Gobierno de Oaxaca abandona hospitales y destina 600 mdp a Centro de Convenciones

Publicado el junio 30, 2015, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

CCCO-1-c-440x293
La maqueta del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca. Foto: Especial

El asesor técnico del Corporativo de Apoyo y Defensa para los Constructores Oaxaqueños (CADCO), Efrén Robles Gabriel, aseguró que el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca es un negocio de tres bandas que únicamente beneficia al secretario de Turismo, José Zorrilla.

Pedro Matías, Oaxaca, Oax. (apro).- 29 de junio de 2015

Para cubrir ese conflicto de interés y cerrar las pinzas del negocio, añadió, se creó el Fideicomiso para el Desarrollo Logístico del Estado de Oaxaca (FIDELO) con la complicidad del gobernador Gabino Cué, que además nombró como titular de ese organismo al primo del secretario de Turismo, Francisco David Zorrilla Ruiz.

Robles Gabriel calificó como “insultante” que el gobierno estatal destine 600 millones de pesos para el centro de convenciones, cuando existen situaciones verdaderamente apremiantes en el estado, entre ellos la salud y la educación.

Por su parte, el secretario del Corporativo, Julio César Aquino, precisó que con los 36.9 millones de pesos que costó la realización del proyecto del Centro de Convenciones, hubiera alcanzado para la operación de 10 años del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, que en días recientes paró labores ante el peligro de desaparecer por falta de apoyo gubernamental.

Y Robles Gabriel detalló que con los 185 millones que se destinaron únicamente para la construcción del estacionamiento de cinco niveles para 613 cajones, podrían haberse edificado 600 aulas en escuelas de la periferia de esta capital que se encuentran en condiciones paupérrimas.

La magnitud de este proyecto rebasa límites, ya que el costo total es de 600 millones de pesos, cantidad con la que se podrían construir 200 kilómetros de carretera, casi la mitad de la vía rápida Oaxaca-México, apuntó.

Según el asesor técnico del CADCO, la triangulación del negocio es clara porque, por una parte, el secretario de Turismo tiene intereses en el hotel Victoria; por otra parte, reviven el fideicomiso para poder contratar y administrar la obra, y en tercer lugar trascendió que una importante cadena hotelera (cuyo nombre se ha guardado celosamente) adquirió el Hotel Fortín y el gobierno debe cumplir con ese requisito del centro de convenciones.

Por separado, el Frente en Defensa del Cerro del Fortín (FDCF), formado por Pro-Oax y vecinos de la colonia Guelaguetza, anunció que dejó fuera del grupo de organizaciones civiles al CADCO, debido a que ese grupo tenía intereses políticos en la lucha para salvar las áreas naturales en las que se construye el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca en el parque de “La Amistad”.

El representante de los colonos, Ricardo Villavicencio Barras, señaló que en la presentación del FDCF, el presidente de CADCO presumió contar con análisis sobre la obra del Centro de Convenciones y de abogados especializados en el tema, pero “no aportan nada, ni sus abogados, solo fueron una pantalla”.

Por su parte, el presidente del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca (Pro-Oax), José Márquez, reiteró que en el Frente en Defensa del Cerro del Fortín no hay cabida a grupos protagónicos, pues en este movimiento el interés es único y colectivo: salvar al Cerro del Fortín

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: