Deuda pública de estados y municipios no deja de crecer

Publicado el Agosto 21, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

deuda publica
REVOLUCION 3.0
La cifra ya se encuentra en 511 mil 719 millones de pesos, por lo que tuvo un aumento de más de dos mil millones de pesos en seis meses.Aunque el porcentaje de crecimiento es muy bajo -0.39%- la deuda local presenta un incremento que se detonó después de la crisis de 2008 y tocó su punto máximo el año anterior en su proporción con respecto al Producto Interno Bruto (PIB), al mantenerse en 3.1%.
En contraste con lo apenas establecido el pasado martes donde de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), la deuda pública casi se triplicó en ocho años al pasar de 186 mil 470 millones de pesos en 2007 a 509 mil 690 millones de pesos en el último trimestre de 2014, lo que representa 3.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

La Iniciativa de Legislación Secundaria en Materia de Disciplina Financiera de Entidades Federativas y Municipios expuesta este lunes es para establecer un límite al endeudamiento de Estados y Municipios y lo debatirá la Cámara de Diputados al inicio de la legislatura en septiembre
México es un país con un bajo nivel de endeudamiento de estados y municipios si se compara con otras naciones, a penas suma el 2.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, destacó el Secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso, la tendencia va al alza y existen entidades con altas deudas.De acuerdo datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), 75% de la deuda se concentra sólo en 10 entidades, mientras que el 25% restante está repartido entre 22 estados.

Para prevenir que esta situación se agudice y se convierta en un problema financiero mayor, el gobierno federal lanzó una iniciativa que busca poner candados a la obtención de la deuda local y generar una disciplina fiscal que permita que los estados tengan finanzas sanas.

La disposición ya fue turnada a la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados y se destaca la creación de un sistema de alertas que se encargaría de detectar el riesgo de endeudamiento de los estados y municipios de forma oportuna.

Además, la legislación secundaria establecería la transparencia y la eficiencia como requisitos para la contratación de deuda.

Otro cambio fundamental es que los préstamos obtenidos serían garantizados por el gobierno federal con el objetivo de reducir las tasas de interés para quienes soliciten los créditos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: