Gobierno busca de manera incansable privatizar educación; provoca déficit de talento y estancamiento económico

Publicado el julio 4, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

RecortarEducacion
REVOLUCION 3.0
En los últimos años México ha registrado un déficit de talento, es decir, profesionales con las habilidades necesarias que requieren las industrias de alta especialización, principalmente la energética, de telecomunicaciones, aeroespacial, automotriz, de salud y biotecnología, lo que ha provocado que diversas empresas busquen en otros países a personal capacitado, lo que genera la importación de talento, refiere el estudio elaborado por la consultora de reclutamiento profesional, Hays.

La escasez de talento supone una seria amenaza para las empresas, debido a que un trabajador inadecuadamente preparado se traduce en bajos niveles de productividad.

Otra problemática que ha generado déficit de talento en el país, el cual se podría incrementar hasta en un 3 % en los próximos años, según la Federación Mundial de Asociaciones de Recursos Humanos (WFPMA), es el constante distanciamiento entre el sistema educativo y las necesidades del mundo empresarial e industrial, que año con año mantienen mayores problemas para obtener candidatos idóneos para sus distintas plazas laborales.

De acuerdo con la encuesta Escasez de Talento 2014, los patrones aún tienen dificultades para cubrir sus puestos de trabajo:

  • El 35% de los encuestados afirma que los candidatos carecen de competencias técnicas.
  • El 31% afirma que no existen candidatos adecuados para sus puestos de trabajo.
  • El 25% afirma que los candidatos no cuentan con la experiencia necesaria para cubrir los puestos.
  • El 19% afirma que los candidatos no cuentan con las competencias requeridas en su lugar de trabajo.
  • El 13% afirma que los candidatos buscan mayor sueldo al ofrecido.

“Las consecuencias para el país, se traducen en un impacto directo en su productividad y por ende, en su economía, que vería estancado su factor de crecimiento. Es por ello que es urgente que se invierta y sostenga una nueva generación de talentos, para dar un paso más hacia el desarrollo, dentro del contexto mundial; el déficit ha sido generado por la indiferencia que han mantenido los últimos dos gobiernos, con respecto a la preparación e investigación científica, principalmente, pero también en otros rubros como la cultura y las ciencias sociales”, afirma Gerardo Villasana, especialista en recursos humanos y relaciones laborales.

Además segura que, “desde el año pasado, uno de cada 12 puestos laborales en el país no ha podido ser ocupado por empleados nacionales, debido a la carencia de capacidades, perdiendo ellos como profesionistas, y generando un gasto mayor a las empresas que tienen que solicitar candidatos extranjeros, esto incluso cuando diversas empresas han generado proyectos dirigidos a las dependencias gubernamentales competentes para realizar convenios, que permitan soluciones satisfactorias para empleador y empleados, sin embargo nunca han recibido respuestas”.

Explica que cuando una empresa solicita los servicios de una agencia de colocaciones, para cubrir una plaza que necesite altos conocimientos y experiencia, el tiempo que se tardan en conseguir al candidato puede ser mínimo de cuatro meses y máximo, hasta un año. “En el país son contadas los profesionistas altamente especializados, por eso se le ha recomendado al gobierno que genere oportunidades de educación y capacitación para los jóvenes que tienen el talento, pero no los medios para desarrollarlo, sin embargo la problemática simplemente se va incrementando año con año, y dadas las prioridades de este sexenio, posiblemente el decrecimiento económico se acelere aún más”.

Villasana asegura que el escaso talento mexicano, proviene en su mayoría de universidades privadas, quienes cuentan con programas de trabajo y académicos que han instaurado a fin que sus alumnos y egresados se preparen en ramos poco explorados, es así como son ellos los que obtienen mejores puestos de trabajo, “dejando como siempre sucede en este país, al necesitado estancado y sin posibilidad alguna de desarrollo”.

Por su parte la especialista en negocios internacionales y mercadeo, Cristina Solar, asegura que el déficit de talento en el terreno del desempleo juvenil, es debido a que en los últimos años, el papel de la Universidad pública es crítico, en cuanto al acercamiento de los perfiles de los graduados a la realidad del trabajo actual. Por lo cual, “es necesario buscar otros canales de preparación de los jóvenes que les den perspectivas de trabajo y de futuro; se podría empezar pugnando por mayor apertura de matriculas, un paso tan gigante, que evitaría en un primer momento, el riesgo de perder a toda una generación de talento, y lo que ello implica para el crecimiento social y el bienestar de un país”.

“Si escudriñamos más a fondo el problema, podemos encontrarnos no solamente en el punto donde la Universidad no está formando aquello que demanda la empresa, en materia de perfiles profesionales muy especializados, como las ingenierías o la tecnología, sino también claramente nos damos cuenta que hace falta generar estos profesionales, desde el punto de la estimulación de este tipo de vocaciones, lo cual forma parte del papel de la educación media superior, sitio que pareciera estar deshausiado, desde el 2000, por gobiernos que incesantemente buscan convertir a los jóvenes en obreros y no en líderes”, afirma Solar.

Puntualiza que, “mientras en muchos países se implementan como necesidad básica, programas de alfabetización tecnológica a edades muy tempranas, lo cual unido a que los niños están cada vez más cercanos a la vertiente tecnológica del mundo actual, puede dar lugar a que se incrementen estos perfiles en el futuro, este gobierno busca de manera incansable privatizar la educación, una respuesta más al porqué del déficit de talento”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: