Gobierno trata de imponer tren México-Toluca; “nos preocupa que lo pretendan desarrollar en una zona de minas”

Publicado el Julio 22, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

TREN TOLUCA
Imagen:Radiofórmula
REVOLUCION 3.0
Las obras correspondientes al proyecto del tren interurbano México-Toluca continúan, esto a pesar de las afectaciones que traerá consigo, para los vecinos de la zona de Santa Fe, la puesta en marcha de su última etapa.
En diciembre del año pasado se comenzó a perfilar el desarrollo de esta tercera y última etapa del proyecto, la cual corresponde a la construcción del tramo que conectará al tren desde la entrada del Distrito Federal-por Santa Fe-hasta metro observatorio.
Este tercer tramo llama la atención por su magnitud, ya que la obra que permitirá el tránsito del tren, también servirá como viaducto vehicular elevado para “mejorar el flujo de automóviles de la zona”. De esta manera el tren y el viaducto compartirán esta estructura de tres niveles; los vehículos utilizarán el primero y el tercero, mientras que el tren correría en el nivel intermedio.

Ante las dimensiones que representa una construcción de esta índole, los vecinos de la zona del corredor Av. Vasco de Quiroga-Camino a Santa Fe- Camino Real a Toluca (por donde atravesaría esta obra de tres niveles), han expresado su preocupación ante la construcción del proyecto puesto que traería afectaciones a la comunidad del pueblo de Santa Fe.

Marco Polo Vázquez, representante vecinal e integrante de “Vecino Unidos de Santa Fe”, comentó que una de las principales preocupaciones de la comunidad se centra en que la zona del corredor Av. Vasco de Quiroga- Camino a Santa Fe- Camino Real a Toluca se encuentra asentada sobre minas, lo que traería en un futuro hundimientos de la obra.

“Una de las principales situaciones que vemos en la cuestión del proyecto es que no sólo es el tren, a parte, encima del tren, el GDF quiere poner un viaducto vehicular de paga, pero la zona del corredor Vasco de Quiroga está sobre minas (…) al ser una zona de minas, nos preocupa que empiece a haber hundimientos. De hecho seguido hay hundimientos en la zona, si tu circulas sobre la Av. Vasco de Quiroga-Camino a Santa Fe- Camino Real a Toluca, hay lugares donde regularmente sucede esto”, dijo.

En entrevista con Revolución TRESPUNTOCERO, Marco Polo Vázquez aseguró que además de lo antes descrito temen que el gobierno inicie una campaña  de expropiación, con lo que se arrebate a los vecinos de la zona sus hogares. Dijo que vislumbran esta posibilidad, puesto que la obra es muy grande para las dimensiones actuales del corredor.

“Si tú analizas el ancho de la Av. Vasco de Quiroga-Camino a Santa Fe- Camino Real a Toluca, el promedio de ancho es de 16 metros; si ves las columnas de lo que es el 2do piso del periférico, que nada más soporta el viaducto vehicular, son grandes, ahora imagínate de qué tamaño tendría que ser la estructura para poder soportar un tren de alta velocidad y aparte una autopista encima de este tren. Esa es nuestra gran preocupación, no creemos que no vaya a ver expropiaciones”, dijo.

En este sentido, añadió que el gobierno no ha proporcionado a la comunidad del pueblo de Santa Fe la información detallada del proyecto, a pesar que la han solicitado. Dijo que la intención de esto es conocer de manera real cuáles serán las implicaciones de la obra.

“Nosotros llevamos casi un año organizándonos, solicitando información, la cual ha sido muy a cuenta gotas. No estamos pidiendo nada que no nos corresponda. Lo único que pedimos es que nos muestren el proyecto ejecutivo, para nosotros valorar cuáles realmente serían las afectaciones y partiendo de ahí hablar con las autoridades, que analicemos, porque ellos nos argumentan que no va haber expropiaciones, que no va a pasar nada, que nos vamos a poner jardineras y alumbrado (…) Hemos tenidos tres reuniones con las autoridades, realmente ha sido difícil conseguirlas, tuvimos que hacer varias actividades para que nos pudieran voltear a ver. En estas nos explicaban el proyecto muy a grandes rasgos y nos decía que el proyecto tiene que así, y que no podía hacerse de otra manera, imponiendo”, dijo.

Marco Polo Vázquez abundó sobre la problemática del suelo en esta zona de Santa Fe. Señaló que esta situación ha sido estudiada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por lo que han pedido la información generada para poder demostrar que la construcción del proyecto en esta área representaría un peligro. Además, apuntó, se ha pedido al gobierno informar sobre cuáles han sido los estudios que realizaron en cuanto a la viabilidad del proyecto en la zona.

“La solicitud desde un inicio ha sido que nos mostraran cuáles eran los estudios que realizaron para que determinaran que la Av. Vasco de Quiroga-Camino a Santa Fe- Camino Real a Toluca es la mejor opción para llevar a cabo este proyecto (…) Han sido muy reacios al momento de entregar la información, la hemos solicitado por mil y un formas. La respuesta que nos dan ellos es que por cuestiones de seguridad nacional no la entregan”, comentó.

Al respecto manifestó que en una de las reuniones sostenidas con las autoridades, en especial con el subsecretario de Coordinación Metropolitana del DF, Ricardo Ríos Garza, se propuso que  universidades como la UNAM, la UAM o el IPN intervinieran en el proceso y emitirían su punto de vista en cuanto a si es viable o no el proyecto en la zona por las cuestiones del terreno.

“Lo que solicitamos es que nos den información real del proyecto. Tuvimos tres reuniones en las que prácticamente nos decían: “así va a ser el proyecto y no hay vuelta de hoja”, independientemente de las opciones que les presentamos. Nosotros le propusimos a Ricardo Ríos Garza que las universidades públicas den el aval, que la UNAM, el Poli y la UAM den un punto de vista, y si ellas dicen que debe ser como esta planteado lo aceptaremos, pero que nos demuestren que es la mejor opción, con estudios de lo que debe ser. Pero la decisión es unilateral, imposición, de ‘así porque lo digo yo y no me interesa lo demás’ ”.

En este sentido, comentó que la comunidad del pueblo de Santa Fe presentó a las autoridades diversas alternativas en la construcción del proyecto. Detalló que se propuso que el proyecto sea construido en Av. Constituyentes ya que “por las dimensiones de esta vialidad es mejor, no hay tanta concentración de gente, lo cual podría ser más viable. Otra propuesta es la barranca del Rio Tacubaya (…) opciones hay, sólo que dicen que les sale más caro. Pero lo que pensamos nosotros es que le pude salir más caro un problema social que se origine en la zona”.

Además de las propuestas antes mencionadas, Polo Vázquez dijo que se presentó un proyecto alterno de movilidad en donde no se incluye ni viaducto ni tren para optimizar los trasladados en la zona.

El representante vecinal afirmó que si el gobierno mantiene la intención de llevar el proyecto sobre el corredor Vasco de Quiroga-Camino a Santa Fe- Camino Real a Toluca, optaran por interponer recursos legales que detengan la construcción del Tren interurbano y del viaducto. Además dijo que exigen se realice una consulta en la zona para determinar si la comunidad acepta o no el desarrollo de este proyecto.

“Lo que pensamos, y lo que pretendemos es llevar la acción legal. Ahora desafortunadamente no tenemos los elementos todavía para poder llevar a cabo la acción legal. Sin embargo la tenemos contemplada, y ellos se están guardando la información sobre el proyecto, porque si la tuviéremos ya podríamos emprender la acción legal.  Estamos viendo como el gobierno está actuando, como en el caso de los compañeros de Xochicuautla que de un momento a otro, les metieron el decreto expropiatorio. Tememos porque algo similar ocurra acá (…) Otra es que estamos pidiendo la consulta pública en la zona. La ley nos ampara en ese sentido y dice que en obras de infraestructura que afecten a la comunidad pues tiene que ser consultada esa comunidad, de manera previa, con información real del proyecto”, dijo.

Para Marco Polo Vázquez, el proyecto del Tren interurbano y del viaducto sólo beneficiara a los corporativos establecidos en la zona de Santa Fe. Dijo que prueba de ello es que en la construcción no se contempla ni estación del tren ni entrada o salida del viaducto para la comunidad del pueblo.

“Lo que pretenden hacer es sepultarnos, que no se vea lo feíto, porque como se sabe es una zona de bajo recursos económicos, en su mayor parte. En el 98% o 99% es gente asalariada, de pocos recursos y lo que quieren hacer es “que no se vea lo feo”, que lleguen rápido a sus destinos en la zona alta”, dijo.

Añadió que en 1981 esta zona del DF fue afectada ante la ampliación de la avenida. Dijo que en esta época existieron agravios, pues la ampliación tuvo promesas de pago a los pobladores, los cuales nunca llegaron.

“No estamos dispuestos a permitir un daño más a esa zona. Pedimos que se nos informe correctamente la realidad del proyecto, que no los muestre el proyecto ejecutivo. Lo que solicitamos es el cambio de trazo, porque el viaducto vehicular que quiere hacer en la zona no tiene razón de ser. El año pasado, en abril, aprueban la nueva ley de movilidad, la cual el vehículo particular este en el último escaño de prioridades, entonces lo que quieren hacer es priorizar el uso del automóvil, poniendo un segundo piso vehicular, de paga, para  solucionar problemas de movilidad. Mejor que hagan eficiente el transporte público en la zona, es lo que debe suceder”, sostuvo.

La comunidad del pueblo de Santa fe realizó el pasado sábado el foro titulado “ El tren México-Toluca y los proyectos peñanietistas”, en el cual participaron Arturo Chavarría, presidente del Colegio de Arquitectos y Urbanistas del estado de México, así como el senador Alejandro Encinas.

En este, a través de un comunicado, manifestaron que la construcción del proyecto vulnera la vida de la comunidad y demandaron la intención de imponer este megaproyecto.

“Hoy nuestra vida se ve vulnerada por la construcción de un Tren de alta velocidad y una autopista urbana de cuota que el Gobierno Federal (Enrique Peña Nieto) en alianza con el Gobierno del Distrito Federal (Miguel Ángel Mancera) pretenden imponer por el corredor de la avenida Vasco de Quiroga. Bajo el lema de la modernidad y el progreso, pretenden implementar proyectos que, de manera literal, pasarán por encima de nosotros, con el fin de beneficiar a una zona corporativa que avanza en sentido contrario a los valores de nuestra comunidad.

“Debido a la decisión unilateral de las autoridades por imponer un proyecto costoso e innecesario en un momento de crisis económica, política y social, las y los vecinos del corredor de la avenida Vasco de Quiroga hemos decidido mantenernos en pie de lucha para detener la imposición de estos megaproyectos que, de realizarse, nos afectarán de por vida”, manifestaron.

Además aseguraron que la lucha emprendida nos sólo es en contra del Tren Interurbano México-Toluca, sino “contra toda una política de exclusión y discriminación que las y los vecinos de Santa Fe, así como la zona poniente de la Ciudad, hemos padecido por parte de los distintos gobiernos y las grandes empresas”.

“Con actos corruptos, imposiciones y ocultamiento de la información se burlan en nuestras caras. Este Tren es sólo otro eslabón en la cadena de irregularidades que han forjado la historia del desarrollo urbano  en el poniente de la Ciudad y que al día de hoy le han robado al Pueblo de Santa Fe hasta el nombre. Santa Fe ahora son los corporativos, los centros comerciales, las torres, las residencias, el gran capital. Santa Fe ha dejado de ser el Pueblo, su tradición, sus calles, sus fiestas, su gente, sus casi 5 siglos de historia. Nuestra lucha es por reivindicar nuestra identidad, la cual quieren desaparecer en nombre del progreso y el dinero. Nuestra lucha es por defender nuestro patrimonio, nuestros trabajos. Nuestra lucha es por defender nuestra vida, la cual nos quieren quitar por medio de afectaciones, desplazamientos, omisiones y expropiaciones. Y eso no lo vamos a permitir”, sentenciaron.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: