Niños desprotegidos por la interrupción del programa Mideconn, Sedesol pudo evitar muertes por desnutrición infantil

Publicado el Julio 26, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

 

SEDESOL

Imagen:Monitornacional.com

REVOLUCION 3.0
La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) ha asegurado en los últimos meses que se ha logrado disminuir la mortalidad infantil, derivado de la desnutrición, sin embargo ha retrasado el reinicio del proyecto para combatir esta segunda problemática en las zonas más pobres del País.
Como parte de La cruzada contra el hambre se creó el proyecto Modelo Integral de Atención al Desarrollo Social Comunitario, la Nutrición y el Neurodesarrollo Infantil (Mideconn), el cual obtuvo recursos de la Sedesol y al mismo tiempo ha sido uno de los más ‘aclamados’ por las autoridades, quienes aseguran dio a paso a logros en la Montaña de Guerrero, la región mazahua del Estado de México y dos municipios de Oaxaca.

Según Abelardo Ávila, encargado del proyecto e investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, afirma que es lamentable que la segunda fase del Modelo se retrasó por más de medio año, dejando desprotegidos a 15 mil 448 niños.

Explicó que en 2014 la burocracia de la dependencia impidió comenzar el proyecto desde principio de año, por lo cual se tuvo de julio a diciembre para brindar resultados. “El programa debió haber empezado en enero o febrero del año pasado y no debió haberse interrumpido. Hay una enorme burocracia y una gran cantidad de obstáculos para ejercer el presupuesto”, comenta Ávila.

Al mismo tiempo asegura que existe “un terror de todo mundo a las auditorías de la Contraloría y de la Auditoría Superior de la Federación, y entonces lo resuelven trabando los trámites”. Lo cual comenta es aún más lamentable, ya que el año pasado, el Mideconn registró siete muertes de niñas y niños vinculadas con la desnutrición y la pobreza, las cuales podrían haber sido evitadas.

“Por todo el enorme trámite burocrático para poder adquirir los complementos alimenticios, ya no pudimos aportárselos a una niña que falleció”, asegura Ávila, y comenta que “la segunda fase del modelo recibió su primera transferencia de recursos en junio pasado, y los primeros grupos de trabajo ya regresaron a la Montaña, pero los incentivos económicos que se proveen a promotores comunitarios, quienes se encargan de informar a las madres, así como de atender y vigilar a los niños, son bajos”.

El Mideconn planteó que se les proporcionara un salario de 2 mil pesos, pero la Sedesol les solicitó abrir cuentas bancarias, tener firmas electrónicas y darse de alta en Hacienda, lo cual también implica un problema.

Actualmente en México casi 3 % de la población infantil presenta bajo peso, 13.6 muestra baja talla, 1.6 sufre desnutrición aguda y 9.7 por ciento sobrepeso, aseguró Daniel Ramírez Castillo, director general de Alimentación del DIF Nacional, quien consideró fundamental que los programas federales tomen como prioridad a los infantes de cero a seis años, pues representan una inversión al país.

También comentó que según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 6.3 millones de niños murieron en el orbe antes de cumplir cinco años. Agregó que más de la mitad de estos fallecimientos pudieron haber sido evitados con el adecuado acceso a intervenciones médicas simples, pues se trata de padecimientos como la neumonía, complicaciones por parto prematuro y la malaria.

Por su parte la directora ejecutiva de Save the Children en México, María Josefina Menéndez, resaltó que las oportunidades de desarrollo para las niñas y niños en el país están marcadas por “grandes brechas de inequidad” y asegura que existen más de 1.5 millones de niñas y niños que padecen desnutrición crónica y cerca del 30% de infantes entre 3 a 5 años no asisten a la escuela; incluso, dijo, en algunos estados este porcentaje es cercano al 40.

“Frente a estas inequidades que afectan gravemente el desarrollo de la primera infancia es claro que solo será a través de una inversión oportuna, eficiente y focalizada en la infancia más pobre y marginada que lograremos terminar con la desigualdad y romper con el ciclo de la pobreza, tan arraigada en el país”, enfatizó.

Josefina Menéndez subrayó que la inversión en políticas públicas, en todo momento y fundamentalmente en tiempos de austeridad, debe garantizar de manera primordial, que los beneficios lleguen primero a las poblaciones en mayores condiciones de pobreza y marginación y en condiciones críticas de desarrollo.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: