SHCP toma decisión electorera para la liberación de los precios de combustible con miras al 2018

Publicado el Septiembre 9, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

secretaria-de-hacienda-y-credito-publico-619x348
REVOLUCION 3.0
Con sorpresiva decisión la Secretaría de Hacienda y Crédito Público lanzó una propuesta al Congreso de la Unión donde se establece adelantar ara el 2016 la liberación de los precios de los combustibles, planteada para 2018, con el fin de “beneficiar al consumidor”: casualmente cae justo en el año de elecciones presidenciales donde el PRI no pretenderá soltar el poder.
De acuerdo con el paquete económico para el próximo año, entregado al Senado, la liberación evitará que el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios de gasolinas y diesel se vuelva negativo.

Plantea “que los ingresos que el Banco de México entere al gobierno por concepto de remanente de operación se destinen al menos en 70% para el pago anticipado de deuda”.

La Secretaría de Hacienda adelantó dos años la liberación del precio de la gasolina y diésel, para que empiece a operar en 2016 y no en 2018, a fin de que incida en la reducción de los precios en beneficio de los consumidores y de la hacienda pública, pues evita que el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) de gasolinas se vuelva negativo, por el subsidio a la venta de gasolina, que es importada.

“Se propone adelantar la liberalización de los precios de los combustibles plantada por la Reforma Energética para 2018. La medida permitirá a las familias mexicanas disfrutar de menores costos cuando, como ha ocurrido recientemente, se reduzca el precio internacional de los combustibles.”, afirma el subsecretario de Ingresos de Hacienda, Miguel Messmacher.

Aclara que “de manera responsable, la propuesta de liberación de los precios de los combustibles prevé un nivel de precios mínimo que, en casos extremos, permitirá a Petróleos Mexicanos cubrir sus costos de producción y distribución, y considera un nivel de precios máximo, que permitirá una transición ordenada hacia un precio determinado por el mercado y protegerá el bolsillo de las familias en casos de incrementos pronunciados de los precios de los combustibles”.

“La medida permitirá al gobierno federal estabilizar el ingreso de los impuestos asociados a los combustibles y en un futuro evitar que el IEPS de gasolinas se torne negativo, lo que implicaría un subsidio que históricamente ha demostrado ser sumamente regresivo, dado que es una transferencia que beneficia primordialmente a los deciles con mayores ingresos de la población”, precisa.

El artículo Décimo Cuarto transitorio de la Ley de Hidrocarburos, una de las disposiciones legales del paquete de la Reforma Energética, dispone que desde 2015 hasta el 31 de diciembre de 2017, el Ejecutivo federal debía establecer la regulación de los precios máximos al público de gasolina y diésel y aclara que “a partir del 1 de enero de 2018, los precios se determinarán bajo condiciones de mercado”.

La disposición anunciada por Hacienda como parte de los Lineamientos de Política Fiscal 2016, contenida en los Criterios Generales de la Política Económica 2016 implicará la presentación de la propuesta para hacer la modificación de esta ley.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: