Estar en buró de crédito no es eterno #Entérate sanea tu reputación crediticia

Publicado el Agosto 11, 2015, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

Buró de crédito

El historial que almacenan las sociedades de información crediticia no está tallado en piedra. Conozca su situación para no tener consecuencias a largo plazo.

Irse a Buró de Crédito, como se conoce a las sociedades de información crediticia (SIC), es una de las situaciones más temidas por los usuarios de la banca, ya que con frecuencia asociamos que al formar parte de ellas automáticamente nos hallamos en una lista negra, o estamos boletinados como morosos de por vida.

JUAN TOLENTINO MORALES http://eleconomista.com.mx/- JUL 13, 2015

MONTO DE ADEUDO, FACTOR DETERMINANTE PARA SU PERMANENCIA EN LAS BASES DE DATOS DE LAS SIC

Sin embargo, éste es sólo uno de los muchos mitos que rodean a las SIC, y si bien la información que éstas tienen sobre su comportamiento en el pago de créditos es de gran importancia, ello no implica que no pueda sanear su historial para acceder a otro tipo de créditos que le ayuden a cumplir con sus proyectos de vida, como el automotriz o hipotecario.

Las SIC son instituciones financieras autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, previa opinión del Banco de México y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que proporcionan servicios de recopilación, manejo y entrega o envío de información relativa al historial crediticio de personas físicas y morales, según información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“Buró de Crédito y Círculo de Crédito son las principales SIC en México y no son entes que hagan alguna evaluación sobre si el historial crediticio de una persona es bueno o malo; son empresas privadas que agrupan datos y sacan reportes de la gente”, detalla Freddy Domínguez, director general de ComparaGuru.com.

Si tiene una tarjeta de crédito o es cliente de algún servicio de pospago, como un plan de telefonía móvil o un contrato de servicios como Internet, su información probablemente esté en alguna de las SIC, pero si va al corriente de sus pagos seguramente tiene un historial sano; estar en las SIC no implica que sea moroso.

Si no sabe cuál es su situación en las sociedades de información crediticia, o ya lo sabe y quiere recuperar la reputación de su historial, los expertos le indican por dónde comenzar.

fp_burocredito_14_jul_15

Para mejorar, conozca cómo se construye su historial

El primer paso para comenzar a reparar la reputación de su historial crediticio es identificar los factores que influyen para su estructuración y cómo puede mejorar sus hábitos en cada uno de ellos.

“El principal elemento que se pena en su historial es la morosidad. Siempre que se atrase en un pago se le va a penalizar, sobre todo si se trata de un crédito”, advierte Domínguez.

Por ello, Buró de Crédito, una de las principales sociedades de información crediticia del país, lo conmina a que pague a tiempo cada préstamo y, en caso de que se haya atrasado en sus pagos, asegúrese de ponerse al corriente tan pronto como pueda; así, de manera paulatina, su historial irá mejorando.

Si tiene problemas para pagar, puede ponerse en contacto con su banco u otorgante del crédito correspondiente, ya que pueden ofrecerle un esquema de pagos que le permita modificar su plan de pagos para no afectar su historial crediticio.

Asimismo, es fundamental darle un uso responsable a su plástico o consumo de servicios.

“La tarjeta de crédito no es una extensión de su ingreso disponible, es simplemente una alternativa de pago; pague sus saldos totales y cambie ese paradigma para su beneficio”, conmina el experto de ComparaGuru.com.

Asimismo, y como una manera de prevención, también es recomendable que no adquiera créditos que no necesite; si acude a sus tarjetas como medio de financiamiento, que sea de objetos o bienes que le traerán un beneficio a largo plazo.

Un número mayor de créditos podría ponerlo en riesgo de perder el control de sus deudas, advierte Buró de Crédito; si sólo tiene los créditos que utiliza, podrá tener el control de las fechas y montos de pago en cada uno de ellos y no sobrepasar su capacidad de endeudamiento.

“Cuando en su historial crediticio se refleja que tiene un número importante de cuentas nuevas abiertas en un corto tiempo, podría afectar su puntuación”, añade la sociedad de información crediticia.

Si considera que lo mejor es no recurrir a ningún crédito o servicio de pospago para no endeudarse, recuerde que la ausencia de un historial crediticio también le dificultaría la adquisición de un crédito más importante, como uno automotriz o hipotecario. Lo ideal es que comience a construir su historial con líneas de crédito pequeñas, para que vaya conociendo los instrumentos del mercado y así tenga una sana reputación en las SIC.

¿Es para siempre?

Si por alguna razón olvidó pagar su plan de celular, tranquilícese; por esta falla no será calificado como moroso de por vida. No todos los adeudos están tallados en piedra en las SIC, pero dependiendo de la cantidad que deba, será la fuerza del cincel que marcará su historial.

Para empezar a entender cómo funciona la permanencia de su comportamiento en las bases de datos, debe saber que sus adeudos se cuantifican en unidades de inversión (Udis), por lo que su equivalente en pesos variará según lo que reporte el Banco de México mensualmente.

Dicho esto, si su adeudo es menor a 25 Udis (113 pesos, aproximadamente), éste desaparecerá de su historial después de un año; si es de 500 Udis (2,260 pesos) se elimina luego de dos años y si debe 1,000 Udis (4,520 pesos), será borrado al cabo de cuatro años.

Los plazos comienzan a correr a partir de que su banco reportó un atraso, o desde la última vez que la SIC actualizó su información. No obstante, las SIC destacan que no debe esperar a que la información se borre para mejorar su historial, pues si se pone al corriente en sus pagos se verá reflejado en el mediano plazo.

Si debe una cantidad mayor a 1,000 Udis, ya puede comenzar a preocuparse, ya que estos registros se borrarán sólo pasados seis años, siempre y cuando el crédito no se encuentre en proceso judicial, no haya cometido algún fraude en sus créditos y su adeudo sea menor a 400,000 Udis, es decir, 1.7 millones de pesos, aproximadamente.

Para conocer la salud de su historial crediticio, puede hacer una consulta anual gratuita comunicándose a alguna de las SIC presentes en el país, quienes le solicitarán sus datos personales y algunos de sus últimos estados de cuenta.

Si desea consultarlo dos o más veces en un mismo año, tiene un costo que va desde 53 hasta 240 pesos, dependiendo del medio a través del cual le hagan llegar la información, es decir, mediante fax, mensajería o vía telefónica.

Sanee su reputación crediticia

Si ya se endeudó, no es algo irremediable. Identifique los factores que influyen en la estructuración de su historial crediticio y cómo puede mejorar sus hábitos en cada uno de ellos.

El principal elemento que se pena es la morosidad. Póngase al corriente en sus pagos y paulatinamente esto se verá reflejado en su reporte.

Si tiene problemas para pagar, puede contactar a su banco, ya que pueden ofrecerle un esquema que le permita modificar su plan de pagos.

Recuerde: la tarjeta de crédito no es una extensión de su ingreso disponible, es una alternativa de pago. Liquide sus saldos totales, o por lo menos pague más de los mínimos.

Si considera que es mejor no recurrir al crédito, recuerde que la ausencia de un historial crediticio dificultará la adquisición de un crédito más importante, como uno hipotecario.

Solicite su reporte de crédito por lo menos cada seis meses, para verificar que los pagos que ha realizado se encuentren reportados correctamente.

Nadie puede borrar su historial de crédito o mejorar su calificación mas que usted. Ignore correos, llamadas o invitaciones de empresas que le ofrezcan hacerlo.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: