Edil de Nueva Alianza cambia seguridad policial por silbatos, vecinos serán sus propios vigilantes

Publicado el Septiembre 13, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

nueva-alianza-main-hd
REVOLUCION 3.0
El fraccionamiento Santa Isabel, perteneciente al municipio de Pabellón de Arteaga, en Aguascalientes, fue presentado a 200 familias como “un sueño de felicidad”, narra al medio un habitante de nombre José Luis López, quien asegura que ya instalados en el lugar comenzaron a padecer el abandono por parte de las autoridades en todos los rubros, pero asegura que los dos principales problemas es la inseguridad e insalubridad, “vivimos en una de las varias zonas fantasmas del municipio, por culpa de un partido que se adueñó de nuestra comunidad y usa sus recursos para su propio beneficio”.

“Aunque Santa Isabel pertenece a Pabellón de Arteaga está retirada de la cabecera municipal, desde su fundación en el año de 1998  ha padecido un abandono total, porque no se le presta los servicios  públicos que necesita o se los da de manera reducida; tiene varios problemas de gravedad, 45 % de las viviendas están abandonadas y por ello vandalizadas, éstas son casas de interés social de muy mala calidad que han sido ocupadas por grupos de delincuentes que se alojan ahí y hasta han construido túneles que comunican a una casa con otra, perforaciones que ellos mismos han hecho, lo que le facilita ocultarse de las autoridades en una colonia donde prácticamente todos los habitantes han sufrido robos.

Aunado a esto tienen el problema de desabasto de agua, nula seguridad pública, no hay espacios educativos ni recreativos y no hace mucho el presidente municipal implementó, ante el alto índice de  delitos, sobretodo de robos, la estrategia de darles silbatos a los vecinos como  una forma que ellos se comuniquen con la comunidad cuando tengan conocimiento que se suscitaron o se está cometiendo un delito, pero la estrategia de los silbatos la conocemos como parte de una estrategia que se llama ‘vecino vigilante’, aunque en esta colonia no funciona porque los silbatos suenan, pero quienes los escuchan son los vecinos, no llega a oídos nunca de la policía municipal y por lo tanto queda como una estrategia fallida”, declara el diputado local Cuauhtémoc Escobedo a Revolución TRESPUNTOCERO.

Santa Isabel tiene cerca las vías del ferrocarril, donde se asegura se reúnen bandas delincuenciales, ya sea para robar al tren o a los migrantes que llegan en éste; esa zona ya es un atractivo para los atracos, incluso los grupos delictivos ocupan las casas abandonadas sembrando mayor temor pues las han convertido en su centro de operaciones, donde también consumen alcohol y drogas.

En aquella zona el toque de queda es antes de las seis de la tarde, después el sólo hecho de asomarse a la puerta de las viviendas es un riesgo inminente, a decir por los vecinos, donde incluso no llega ningún transporte público derivado de la misma inseguridad.

Otro vecino de la colonia, quien prefiere mantenerse en el anonimato porque explica tema a las represalias del presidente municipal, mencionó que “Santa Isabel está muy deteriorado,  los  robos son a diario, siempre alguien se dará cuenta que ha sido robado en su domicilio mientras se fue a trabajar, ninguna casa está segura, en lugar de enviar patrullas y policías, la solución del edil perteneciente al partido Nueva Alianza fue proporcionar a los vecinos silbatos para poder ahuyentar a los ladrones, porque aunque el mecanismo de vecino vigilante es silbar, que los habitantes salgan e impidan que se vaya mientras llegan los policías, aquí no van a llegar porque dice que no hay o porque están muy lejos de aquí, pretende que seamos nosotros quienes nos enfrentemos a los delincuentes”.

Los silbatos son la única ‘solución’ que el edil ha podido brindarle a esa zona, uno más de los problemas es la lejanía del sitio, ya que para llegar a la zona centro del municipio de Pabellón de Arteaga, tienen que caminar durante algún tiempo, cruzar las vías del tren a las que temen por las bandas delictivas, y finalmente llegar al municipio vecino que es San Francisco, y desde ahí tomar un transporte público que los lleve.

La falta de escuelas es otra de las importantes carencias, aunque la ley señala que con la presencia de 40 niños ya es necesario construir una escuela, esto no ha pasado ahí, lo que hace que las familias tengan la necesidad de trasladar a sus hijos a San Francisco de los Romo o en su defecto hasta Pabellón; siendo un problema la distancia y el transporte, optan por la primer opción, aunque los menores tienen que aceptar lo que les puedan ofrecer, porque en aquel municipio le dan preferencia a los estudiantes que pertenecen a la región, así los niños de Santa Isabel padecen los turnos de tarde, lo cual es un problema más cuando las madres solas tienen que ir por ellos y regresar a una zona rodeada de la delincuencia.

“Se ha propuesto en el Congreso que si se resuelve en primera instancia el asunto de las casas abandonadas y vandalizadas a través de un programa de apoyo la vivienda, es decir que  el Infonativ  recupere las casas y se las entregue a familias que sí las puedan ocupar, se podría resolver en parte el problema de la ocupación de grupos delictivos de las viviendas; segundo: hace falta que se realice un rediseño de los límites territoriales el municipio de San Francisco de los Romo y de Pabellón de Arteaga”, afirma Escobedo.

Explica que si Santa Isabel perteneciera al primero es posible que las condiciones de vida cambiarían porque aunque no se discute la lejanía, el presidente municipal de Pabellón de Arteaga ha puesto ésta como pretexto, al hecho que se mantenga en el total abandono y por lo tanto tampoco se brinda el servicio de la seguridad pública municipal.

“También deberían ser remodeladas estas casas abandonadas y brindárselas a personas que carecen de una vivienda, así se daría inicio a la prestación de todos los servicios públicos a los que tiene derecho en la sociedad civil, de hacerlo este fraccionamiento estaría menos vulnerable, porque actualmente los grupos delictivos no son ni siquiera de la colonia, son gente de fuera que ha encontrado en el fraccionamiento Santa Isabel una ratonera propicia”, puntualiza el Diputado.

“Con la llegada del partido Nueva Alianza tanto Santa Isabel, como todo el municipio en su conjunto, se dejó en el olvido, se agravó el problema de la seguridad, ya son tres periodos donde la población se ha visto afectada, porque por parte de las autoridades no ha habido disposición de querer hacer algo que no sea enriquecerse; si el partido ha ganado es porque les prometieron plazas a los jóvenes, quienes en su mayoría en este municipio ha estudiado para maestro, en esta última ocasión la gente fue a pelear con el presidente porque no quería entregarlas, sólo lo hizo con sus familiares y amigos, pero finalmente dobló la nomina de empleados de confianza y ahora los trabajadores ahí sobran, muchos que no hacen nada, solamente checan y se van, lo cual ya está constatado, es así como el ayuntamiento está plagado de aviadores”, asegura Alfonso Moral, habitante del municipio.

En Pabellón también la inseguridad es el problema y explican que mientras en las calles nunca hay vigilancia, los ediles de Nueva Alianza han tenido patrullas con elementos policiacos cuidando durante 24 horas sus domicilios, propiciando que toda la población sea víctima constante de robos, bajo el argumento que “no hay suficientes elementos policiacos para poder enviarlos”.

Los policías también presentan problemáticas, incluso ya han realizado un paro, argumentando que no tienen sueldos dignos y la única forma de dirigirse a ellos son los insultos y la humillación por parte de sus superiores y el edil, además construyeron un cuartel lejos de la población, lo que dificulta que puedan hacer algo por los habitantes, sin dejar de mencionar que no se les ha proporcionado ningún tipo de arma y a quienes portan una se les cobran las balas.

Además cuando alguna patrulla se ha descompuesto nunca se envía a compostura, ya que nuevamente se argumenta que no existen recursos, es por ello que se construyó un corralón donde envían todas las unidades que tienen grandes o pequeños problemas pero que nunca serán enviadas a revisión. Cabe mencionar que cuando se hace una denuncia por robo, sin ninguna protección las autoridades piden que quien inculpa debe carearse con el acusado, además si el hurto no fue por más de 10 mil pesos determinan que es algo “que no vale la pena investigar”.

Por el lado del alumbrado público los vecinos de Pabellón argumentan que no hay preocupación alguna por la mejora de éste porque incluso la zona centro y la cercana al ayuntamiento está a oscuras y solamente se puede iluminar un poco con las luces de los establecimientos comerciales; cuando un vecino avisa en la presidencia municipal que una lámpara de su colonia está fundida, se le pide que sean ellos los que pongan el foco y alguien “les irá hacer el favor de ponerlo”, sin embargo “no habiendo dinero, los recursos del municipio se van en pagar rentas de locales cuyos dueños son antiguos funcionarios públicos.

Vivimos en un lugar plagado de corrupción que proviene del Ayuntamiento que saquea mientras nos mantiene desprotegidos”, asegura la fuente.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: