Creció en $262,100 millones la deuda pública interna en 6 meses

Publicado el Agosto 29, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

dinero-600x274
LA JORNADA
El gobierno federal continuó acudiendo al endeudamiento interno y externo para completar los recursos necesarios para su operación ante la caída de los precios del petróleo y una menor plataforma de producción. Así, al cierre de julio de 2015, el saldo de la deuda interna neta del sector público federal que incluye la del gobierno, empresas productivas del Estado y la banca de desarrollo, aumentó 262 mil 100 millones de pesos en comparación con el saldo registrado el cierre de 2014, para ubicarse en 5 billones 66.3 mil millones de pesos.

El Informe sobre Finanzas Públicas y Deuda Pública a julio de este año difundido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) explicó que este crecimiento de 5.4 por ciento obedece a un endeudamiento interno neto durante el periodo enero-julio de 274.1 mil millones de pesos, a ajustes contables al alza de 7 mil 600 millones de pesos y a un incremento en las disponibilidades del sector público federal de 19 mil 600 millones de pesos.

Por su parte, el saldo de la deuda externa neta del sector público federal se incrementó en 12 mil 700 millones de dólares, al pasar de 145 mil 617.4 millones de dólares registrados al cierre del año pasado a 158 mil 300 millones de dólares en julio de este año.

Suben requerimientos

Este aumento de 8.01 por ciento se explica por un endeudamiento neto de 15.9 mil millones de dólares, por ajustes contables a la baja de mil 200 millones de dólares y por un incremento en las disponibilidades del sector público federal de 2 mil millones de dólares.

De esta manera, el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público ascendió a 8 billones 111.4 mil millones de pesos y fue superior en 665.3 mil millones de pesos al de diciembre de 2014.

Los datos oficiales señalan que entre enero-julio de 2015, el balance público registró un déficit de 375 mil 400 millones de pesos, que se compara con un déficit de 326 mil 400 millones de pesos generado en igual lapso de 2014.

Lo anterior se explica principalmente por dos fenómenos temporales que se compensarán durante el año: el menor nivel de los ingresos petroleros que no incluyen los beneficios de las coberturas que se recibirán en diciembre de este año y por las aportaciones de una sola vez a los fondos de estabilización realizadas durante el primer trimestre del ejercicio.

El balance primario presentó un déficit de 138 mil 100 millones de pesos y el balance público sin la inversión productiva resultó en un déficit de 82 mil 400 millones de pesos.

Los ingresos presupuestarios del sector público a julio de 2015 se ubicaron en 2 billones 402.8 mil millones de pesos, monto superior en 4.3 por ciento en términos reales respecto del mismo periodo de 2014. Ello sin incluir los ingresos de la cobertura petrolera que se recibirán en diciembre de este año.

Los ingresos tributarios no petroleros ascendieron a un billón 415 mil millones de pesos, con un incremento real de 28.7 por ciento respecto de 2014. Destacan los crecimientos en la recaudación del impuesto especial sobre producción y servicios, el impuesto a las importaciones, el sistema renta y el impuesto al valor agregado de 290.6, 25.7, 23.7 y 3.3 por ciento en términos reales, respectivamente.

En tanto, los ingresos petroleros se ubicaron en 470 mil millones de pesos, inferiores en 35.9 por ciento en términos reales a los del mismo lapso de 2014. Lo anterior se explica por reducciones en el precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo, de 49.9 dólares por barril que se compara con 94.3 dólares por barril durante el mismo periodo de 2014; en la producción de petróleo de 8.4 por ciento, así como en el precio del gas natural en 34.5 por ciento. Estos efectos se compensaron parcialmente con la mayor producción de gas natural en 26.9 por ciento, así como con la depreciación del tipo de cambio.

En julio de 2015, el gasto neto pagado ascendió a 398.9 mil millones de pesos, nivel menor 5.8 por ciento en términos reales respecto del mismo mes del año anterior, el gasto programable es inferior 11.1 por ciento y el de las dependencias de la administración pública centralizada en 13.6 por ciento. Cabe señalar que en este periodo el gasto en servicios personales y otros gastos de operación tuvieron una reducción de 15.4 y 10.7 por ciento en términos reales, respectivamente.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: