Estado de los ESTADOS : Ahogados en deudas

Publicado el Septiembre 7, 2015, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Uno de los puntos medulares que “olvidó” el presidente Enrique Peña Nieto en su mensaje político con motivo de su III Informe de Gobierno, es que al cierre del primer semestre del 2015, el saldo de la deuda neta del sector público federal, que incluye la deuda neta del gobierno federal, de las empresas productivas del Estado y de la banca de desarrollo, “logró” llegar hasta el 42.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Al cierre del 2014, este saldo representaba 38.3% del PIB, con un total de 6 billones 947,446.4 millones de pesos; pero para el cierre del primer semestre de este año, llegó a 7 billones 503 mil 117 millones de pesos.

El acelerado crecimiento de la deuda del sector público es preocupante dado que no se ve reflejado en mayores inversiones, lo que lleva a la interrogante de ¿en qué se están utilizando esos recursos? Desde la presentación de la Ley de Ingresos del 2015, la oposición y la iniciativa privada manifestaron su preocupación por el nivel de endeudamiento del país, sobre todo después de que se vio una baja ejecución del Plan Nacional de Infraestructura,  el cual no refleja un impacto significativo en la opinión de observadores y analistas económicos como Isacc Velasco, analista económico de Ve por Más.

Es alarmante el tiempo y la velocidad con la que ha crecido la deuda del sector público. No obstante, el monto es financiable, de acuerdo con la opinión de Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey, quien advierte que si el gobierno federal sigue con la tendencia de incrementar la deuda cada seis meses, en casi cuatro puntos porcentuales en relación con el PIB, la situación será grave para las finanzas públicas. La especialista subraya que debe existir una explicación amplia de en qué se han destinado los recursos que se obtuvieron a través de deuda, ya que varios proyectos de inversión se detuvieron precisamente porque, presuntamente, no se quería gastar más.

Si el dinero se destinó para financiar parte del gasto corriente fue un gran error y constituye un grave problema, puesto ese gasto no contribuye al crecimiento del país. No hay que pasar por alto que esta administración se ha ensañado con Petróleos Mexicanos (Pemex) al que parece decidido a desaparecer, al recortarle el presupuesto, cuando hoy más que nunca se requiere ampliar la producción de petróleo,  al igual que a la Comisión Federal de Electricidad, las dos empresas productivas del Estado, a las que les restringieron proyectos de inversión. Endeudarse sólo para gastar es una pésima idea y no es razonable que la deuda del sector público esté creciendo si no lo están dirigiendo a la inversión. ¿Estarán llenando sus bolsillos? Esa idea es descabellada ante la honradez que han demostrado los actuales integrantes del Poder Ejecutivo Federal, y que ha sido certificada por el propio Virgilio Andrade Martínez, secretario de la Función Pública, todo un “experto en anticorrupción”.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, conocido popularmente como el “marqués de Malinalco”, debería dar amplias explicaciones al Congreso sobre este endeudamiento brutal del sector público en lo que va de esta administración. No hay que pasar por alto que durante los primeros tres años de gobierno de Felipe Calderón, una pésima administración dicho sea de paso, la deuda del sector público creció de manera significativa, del 2007 al 2009, y aumentó en casi 3 puntos porcentuales al pasar de 19.9 a 22.7 por ciento del PIB, respectivamente, mientras que en los dos años y medio (al cierre de junio) que lleva el gobierno de Peña Nieto el incremento es de 12.5 puntos porcentuales para representar 42.2 por ciento del PIB.

Destaca más la ineficacia de Videgaray Caso si tomamos en cuenta que en la primera mitad de la administración de Felipe Calderón, la deuda del sector público creció porque se presentó la crisis financiera internacional, y el gobierno necesitaba financiar el gasto público del país, pero ahora, en la gestión de Enrique Peña Nieto, si bien se resiente un complicado panorama internacional por la caída en el precio del petróleo, no es comparable a lo que se padeció en la gestión calderonista.

Haciendo historia, hay que recordar que en la primera mitad del gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León, al que los salinistas le dejaron un tiradero en materia económica, el endeudamiento público disminuyó de manera significativa, dado que en 1995 representaba 33.2 por ciento del PIB y para 1997 era de 21.9 por ciento. En tanto que en los primeros tres años de la pareja presidencial, Vicente Fox y Marta Sahagún, la deuda se volvió a incrementar, en 2001 era de 19.9 por ciento del PIB y para el 2003 ascendió a 29.7%.

El riesgo en los próximos meses para México en manos de estos nuevos tecnócratas del neopriísmo salinista es que el panorama de los precios internacionales del petróleo no parece que vaya a mejorar y que ya se tiene previsto un recorte de 130 mil millones de pesos, que fácilmente puede subir hasta los 200 mil millones de pesos de acuerdo con varios observadores y analistas económicos. Así, el “marqués de Malinalco” deberá hacer un mejor uso de la deuda, tarea que no ha realizado nada bien hasta el momento.

PROMESAS INCUMPLIDAS

El 31 de marzo de 2012, el candidato presidencial del PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto, dijo en un encuentro con empresarios de Jalisco: “hice un compromiso (…) crecer económicamente y fijé cuál era la meta: triplicar el crecimiento que México ha tenido en la última década, un pobre crecimiento de apenas 1 por ciento, para llevarlo a tasas de 5 por ciento y 6 por ciento, porque México puede y México lo necesita”.

Pero, a mitad de su gobierno, el crecimiento promedio de México, es hasta el momento de apenas 1.8 por ciento. Para llegar a la meta que se propuso el ahora inquilino de Los Pinos de 5 a 6 por ciento, sería necesario que en los siguientes tres años la economía creciera entre 8 y 9 por ciento en cada de los años restantes de su gobierno. Y eso esta entre complicado y difícil.

URGE ELEVAR DEMANDA INTERNA

Para lograr un crecimiento acorde con las expectativas, se requiere disipar la incertidumbre y aumentar la demanda interna, con niveles de inflación estables y con mayores niveles de empleo, coinciden especialistas. El avance de la economía está siendo detenido, en buena medida, por la caída en la producción petrolera, la cual afecta la producción industrial, mientras que el gasto público en infraestructura está estancado. ¿Dónde están los pesos de la mega deuda?

La actividad económica tendría un mejor desempeño si se pudiera reducir la incertidumbre en estos dos elementos, de acuerdo con la opinión de Rafael Camarena, analista económico de Banco Santander. Hay un baja en la actividad económica debido a un menor dinamismo en la demanda interna como consecuencia de ciertos factores de la economía estadounidense, como menores exportaciones e incluso una moderación de sectores con los cuales México tiene bastante relación.

CONSUMIDOR NO CONFÍA EN ECONOMÍA

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que la opinión de los mexicanos respecto a la situación económica del país en la actualidad comparada con la de hace 12 meses, tuvo su mayor desplome este mes desde agosto del año pasado. Informó que de acuerdo con el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) elaborado de manera conjunta con el Banco de México, en agosto de 2015 la opinión de los mexicanos respecto a la situación económica del país comparada con la de un año cayó 7.3%, es decir, su peor caída desde agosto del año pasado.

El reporte también destaca que la confianza de los consumidores respecto a la situación económica del país esperada dentro de 12 meses, respecto a la actual, disminuyó 4.7 por ciento, el segundo peor resultado desde enero de 2014. Y en su variación mensual, es decir, comparada con septiembre, el Índice de Confianza del Consumidor tuvo una reducción mensual de 1.18 por ciento con cifras ajustadas por estacionalidad.

Cabe recordar que la Encuesta Nacional Sobre Confianza del Consumidor (ENCO) se aplica durante los primeros veinte días de cada mes y tiene como base una muestra de 2 mil 336 viviendas urbanas a nivel nacional, en las que se entrevista personalmente al informante, para el cual se requiere que tenga al menos 18 años de edad. Se recaba en 32 ciudades que comprenden la totalidad de las entidades federativas del país y el Nivel de Confianza de sus resultados es de 90 por ciento con un error máximo esperado del 15 por ciento.

COMPRA DE PRODUCTOS IMPORTADOS

De acuerdo con cifras del INEGI, el gasto que los hogares mexicanos realizan en el consumo de bienes importados se incrementó cuatro veces y media más que el de productos de origen nacional en junio de este año comparado con el mismo mes de 2014.

El Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior, que mide el gasto en bienes y servicios de consumo realizado por los hogares en el país, destaca que mientras los gastos en productos nacionales se elevaron 2.3 por ciento, los de bienes importados se incrementaron 10.4 por ciento en junio de 2015 frente a los de igual mes de 2014. El consumo de incrementó 3.6 por ciento real (eliminando el efecto inflacionario) en el mes en cuestión, en términos generales, es decir, contando todos los productos y servicios tanto nacionales como extranjeros. Pero comparado con mayo de este año, el consumo cayó 0.3 por ciento.

DE LOS PASILLOS

El Centro de Derechos Humanos Tlachinollan considera que la tragedia del 26 de septiembre del año pasado en Iguala, con 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos, seis civiles ejecutados, entre ellos tres alumnos, ocurrió porque confluyeron los dos brazos de una pinza que tiene al Estado de Guerrero envuelto en una ola delincuencial que ha pactado con caciques, alcaldes, corporaciones policíacas corruptas. Un suceso como ese sólo pudo ocurrir por la conjunción de dos procesos paralelos. “Por un lado, el brazo represivo del gobierno, con policías que son pistoleros sin control, que extorsionan, que se vinculan con secuestradores. Y, por otro lado, los grupos del crimen organizado que han adquirido fuerza propia desde el momento que el narcotráfico sienta su plaza en el Estado”. Los poderes políticos se trenzan con el poder del crimen organizado de tal manera que no se puede distinguir el uno del otro, asegura Abel Barrera, quien esta al frente de dicho centro…

Los primeros dos contratos para compartir la riqueza petrolera con la IP ya están. Los representantes de Talos Energy, Premier Oil y Sierra Oil and Gas firmaron los dos primeros contratos que “ganaron” en la primera fase de la Ronda Uno petrolera.  Por parte de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), los firmantes fueron Juan Carlos Zepeda, comisionado presidente, y otros funcionarios…

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: