Carta abierta a don Claudio X. González

Publicado el Julio 3, 2015, Bajo Nacional, Noticias, Autor Ocelotl.

Facebok Las Escuelas Jodidas de México

Claudio IClaudio II

Estimado don Claudio,

Primero que nada confieso mi estulticia por no saber distinguir quién es quién. Tengo entendido que hay dos de ustedes, padre e hijo. Espero que no salga un espíritu santo. Pero para no ofender me dirigiré entonces a usted como don Claudio-Claudio.

Mire don Claudio-Claudio, lo que quiero hacer aquí es que los lectores lo conozcan, por lo menos de lo que he podido escarbar. También presentaré los que creo son sus objetivos, reseñaré sus capacidades y presentaré las posibles acciones que tomará a continuación. Esto no es nada del otro mundo. Es una técnica estándar de la inteligencia militar.

Por principio usted don Claudio-Claudio, por razones de ser directivo de la Kimberly, está íntimamente ligado a James Sensenbrenner, congresista republicano, cuya familia son los principales accionistas de la Kimberly. Este fulano presento en el 2005 una iniciativa de ley por la cual se ejercerían castigos durísimos a los inmigrantes ilegales en EEUU. Es decir, una abuela que tiene ya 40 años en EEUU si fuera arrestada podría ser refundida en la cárcel por el resto de su vida. Me atrevo a decir, don Claudio-Claudio que este fulano Sensenbrenner es un racista. Usted seguro lo ha de conocer en persona, don Claudio-Claudio. ¿Le reclamó siquiera al gringo racista este lo que hacía? Yo no sé usted, don Claudio-Claudio pero yo en su lugar hubiera vendido todos mis activos en Kimberly y hubiera roto toda relación de negocios con ese gringo asqueroso y racista. Pero por supuesto no hay punto de comparación entre usted y yo, don Claudio-Claudio; yo soy patriota, yo defiendo a mi raza, y todavía tengo algo de vergüenza.

Continuemos don Claudio-Claudio. Afirmo que usted es un criminal evasor de impuestos. Verá, allá por el 2012, la Jornada, basándose en datos de hacienda, publicó que la Kimberly Clark de México, que usted dirige y de la cual usted posee activos, debía al fisco 1869 millones de pesos. ¿Los pagó ya don Claudio-Claudio? ¿Se los condonaron como hicieron con los $2,284’400,000 que debía el cara de muerto Azcárraga de Televisa? ¿o debe aún más?, ¿de qué privilegio goza usted para que Hacienda lo trate con tantas consideraciones? ¿Acaso cuando va a defecar huele a rosas? ¿La virgen le habla? ¿Qué diferencia hay entonces entre usted y el ciudadano de a pie, el asalariado, al cual Hacienda sangra rete bonito? Y no me venga que es porque usted “da empleo”. Bien conocidos son los salarios de hambre y la manera en que la Kimberly trata a sus empleados como animales. ¡Y encima se asocia con un gringo racista y evade impuestos! ¡Usted no tiene vergüenza, don Claudio-Claudio!.

Usted, don Claudio-Claudio, es gran amigo y socio de negocios del torturador argentino Domingo Cavallo que trato de implantar una transa llamada el Registro Nacional de Vehículos o RENAVE. Eso fue expuesto y el fulano regresó, me imagino, a dar lastimas en Argentina. También a usted, don Claudio-Claudio, lo han homenajeado los tristemente famosos Legionarios de Cristo. Me imagino, don Claudio-Claudio que usted fue de los que protegieron e impulsaron al padrecito Marcial Maciel. De seguro, don Claudio-Claudio, recibió usted la hostia (saladita) de la mano pegosteosa del padrecito Maciel, bendecida ésta por la proteína de Cristo Rey. Si se junta usted con semejantes rateros y degenerados, don Claudio-Claudio, y encima es socio con gringos racistas, y negrea a sus empleados, y es un criminal evasor de impuestos, ¿Qué clase de autoridad moral puede usted tener, don Claudio-Claudio, para opinar sobre los asuntos de la república?

Hablemos ahora acerca de su odio a los maestros, don Claudio-Claudio. Y si, sostengo lo escrito, usted odia a los maestros. No los entiende. Seguro, como su servidor, es egresado de escuelas particulares. ¿Cómo puede usted entender lo que hacen los maestros mexicanos? ¿Ha caminado usted alguna vez kilómetros por la sierra para llegar a una comunidad perdida en un cerro donde casi nadie habla español don Claudio-Claudio? ¿Ha tenido alguna vez que hacer sus necesidades en el monte? ¿Limpiarse con hojas? ¿Ha compartido los humildes alimentos con los habitantes de esos cerros? ¿Ha tenido que lidiar con chamacos enfermos –y no, no hay clínicas ni nada disponibles—o que se le desmayan de hambre durante la clase? ¿Les ha tenido que compartir del itacate que usted lleva porque están rabiando de hambre? ¿Vamos, don Claudio-Claudio, el amigote de degenerados y rateros y racistas, el empresario explotador, sabe usted o tiene usted la mínima idea de a que huele la pobreza? Lo dudo don Claudio-Claudio. Usted no tiene ni un gramo de empatía a sus semejantes aunque se llene la boca de hostias con la proteína de Cristo Rey y proclame la caridad cristiana.

Probablemente es usted un psicópata, don Claudio-Claudio. Sus arranques de furor y rabietas son bien conocidas. Pero lo que probablemente causó su odio visceral hacia los maestros es la corretiza que le dieron los docentes de Oaxaca en febrero del 2013 cuando no lo dejaron rebuznar sus filípicas contra los maestros. Usted, don Claudio-Claudio, tuvo que salir huyendo por la puerta trasera del hotel donde iba a hablar. Lo que me indica, don Claudio-Claudio, que no sólo es usted un amigote de degenerados, rateros, racistas, empresario explotador, y evasor de impuestos sino que también es usted un infeliz cobarde. Ciertamente, es muy diferente llamar “huevones” a los maestros desde un set de Televisa donde le hacen preguntas papita para que se luzca y otra cosa es decírselo frente a frente a esos docentes. Sin embargo, don Claudio-Claudio, si tiene razón en llamarlos “huevones” a esos docentes…y es porque tienen lo necesario, bien testículos u ovarios, para reclamar y defender sus derechos. Cosa que a usted le faltan, cobarde.

Ahora usted, don Claudio-Claudio, se ha inventado su bodrio llamado Mexicanos Primero. Desde esa organización usted despotrica en contra de los maestros y los sataniza constantemente. Analicemos entonces sus capacidades y objetivos. Bien, acerca de lo primero, estas son ilimitadas. Usted tiene derecho de picaporte en los Pinos. El arzobispo lo recibe de ahí que tiene el oído de los mochos. Sus objetivos son evidentes para mí: 1) destruir la educación pública en México y 2) hincharse más de plata logrando el punto 1). Probablemente sus motivos para el 1) sean motivados también por racismo que le comparte su socio Sensenbrenner. No nos hagamos tontos. Usted y la cúpula empresarial son criollos. ¿Qué diablos le importa que se eduquen los “indios pata rajada” en esos cerros perdidos? No vaya uno de ellos a salir tan anticlerical como el zapoteco y les vaya a quitar sus prerrogativas y privilegios otra vez a los curas, ¿verdad? Y aún si contamos a toda la población mexicana a la que usted, imbuido por las ideas de su socio Sensenbrenner, probablemente desprecia no dudo que usted no quiere que se eduquen. Para usted solo sirven para peones. Y si necesita usted ingenieros para sus plantas, la Kimberly gringa bien le puede mandar unos güeritos, aunque solo tengan prepa y rebuznen, usted se asegurara que les den los puestos y privilegios de un profesionista.
Pero desglosemos la manera en que usted quiere hincharse de plata. Por principio a través de Mexicanos Primero ha empezado a ofrecer unos cursos patito quesque para capacitar a los maestros para pasar la evaluación. Tal es la desesperación y ansiedad de muchos docentes, don Claudio-Claudio, que muchos han pagado las altas tarifas de esos cursos. A la mejor es una manera de dar una mordida. Digo, ¿si un maestro paga el curso usted, don Claudio-Claudio, moverá sus “palancas” para que no lo reprueben? ¿Sabe que es eso, don Claudio-Claudio? Se le llama extorsión. Así que añadiremos ese crimen a su amistad con degenerados y rateros, su sociedad con gringos racistas, el ser un empresario explotador, un psicópata, un criminal evasor de impuestos y un cobarde.

Pero tal vez unos cursos patito serían muy poca plata para usted. Vera, en vista de sus capacidades e intenciones, he concluido en lo que probablemente es su plan de acción, don Claudio-Claudio. No dudo que pronto impulsara usted en mexica “el bono por la educación”. Esta es una gringadera republicana (a lo mejor el racista Sensenbrenner le sopla la idea quedamente en el oído cuando están acurrucaditos, don Claudio-Claudio.) A los gringos racistas no les parece bien que sus hijos se rocen con los negros o los mexicanos. De ahí que inventaron esos bonos para que el gobierno les subsidie las colegiaturas de sus hijos en escuelas particulares. Las escuelas públicas, con cada vez más proporción de negros y mexicanos, se pueden ir al diablo por lo que toca a estos racistas, don Claudio-Claudio.

Entonces, don Claudio-Claudio, por ahí, creo, viene el toro. Aprobaran esos bonos en el congreso, donde usted tiene hartos complices. Pero no, no se los darán a cualquiera. Si usted quiere recibir uno tiene que dar su credencial de elector el día de las elecciones y el régimen se asegurara que el voto ese seguirá para sus partidos. Así el régimen se perpetuara. Pero aún hay más, don Claudio-Claudio. Usted y los otros empresarios criminales y explotadores y evasores de impuestos crearan escuelas particulares patito y al vapor. Contrataran, con suelditos aún más miserables, sin prestaciones, a los maestros que “tronaron” la evaluación. (O tal vez será más fácil contratar teporochos, total.) Como saben que los pueden correr de inmediato no van a poder protestar si las escuelas patito de usted son tan mortales como la Guardería ABC. Y claro, el dineral que se asignara a esos “bonos de la educación” será para su bolsillo, don Claudio-Claudio. Esa es la movida don Claudio-Claudio. Ahí es donde usted se hinchara más de plata. Y claro, abundaran los idiotas que se alegraran de que mandan a sus hijos a una escuela particular del extorsionador, amigo de rateros y degenerados, socio de gringos racistas, empresario explotador, evasor de impuestos, y cobarde de don Claudio-Claudio X. González.

Conozco lo humildes de mis medios, don Claudio-Claudio. Sólo tengo esta pluma chilera. Creo que la única manera de detenerlo a usted y a los políticos con los que está coludido para destruir la educación pública en México es exhibir las condiciones vergonzantes bajo las que los maestros, muchas veces superando lo heroico, dan clases y tratan de abrirle los ojos a la niñez mexicana. Esto lo hacemos a través de nuestra página “Las Escuelas Jodidas de México” (ver https://www.facebook.com/pages/Las-Escuelas-Jodidas-de-M%C3%A9xico/642632855762854). Ahí mostramos las vergüenzas, don Claudio-Claudio. Y también exhibimos los contratos en que dilapidan o se roban el dinero del erario. Para su servidor es evidente, don Claudio-Claudio, que aun a pesar de que el narco gobierno ya entregó la renta petrolera a los gringos todavía habría suficiente dinero para tener escuelas que envidiarían Japón y Finlandia. Pero eso requiere erradicar a los culpables de que las escuelas estén jodidas: 1) el mal gobierno, 2) los empresarios criminales y evasores de impuestos como usted, don Claudio-Claudio, y 3) lo tibios que son los mexicanos para exigir sus derechos y su renuencia a hablarle golpeado a los causantes de sus desgracias. Esperamos que mostrando estas vergüenzas el pueblo de México se indignara al punto que le darán otra corretiza a usted y a los rateros que nos mal gobiernan.

Finalmente, don Claudio-Claudio, su servidor no lo ve a usted como “adversario” como suelen describir los políticos nais a sus oponentes. No, don Claudio-Claudio, usted es mi enemigo y el enemigo del pueblo de México. No hay punto de acercamiento entre el INGAPE y usted. Deje de mandar sus gatos a rogarnos. Es inútil. Y finalizo, don Claudio-Claudio, extorsionador, amigo de rateros y degenerados, socio de gringos racistas, criminal evasor de impuestos, empresario explotador, psicópata, y cobarde le pido atentamente y con el respeto que ustedes se merecen que se vayan, ustedes, ambos dos, mucho a chingar a su madre.

Atte.
Mario Quijano Pavón
INGAPE

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: