Pese a advertencias, gobierno mantiene proyecto del NAICM en Texcoco; suelos se hunden de 20 a 30 cm por año: OSC

Publicado el julio 29, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

nvo aereopuerto
REVOLUCION 3.0
A pesar de los señalamientos que dan cuenta que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) sobre el Lago de Texcoco no es viable por diversas cuestiones, el gobierno federal mantiene el plan trazado y el pasado 8 de julio dio a conocer 21 paquetes nuevos de licitación para desarrollar este proyecto, que pretende ser el sello de la administración peñista.

Académicos y organizaciones han expresado su preocupación sobre la obra, entre otras cosas, porque el suelo donde se pretende desarrollar presenta características no aptas para un proyecto  de este nivel, además que representaría un atentado contra la población de la zona.

Al respecto el Observatorio Regional Ciudadano de Desarrollo Sustentable-que ha dado seguimiento al proyecto del NAICM-expresó su rechazo ante la actitud del gobierno que no acepta que la zona de Texcoco no es óptima para la construcción de la terminal área. En este sentido criticó el lanzamiento de los nuevos 21 paquetes de licitación, mismos que tendrán un valor de 95 mil millones de pesos.

El Observatorio manifestó que además de pasar por alto el hecho que el terreno elegido para la obra no es óptimo, el gobierno federal no toma en cuenta cuestiones como la difícil situación económica, e insiste en invertir miles de millones de pesos en el proyecto, cuando hay rubros a los cuales se les ha recortado gasto y tienen más relevancia.

“Para el gobierno no importa que la deuda del sector público se haya elevado a 83 mil 704 millones de pesos en los primeros 5 meses de 2015. No importa que la mayor elevación del costo financiero fue el endeudamiento de Pemex. No importa que hoy se esté anunciando un Presupuesto Base Cero el cual, con el pretexto de hacer más eficiente los recursos, se compactan programas, entre otros, dirigidos al sector agropecuario y al desarrollo social, con una visión de seguir apoyando a los grandes empresarios”, expresó.

Asimismo apuntó que el gobierno mantiene el proyecto aunque esto represente perjudicar a las comunidades aledañas a la obra. Enfatizó que no le importa seguir con el plan aun cuando existe el riesgo de un conflicto con habitantes de municipios como San Salvador Atenco, que ante la imposición han emprendido la resistencia.

De igual forma reiteró que las autoridades federales han hecho caso omiso ante los argumentos de expertos que han dado a conocer los peligros de levantar el NAICM en la zona del Lago de Texcoco, entre otras cosas un crecimiento desmedido de la población y afectaciones en el abasto de agua.

“Para el gobierno no importa que expertos hayan señalado que los suelos no son aptos para dicha construcción ya que se hunden de 20 a 30 cm por año y por su carácter gelatinoso cualquier actividad sísmica la potenciaría. No importa que se pretende establecer donde está ubicado el manto acuífero más sobreexplotado del país. No importa que el riesgo de inundaciones se agudice al establecerse en un área cuya vocación natural es la de captación de los escurrimientos naturales de la Cuenca del Valle de México, además de los efectos ambientales y sociales negativos, que con datos duros se ha externado como posible el incremento de 6 millones de habitantes en la zona en un perdido breve”, expuso.

Por lo anterior, y ante “el empecinamiento” de la administración peñista por construir el aeropuerto en el Lago de Texcoco, el Observatorio llamó a las voces críticas que se oponen a la obra a unir esfuerzos y poder crear un Plan de Desarrollo Regional Sustentable, el cual no sólo eche abajo la construcción del aeropuerto, sino que reactiva la zona “con actividades más acordes a la vocación natural e histórica de la región”.

Explicaron que este Plan de Desarrollo debe incluir las necesidades que se han expresado por años, como el priorizar el cuidado del medio ambiente y los recursos naturales. Además de apoyar la vocación natural de la zona la cual es la producción agropecuaria. También insistieron en considerar un programa de reforestación,  de captación de agua de lluvia así como impulsar el turismo.

En lo referente Daniel Cervantes, integrante del Observatorio Regional Ciudadano de Desarrollo Sustentable, expuso que como primera medida se ha iniciado una campaña para la recolección de firmas en aras de rescatar al Lago de Texcoco.

“Creemos que esta propuesta del Plan de Desarrollo no nada más se opone a la construcción del NAICM, sino que es una cuestión viable y que detonaría empleo en la zona. En otras palabras, queremos decir no al aeropuerto pero a la vez promover un desarrollo sustentable de la región”, dijo.

Al respecto, el Ing. José Luís Rico, integrantes del Observatorio, manifestó que las autoridades se han empeñado en asegurar que el desarrollo de la zona donde se pretende realizar el proyecto sólo se logrará mediante la construcción del NAICM.  Enfatizó que ha habido opacidad en el manejo de la información sobre la obra, además que no se han presentado argumentos sólidos que demuestran que la región es la mejor opción para llevar a cabo el proyecto.

“La afectación es de carácter regional. Por lo menos hay 8 o 9 municipios que en mayor medida su desarrollo es un tanto semi-rural. Hay datos de arquitectos que hablan de un disparo de hasta 6 millones de habitantes con la construcción y la pregunta es ¿hacia donde se van a ir?  Pues se irán a estos municipios en donde hay todavía áreas verdes en los que los pobladores producen, incluso en los terrenos “inertes” como dicen las autoridades en la manifestación de impacto ambiental, maíz, alfalfa, entre otros productos”, dijo.

Aunado a lo anterior expuso que los pobladores de esta región no aceptan la idea que sólo con un proyecto de esta índole se pueda lograr un crecimiento, ya que, “nosotros lo que decimos es que hay otras formas que sí son acordes a la región”. Asimismo dijo que para el gobierno los únicos expertos que cuentan son aquellos que avalan el proyecto.

“Sabemos que la principal idea del gobierno es hacer grandes negocios con grandes empresarios y a la sociedad la deja en un segundo término. No le vemos nada bueno al megaproyecto. Tan sólo el establecimiento de grandes empresas que van a estar ligada al funcionamiento del aeropuerto, eso va afectar a la región (…) Nos  manejan información y dicen que (el proyecto) va a ser sustentable, que no va haber problema. Hasta ahorita la escasa información que hay la manejan en el sentido que todo es positivo, pero sólo es un acto de fe porque realmente no hay nada que nos diga a ciencia cierta cómo se pretende llevar cuestiones como la del agua, pues la zona tiene problemas y el proyecto necesitará grandes cantidades. Ellos se cierran al polígono (el terreno del aeropuerto), a las 4 mil hectáreas, pero todo el impacto que va a tener en la región ese no lo señalan”, expuso.

Por su parte Daniel Cervantes manifestó que el proyecto del NAICM debe ser vigilado muy de cerca, puesto que debido a las grandes cantidades de dinero que se destinaran, su impacto repercutirá a nivel nacional.

“Estamos preocupados. Con los 8 mil millones de dólares que costaría esta obra sólo en su primera etapa fácilmente se puede detonar un polo de desarrollo en cualquier otra zona del país. Como ya  se dijo en el estudio de Gerardo Esquivel para Oxfam, México es un país profundamente desigual y una inversión de este tipo, en una zona de la megalópolis, simplemente traería más desigualdad regional, política y económica, concentrando una gran inversión en la zona centro. El proyecto se quiere hacer en un contexto internacional donde la caída del precio del petróleo y el precio del dólar afectan. En un contexto de crisis internacional, es ridículo que se planteé un proyecto que además ambiental, económica y socialmente no es sustentable”, dijo.

Por otro lado, Ricardo Jiménez del Centro de Estudios Municipales Heriberto Jara (CESEM), manifestó que aún las autoridades no han dado respuesta a cuestiones relacionadas con el desarrollo del proyecto y su impacto negativo al ambiente.  Dio que aún queda por resolver cuestiones como el abasto de agua que se verá afectado por la obra.

“Las autoridades aún no aclaran como harán con cuestiones como la calidad de los suelos, el asunto de las aves y el abasto de agua. No queda claro cómo es que han pensado reforestar con árboles que está comprobado que van a dañar al propio ecosistema (…) Las comunidades aledañas a la zona del proyecto tienen muchas dudas, por ejemplo ¿de dónde se va a obtener y quien va abastecer de agua a ese megaproyecto? Es una pregunta que se están haciendo en la región porque de por sí la región se encuentra en una situación muy crítica, los mantos acuíferos más sobre explotados del país están ahí, ahora imaginan dotar de agua al megaproyecto eso va a ser crisis”, dijo.

Falta claridad en el proyecto del NAICM

De acuerdo con Fernanda Hopenhaym de la organización PODER, una de las principales cuestiones que rodean al proyecto del NAICM es la falta de transparencia con la que se está desarrollando. Manifestó que la información otorgada a través de trasparencia es muy poca, con lo que no se cumple el principio de máxima publicidad en las adquisiciones y contrataciones públicas.

En lo referente dijo que debido a esta falta de información, se desconoce, entre otras cosas, las bases de licitación que ya se han presentado, así como cuales fueron los proyectos presentados que competieron para adjudicarse la obra en cuestión.

“Creemos que es clave dar seguimiento a este proyecto porque estratégico, por una parte porque está movilizando miles de millones de pesos, está involucrando grandes extensiones de tierra, y utilizando enormes cantidades de recursos naturales, en este caso la preocupación  mayor es el agua. Por la falta de transparencia no se sabe cabalmente cómo y porqué se invertirá en un proyecto de estas características. Nos hemos preguntado cómo se dio la concesión a este proyecto en particular, no tenemos acceso a los otros proyectos presentados que competieron, no se ha cumplido con el principio de máxima publicidad, ni transparencia en las adquisiciones y contrataciones públicas. Entonces nosotros como ciudadanos cómo podemos tener garantías de que este proyecto fue el más adecuado y el más competitivo”, expuso.

Aunado a lo anterior añadió que en este proyecto la falta de claridad es preocupante, sobre todo por los actores empresariales que están involucrados. “La pregunta que nos hacemos en PODER es por qué se otorga estas concesiones a estas empresas y a estos proyectos, qué intereses hay detrás”.

En lo referente detalló que hasta el momento sólo es posible acceder a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), sin embargo dijo que es importante que se libere la información sobre las condiciones de las licitaciones y qué empresas compitieron.

“Sería importante acceder a cuáles fueron las condiciones de la licitación, quiénes fueron los postulantes, quienes fueron los 3 seleccionados y porqué se seleccionó a este proyecto en particular. Hay algunas premisas: un proyecto puede ser que se otorgue porque es el único contendiente, porque es el más eficiente en el balance de recurso o porque es el más barato Queremos saber si este proyecto realmente, con cuál de las cuestiones cumplen, conociendo las empresas involucradas, sabemos que hay grandes intereses económicos y políticos muy entrelazados.  Entonces por eso saber cómo fueron las condiciones de la licitación, quiénes fueron los otros postulantes y el motivo de porqué se otorgó a este proyecto serían por lo menos los 3 elementos básicos para entender lo que sucede”, dijo.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: