El eurogrupo exige a Grecia más compromiso para reiniciar diálogo

Publicado el julio 12, 2015, Bajo Internacional, Autor LluviadeCafe.

017n1mun-1

Periódico La Jornada
Domingo 12 de julio de 2015, p. 17
Foto Ap
Bruselas.

Los escépticos ministros de finanzas de los países que comparten el euro pidieron a Grecia que vaya más allá de las dolorosas medidas de austeridad que el viernes fueron aprobadas por el Parlamento griego.

Los ministros europeos solicitaron más compromisos y esfuerzos para reanudar negociaciones sobre el nuevo plan de financiamiento a tres años que solicitó el gobierno del primer ministro, Alexis Tsipras, a pesar de que el flamante proyecto de reformas presentado al eurogrupo ignora la victoria del no a la austeridad que se impuso en el referendo del 5 de julio y es compatible con anteriores iniciativas de los acreedores.

Después de siete horas de intensa discusión, los ministros suspendieron las pláticas con el ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, y anunciaron que el encuentro se reanudará este domingo, horas antes de que inicie una nueva cumbre extraordinaria de jefes de gobierno de la Unión Europea (UE), quienes tendrán la última palabra sobre un posible acuerdo con Atenas.

Funcionarios allegados a las pláticas señalaron que los acreedores desean más compromisos específicos y obligatorios de Atenas para asegurar que cumplirá sus promesas. El consenso general fue que las propuestas griegas son demasiado escasas y tardías, según una de las fuentes.

La reacción de los ministros del eurogrupo causó sorpresa, porque analistas griegos y europeos consideran que la oferta de Atenas, enviada el jueves a la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, es similar al programa presentado por los acreedores a Grecia el 25 de junio, la cual rechazó Tsipras y motivó su llamado al referendo, en el que 61 por ciento de electores griegos dijeron no a la austeridad y a mayores impuestos.

Durante la reunión ministerial, Alemania y los países bálticos (Lituania, Estonia y Letonia) fueron nuevamente los más reacios para aceptar el plan griego y argumentaron que si bien fueron incorporadas algunas de las medidas planteadas por el eurogrupo en junio pasado, estas acciones correspondían a un proyecto de financiamiento por cinco meses y no por tres años, como ahora propone Grecia.

Tuvimos una discusión profunda sobre las propuestas de Grecia, sobre la cuestión de la credibilidad, la confianza y, naturalmente, sobre las cuestiones financieras, pero no hemos terminado las negociaciones, dijo el ministro holandés de Finanzas y presidente del eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, al salir de la reunión.

La aceptación de reformas tributarias, nuevos impuestos y privatizaciones significan un giro en la posición de Tsipras, quien hizo campaña por el no en el referendo, pero el sábado pidió a los parlamentarios de su partido Syriza (por sus siglas en griego) que votaran en favor del plan que facilitaría a Grecia un financiamiento de 74 mil millones de dólares a tres años.

Ante el pleno del Parlamento griego, Tsipras comparó la negociación con un campo de batalla, en el que los soldados enfrentan primero un combate para atravesar después un campo minado, metáfora con la que el gobernante intentó anticipar las dificultades que vendrían en la negociación, una vez que el eurogrupo recibiera la nueva propuesta de reformas.

La prensa alemana publicó este sábado un informe de Berlín, el cual propone para Grecia un escenario temporal de alejamiento de la zona euro por cinco años si no mejora las propuestas de su nuevo plan. El documento fue filtrado a la edición dominical del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

El documento fue elaborado con base en debates de la canciller federal, Angela Merkel, su vicecanciller Sigmar Gabriel y el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quienes, sin embargo, mantuvieron como opción preferente la de que Grecia acometa las reformas y siga en la zona euro.

Sin embargo, el ex ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, quien renunció el lunes pasado para facilitar a Tsipras la negociación con los acreedores, acusó a Schäuble de pretender cerrar la zona euro a Grecia para amedrentar a los franceses y obligarlos a que se sometan a un modelo donde impera una severa disciplina.

El giro de Tsipras lo puso en riesgo de una posible rebelión interna de la coalición Syriza y ante la ruptura con Anel, acrónimo del partido nacionalista y conservador con que la Coalición de Izquierda Radical se alió para alcanzar la mayoría en el Parlamento y ser llamado a formar gobierno, después de las elecciones de enero pasado. Su único punto de coincidencia era el rechazo a la imposición externa de un programa recesivo y austero.

Cameron prepara referendo sobre la UE

En Gran Bretaña, mientras tanto, la prensa local informó que el primer ministro David Cameron quiere que Reino Unido quede excluido de algunas regulaciones laborales de la UE, como parte de su renegociación con Bruselas.

Cameron se ha embarcado en una estrategia para renegociar la relación del país con la UE en algunas cuestiones como el sistema de bienestar, la migración y la competitividad antes de celebrar un referendo sobre la permanencia en el bloque europeo, votación que tendrá lugar antes de finales de 2017.

Siguiente
Subir al inicio del texto

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: