En medio de insultos y golpes políticos, AMLO mantiene simpatía de la sociedad y su voto

Publicado el Agosto 23, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

AMLO 31-mayo-Neza
REVOLUCION 3.0
“Agarraditos de la mano”, fue la expresión que usó Andrés Manuel López Obrador, líder del partido Morena, en referencia a los nuevos dirigentes de PRI y PAN, Manlio Fabio Beltrones y Ricardo Anaya, respectivamente. Y agregó “Fuera máscaras, serán PRI-AN contra Morena, pero les vamos a ganar, se los aseguro”.López Obrador indicó que sus oponentes son integrantes de la “mafia del poder” que les preocupa el partido político Morena, y por eso las recientes declaraciones que hicieron Beltrones y Anaya en su contra.

Beltrones acusó al tabasqueño de ser un “político amargado”, obsesionado con el poder y con un “pragmatismo locuaz”, que se convirtió en el nuevo ideólogo de la sección 22 del magisterio oaxaqueño. También señaló que el dirigente de Morena ha demostrado que busca el poder por el poder, sin importar las alianzas que en su momento pueda hacer, porque le resulta fácil negarlas después.

“No importa a quién le haga daño, siempre y cuando alcance su objetivo que lo ha llevado al punto de la amargura”, sentenció Beltrones. Ante ello Andrés Manuel calificó a Beltrones como un “mafioso vulgar, como Don Corleone”, y a Ricardo Anaya de “aprendiz de mafioso”.

“Lo que está muy claro es que la mafia del poder le teme a Morena. Podrían aceptar, desde luego, si son del PRI o del PAN, hasta con aplausos los impulsan, si no significan cambios en la política económica, también los aplauden y los impulsan, pues lo que no quieren es que llegue Morena”, aseguró López Obrador.

Rápidamente Manlio Fabio Beltrones, volvió a darle un calificativo a Obrador y aseguró que era “un político descalificador”, además de afirmar que el dirigente de Morena no cambia su discurso y no tiene propuestas.

Sobre la posibilidad de un debate con López Obrador el sonorense sentenció: “Pues solamente que abrieran de nuevo La Castañeda”, refiriéndose al hospital psiquiátrico. Al tomar protesta como nuevo dirigente del PRI, Beltrones aseguró que no dejaría de responder a las provocaciones de los adversarios. “No, el problema y lo que cala es que le hagan caso y que reproduzcan tanta descalificación y las sandeces a las que nos tiene acostumbrado López Obrador”, refirió el priista.

Quien dice no prestar atención a las más recientes encuestas donde Andrés Manuel López Obrador se posiciona como puntero y ha ganado mayor simpatía y respaldo a nivel nacional.

Después de las elecciones de junio pasado, en los que Morena alcanzó el cuarto lugar nacional y desbancó al PRD en el Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador está enfocado en los comicios estatales de 2016 y los presidenciales de 2018. En entrevista para Proceso, afirmó que Carlos Salinas de Gortari terminó por doblarle las manos a Enrique Peña Nieto al imponer como presidente del PRI a Manlio Fabio Beltrones, a quien considera un incómodo adversario para los comicios, dentro de tres años.

“Salinas aprovechó la debilidad de Peña Nieto para meter a un hombre duro, un cuadro del aparato experimentado, de la nomenklatura priista, para frenarme. De eso no tengo la menor duda.” Aseguró que Beltrones representa lo más nefasto del PRI, también afirmó que Peña Nieto “ya dejó de existir políticamente. Cedió el PRI al grupo de Salinas para que ellos busquen retener la Presidencia”.

Recientemente Beltrones recordó la frase creada por el PAN para la campaña negativa que desplegó el entonces candidato de este partido, Felipe Calderón, en las elecciones de 2006: el tabasqueño “representa un riesgo para México”.

“López Obrador se dice consciente de que Beltrones no será pan comido, pero afirma que, como todo el mundo, no es perfecto y tiene una debilidad nada fácil de superar: Infunde temor a la gente”, versa la revista.

Aún con los constantes ataques a López Obrador los números demuestran que el triunfo está a su favor; Si las elecciones presidenciales se realizaran ahora, Andrés Manuel López Obrador conseguiría el 42 % de los votos ciudadanos y contaría con el respaldo del 25 % de los líderes de opinión en el país, por encima de todos los otros posibles candidatos a la contienda de 2018, dio a conocer la encuesta más reciente, realizada por el periódico Reforma. Sin importar el partido donde militen, la intención de voto beneficia principalmente al dirigente de Morena.

En cuanto a las alianzas que podrían llegar a darse con miras a 2018, Andrés Manuel López Obrador ha sido contundente en afirmar que Morena irá solo. Sin embargo, el presidente del PRD, Carlos Navarrete Ruiz ha declarado en días pasados que la Comisión de Diálogo de su partido seguirá buscando un acercamiento entre las izquierdas.

Además aseguró que cuando menos en el Senado, el diálogo entre ambos partidos ya está en marcha. Apuntó que habrá “que esperar unos días para que la Comisión de Diálogo del PRD haga su trabajo”, así como ya ha buscado acercarse con el PT, Movimiento Ciudadano, líderes sindicales, académicos y otros personajes.

López Obrador sigue rechazando dicha idea, y lo dejó ver durante una entrevista, donde afirmó “yo, safo”, a la invitación del gobernador electo de Michoacán, Silvano Aureoles, para que dicha fuerza política formara parte de la administración que encabezará.

“Nosotros no hacemos acuerdos, estas alianzas, con quienes no tenemos coincidencia”, indicó. López Obrador criticó que Aureoles firmó el Pacto por México y avaló las reformas educativa y fiscal, y añadió que así se alió con el presidente Enrique Peña Nieto y lo que llama “la mafia del poder” para dañar al país.

Andrés Manuel López Obrador no ha dejado de figurar en medios nacionales e internacionales, recientemente la revista estadounidense Forbes, ha sido uno de los medios internacionales que ha dedicado trabajos periodísticos sobre el panorama electoral de 2018, asegurando que los mexicanos están hartos del PRI, PAN y PRD y que ante ello la opción para la elección presidencial es nuevamente él.

Anteriormente el periodista Pablo de Llano, quien constantemente hace referencia a López Obrador, aseguró que “sigue siendo la figura más reconocida de la izquierda”, y que “la fortaleza de MORENA es la fortaleza de López Obrador, su reputación de político tenaz e íntegro”.  Además puntualiza que es la “única esperanza para una renovación política mexicana basada en el rechazo a la corrupción”.

Por su parte, el politólogo Andrés Lajous considera que “Morena se presenta como la alternativa: un movimiento de base ciudadana con la integridad por bandera e ideario de izquierda patriótica” y pronuncia: “El político que sobrevive suele ser el que se levanta más temprano”.

Analistas políticos mexicanos han coincidido que la combinación del efecto López Obrador con los números “positivos” que se obtuvieron en el pasado proceso electoral en todo el país, son el detonante que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sea también el puntero y el más fuerte rumbo a las elecciones de 2016.

 

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: