Fracking: abren más de 900 pozos en seis estados @erika_contra

Publicado el Julio 14, 2015, Bajo Investigación, Petróleo, Autor Gloriamlo.

niveles-contaminacion-300

Emiliano Zapata es una población en donde la explotación de petróleo y gas ha dejado una gran mancha ambiental y social. Los habitantes de la zona saben que sus tierras y fuentes hídricas son codiciadas por empresas extranjeras para seguir extrayendo los hidrocarburos del subsuelo; ahora la amenaza es que sea a través de la fractura hidráulica o fracking, que ha comenzado en la región totonaca de Veracruz. Informes oficiales indican que en rededor y en el estado ya iniciaron las pruebas con fracking, al igual que en Coahuila, Nuevo León, Puebla, Tabasco y Tamaulipas, desde 2003, con más de 900 pozos. Las compañías involucradas: Pemex, Dowell Schlumberger, BJ Services Company y Halliburton

Érika Ramírez @erika_contra
12 de julio de 2015
Emiliano Zapata, Papantla, Veracruz. El olor a chapopote entra por las fosas nasales para pegarse de un solo golpe al olfato; la garganta se defiende, carraspea; la lengua saliva, trata de desaparecer esa desagradable sensación al paladar que entró por la fuerza desde la respiración; el ambiente pesa como si la nata negra se hubiera pegado también al sudor del cuerpo; la cabeza comienza a punzar. El calor es extenuante, húmedo, agobiante.

El derrame de petróleo sobre el arroyo Los Tejones cubre lo que todavía queda visible, pequeñas especies de peces se aprecian entre burbujas del líquido espeso y tóxico. Sobre un par de tubos cuelgan plásticos, semejantes a grandes bolsas pretenden estancar el avance del derrame, sin servir de mucho. El aroma sube a pie de la carretera, apenas unos minutos antes de llegar a la comunidad de nombre revolucionario.

Éste es tan sólo uno de los problemas que enfrentan continuamente los más de 2 mil habitantes de esta población indígena totonaca, a la que le ofrecieron progreso y desarrollo con la presencia de Petróleos Mexicanos (Pemex) hace más de 50 años.

Aquí la instalación de pozos de petróleo invade las tierras productoras de cítricos; hay 66 en la zona, pertenecientes al yacimiento San Andrés. Junto con los de otras 10 comunidades veracruzanas, suman 372 pozos.

No al fracking
La amenaza de una nueva explotación de hidrocarburos recae en el estado y en la región, pues documentos oficiales revelan que se ha empezado a practicar la fractura hidráulica (fracking) en más de 300 pozos en el estado.

Aquí, en las paredes de algunas viviendas ya se muestra el rechazo a este tipo de extracción; es así como la imagen de un colorido Tláloc se contempla con una pancarta que sentencia: “¡No al fracking!” Para los habitantes de aquí es claro que con esa nueva técnica de explotación la contaminación incrementará a la par de su deterioro de vida.

Son vecinos de la explotación del petróleo que corre por debajo de sus casas, y que provoca la quema de gas a pocos metros de sus viviendas, la pérdida de cultivos citrícolas (principalmente) y de algunas formas de alimentación, como la pesca; además de la judicialización de una manifestación social en contra de la presencia tan cercana de Pemex (otrora paraestatal y hoy empresa productiva del Estado) que ahora comparte trabajos con la venezolana Oleorey.

Fuente: Investigación completa en contralinea.info

Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: