No robar, no mentir y no traicionar, principios de asambleístas de Morena

Publicado el Septiembre 16, 2015, Bajo Nacional, Noticias, nuevos partidos, Autor Soquito.

MORENA2

Por primera vez, desde que la reforma constitucional de 1997 modificó y agregó facultades a la Asamblea de Representantes para convertirla en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), este órgano no está conformado por una mayoría de legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD); la primer fuerza política es encarnada por los diputados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

La elección del pasado siete de junio dio a Morena –partido político reconocido como tal a mediados del 2014 y el que mejor se posicionó en su primera participación en un proceso electoral federal- 22 legisladores; sin embargo, el Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF) resolvió retirarle tres asambleístas para “repartirlos” entre los partidos políticos con menor representación y aunque el Movimiento Regeneración impugnó el resolutivo del Tribunal, por ahora sólo cuenta con 20 integrantes en su grupo parlamentario, tras la incorporación de Aleida Alavez Ruiz, quien el pasado lunes renunció al sol azteca e informó de su llegada a Morena.

Este martes, antes de rendir protesta en el recinto ubicado en pleno centro histórico de la ciudad, los 22 legisladores de Morena lo hicieron ante la ciudadanía, en una ceremonia simbólica en el Hemiciclo a Juárez.

Dos gradas, un inconveniente

Desde las ocho de la mañana, cientos de vecinos de la Ciudad de México se dieron cita en el monumento ubicado sobre la avenida Juárez, a escasos metros del Palacio de Bellas Artes.

Los asambleístas, acompañados por jefes delegacionales electos, diputados federales, académicos e intelectuales, fueron ovacionados por los capitalinos que -apretujados en el reducido espacio del semicírculo y la avenida, pues no podían moverse libremente por la colocación de dos gradas- no pararon de corear “Morena, Morena” y “Obrador, Obrador” en alusión al excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, fundador del partido.

El diputado José Alfonso Suárez del Real denunció que con la colocación de dichas gradas, el gobierno federal y el local violan la Ley de Monumentos Históricos: “de ese tamaño es la desfachatez del gobierno federal y del de la delegación Cuauhtémoc que autorizó este atropello que nos tiene en esta situación”, dijo.

La ceremonia dio inicio alrededor de las nueve de la mañana. Tras rendir honores a la bandera, con la participación de la escolta y la banda de guerra del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la diputada “en resistencia” Cointa Lagunes, una de las tres afectadas por la resolución del TEDF, señaló que la llegada del grupo parlamentario de Morena al órgano legislativo, es una muestra de que se puede cambiar el rostro a la Ciudad de México, en favor de la ciudadanía.

“Manifestamos nuestro repudio al fraude electoral y robo a Morena, al quitarnos de forma ilegal e inconstitucional, a tres diputados plurinominales. Alzamos desde aquí nuestra denuncia ante el atraco”, dijo Lagunes.

Para dar un posicionamiento a nombre de su bancada, Citlalli Hernández tomó la palabra y agradeció que la ciudadanía haya dado a Morena su voto de confianza en un contexto de crisis institucional; adelantó que “no nos preocupan las falsas alianzas ni los intentos de mayorías artificiales, nosotros seremos muy claros: nuestra mayor alianza está aquí, en las calles junto a la gente…no robar, no mentir y no traicionar, son nuestros principios”.

La asambleísta advirtió que como parte del Poder Legislativo, Morena no dudará en señalar y reprobar la complicidad del gobierno de Miguel Ángel Mancera con el “desgobierno peñista” y que no permitirán más violaciones a los derechos y libertades de la sociedad capitalina, por lo que adelantó que “estaremos atentos a la movilización del 26 de septiembre para que no culmine en actos represivos y detenciones arbitrarias. Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

En cada pausa le gente aplaudía, vitoreaba y lanzaba “bravos” y “vivas”.

Seis ciudadanos realizaron la toma de protesta a los asambleístas de Morena: Jaime Rello, fundador del Movimiento Urbano Popular; José Palacios, padre de un joven detenido el dos de octubre; Nieves Briseño Corona, de 99 años y una de las votantes más longevas de la delegación Cuauhtémoc; Jaime López Vela, de la secretaría de diversidad sexual de Morena; Abraham Fraijo, padre de Emilia, una de las víctimas del incendio en la Guardería ABC en Sonora y Jesús Martín del Campo, integrante del Comité Ejecutivo Nacional de Morena.

Ante ellos y los cientos de vecinos que se congregaron, los diputados locales hicieron compromisos concretos: que en su gestión no mentirán, no robarán y no traicionarán al pueblo que les confió su representación; cumplir cabalmente el código de ética y los postulados de Morena, a fin de restaurar la nación; cumplir con los apostolados de los liberales encabezados por Benito Juárez; restaurar la no reelección y defender la soberanía nacional.

También se comprometieron a honrar la memoria de los mexicanos que han ofrendado su vida en favor de una nación independiente, libre y democrática; luchar para que el Distrito Federal sea considerado la entidad número 32 y que cuente con su propia Constitución; cumplir y hacer cumplir los estatutos de Morena, su programa de acción y su declaración de principios, así como luchar para transformar la Ciudad de México y el país, en pos de una patria justa, equitativa y honesta.

Luego del “sí, protesto”, los asambleístas colocaron una ofrenda floral y montaron guardia de honor en el monumento al Benemérito de las Américas.

Una persona del público comenzó a gritar “fuera Aleida”, pero su reclamo fue apagado por el “Morena, Morena” del resto de los asistentes.

La ceremonia concluyó con la entonación del Himno Nacional, uno de los tres símbolos patrios de nuestro país y el grito de “¡Obrador, Obrador, Obrado!”…

La guerra de porras

Para llegar a la Asamblea Legislativa, los todavía diputados electos de Morena caminaron por avenida Juárez rodeados de simpatizantes con quienes se tomaron fotografías, intercambiaron comentarios y hasta números telefónicos.

En el Palacio de Bellas Artes hicieron una parada para tomarse otras tantas fotografías. Un grupo de más de una docena de elementos de la policía capitalina flanqueaba ya 5 de febrero, calle por donde avanzó el grupo para luego doblar a la derecha, otra vez a la derecha e incorporarse a Donceles.

Sin complicaciones llegaron a la esquina con Allende, donde un nutrido grupo de simpatizantes los esperaba con música, mantas, banderas y silbatos.

Una valla de elementos de tránsito contenía, a veces, el avance de los automóviles que por ahí pasaban; otras, las filas de invitados, reporteros, camarógrafos y personal de los equipos de trabajo de los legisladores. Todos querían ingresar al mismo tiempo por un reducido espacio de menos de un metro entre la multitud. Prácticamente imposible.

Entre los ciudadanos que esperaban el arribo de los legisladores se encontraba el escritor Paco Ignacio Taibo II. Ufano, contento, esperanzado. Vestía una playera roja bajo una camisa azul y sus inseparables lentes, esos que tan bien completan su persona.

-¡Dos minutos, por favor!- pidió la reportera.- Por supuesto-, se detuvo.

-La fracción parlamentaria de Morena viene a representar el movimiento, no a sí misma. En los discursos dejaron muy claro que van a ser el escudo del movimiento social en la Ciudad de México; el apoyo a los padres del ABC, el haber dicho: “estaremos ahí el 26 de septiembre” en las manifestaciones. Está muy bien el tono. Se están cambiando las maneras.

Con un apretón de manos se despidió, no sin antes regalar sonrisas para más fotografías.

Al interior de la Asamblea ya se sentía un ambiente tenso. A pesar de que se tenía previsto que a las 11:00 horas diera inicio la sesión en la que los diputados rendirían protesta para asumir de manera formal su cargo, no había acuerdo sobre quién presidiría la Mesa Directiva de la VII Legislatura y así, no se podía empezar.

Personal recorriendo los pasillos, recibiendo invitados especiales, diputados electos convocando a conferencias de prensa, reuniones inesperadas, reporteros que van, que vienen, que hablan, que escriben por teléfono; que se preguntan a qué hora va a empezar, que se preguntan si va a empezar…

César Cravioto aparece en uno de los pasillos. Los reporteros le cuestionan. “Todavía no hay acuerdos”, dice; “¿de quién están encontrando más resistencia?”, inquieren: “del PRD que quiere seguir mandando en la Asamblea Legislativa y las condiciones matemáticas ya no les dan. El PRD son 16 diputados. Nosotros 20. Tienen que entender. Hago un llamado a los partidos que tradicionalmente han sido de la oposición en la ciudad: al PRI y al PAN, para que no se vayan a la cola del PRD”, dijo el coordinador de Morena.

En tanto, en la esquina de Donceles y Allende, simpatizantes de Morena y del PRD protagonizaban una verdadera lucha de porras. Con vítores y ovaciones eran recibidos los asambleístas de uno y otro partido.

A la llegada de Víctor Hugo Lobo, los gritos se dividieron entre “Lobo, Lobo”, de los seguidores del sol azteca y los “Fuera Lobo, no al fraude” de los militantes de Morena que caminaron junto a los legisladores desde el Hemiciclo a Juárez y otros más que se sumaron poco a poco. Los gritos eran perceptibles en varias oficinas del órgano legislativo.

Un acuerdo por unanimidad

Casi dos horas más tarde de lo acordado, los asambleístas comenzaron a tomar sus lugares al interior del salón de sesiones de la ALDF.

El secretario de la Comisión Instaladora leyó el acuerdo sobre el proceso de acreditación para los nuevos diputados, la elección de la Mesa Directiva –que mantenía paralizado el tema- así como la instalación formal de la VII Legislatura.

Luego de pasar lista a uno por uno de los 66 asambleístas –de Abadía Pardo, Miguel Ángel hasta Zárate Salgado, Fernando- se declaró el quórum legal y por fin, los integrantes de la nueva legislatura rindieron protesta formal luego de escuchar la frase: “diputados y diputadas, ¿protestáis guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal y las leyes que de ellas emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal que el pueblo os ha conferido, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la unión y del Distrito Federal?” y recitar al unísono: “sí, protesto”.

Tras la toma de protesta y una votación unánime por la única planilla presentada por los coordinadores, la Mesa Directiva de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal quedó conformada de la siguiente manera: presidente, Jesús Armando López Velarde Campa, de Movimiento Ciudadano; en las vicepresidencias, Beatriz Rojas Martínez, del PRD; Elizabeth Mateos Hernández, también del sol azteca; Cynthia Iliana López Castro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y José Gonzalo Espina Miranda del Partido Acción Nacional (PAN).

En las secretarías: Abril Trujillo Vázquez, del Partido Encuentro Social (PES) y Eva Eloisa Lescas Hernández, quien llegó a la ALDF como legisladora electa del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), mismo que abandonó ayer mismo por irse con el PRD.

El presidente de la Mesa Directiva convocó a sesión para este jueves, día en que Miguel Ángel Mancera entregará su informe de gobierno, aunque sigue pendiente el acuerdo sobre el formato en que se realizará dicho acto.

Fuente: (16 de septiembre, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).
Por: Cecilia Balderas

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: