunidad”.

En su turno, Rodolfo Stavenhagen contó la historia intelectual de las Siete tesis equivocadas sobre América Latina, la cual se remonta a sus años de estudiante en la Escuela Nacional de Antropología e Historia y sus estudios de doctorado en París, donde, de forma respectiva, descubrió las problemáticas del ámbito latinoamericano y del tercer mundo, así como del medio indígena.

Recordó que en esa época las ciencias sociales apenas comenzaban a ser institucionalizadas y prevalecían dos corrientes hegemónicas: la empírica y la teórica marxista, las cuales no satisfacían su inquietud para entender las problemáticas latinoamericanas.

Según Stavenhagen, dicho texto “echa una mirada a una América Latina en plena ebullición, pero en la que se podía tener una visión optimista del futuro”, y afirmó que las condiciones ahora son desoladoras, ante la desintegración y el fracaso del Estado nacional como eje central de estrategias públicas para beneficio de las mayorías.

“Algunos ya hablan de crisis de civilización o fin de época, pero sin saber cuál podría ser la etapa siguiente. Las predicciones son cada vez peores sobre la catástrofe ambiental creada por el capitalismo que amenaza la sobrevivencia misma de la humanidad”, observó.

En la charla estuvieron presentes Francisco Zapata, por el Colmex; Francisco Valdés, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Fernando Castañeda, director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, y Arturo Alvarado, director del Centro de Estudios Sociológicos del Colmex.

El moderador fue el periodista Luis Hernández Navarro, coordinador de Opinión de La Jornada, quien destacó que la publicación del artículo Siete tesis equivocadas sobre América Latina, lo mismo que el de otra obra referencial para las ciencias sociales nacionales, La democracia en México, de Pablo González Casanova, en 1965, ocurrió en un contexto nacional de gran efervescencia política y social.

Un año antes había sido derrotado el primer gran movimiento social en el país, el de los médicos; estaban en la cárcel los líderes ferrocarrileros; había sido asesinado el dirigente campesino Rubén Jaramillo; estaban los aires de la Revolución Cubana flotando por todo México; y el 23 septiembre de 1965 surgiría la primera guerrilla en territorio nacional, con el asalto al cuartel de Madera, en Chihuahua, señaló.

Compromiso y congruencia

Por la tarde, tuvo lugar la ceremonia en la que Rodolfo Stavenhagen fue investido por la facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) con el doctorado honoris causa, la distinción más importante conferida por esa institución educativa latinoamericana.

En los 57 años de la Flacso, sólo ha sido entregada a otras seis personas, entre ellos tres ex presidentes, dos de Brasil, Fernando Henrique Cardoso y Luiz Inácio Lula da Silva, así como uno de Chile, Ricardo Lagos.

El director de Flacso México, Francisco Valdés, precisó que este reconocimiento se otorga a escala regional y destacó que el sociólogo y antropólogo se hizo merecedor por su distinguida carrera académica, sus importantes publicaciones, su papel esencial de consolidación de la Flacso y sus servicios a la comunidad y la humanidad.

“A lo largo de su vida ha sostenido un firme compromiso con la sociología, la antropología, los derechos humanos y los pueblos indígenas; es un hombre congruente con su vocación y su ejercicio profesional”, subrayó.

Por: Ángel Vargas
Periódico La Jornada
Sábado 27 de junio de 2015, p. 3
Foto Carlos Ramos Mamahua

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: