A un año de la desaparición de los 43 hay más represión del gobierno; quieren extinguir el movimiento: normalista.

Publicado el septiembre 23, 2015, Bajo Investigación, Nacional, Autor Soquito.

Ayotzinapa

A casi un año del ataque a los normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero “no hemos tenido justicia ni por el asesinato de tres de nuestros compañeros, ni por la desaparición de los 43, pero sí, cada vez nos reprimen más”, así lo expresó Levy Hernández, alumno de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos al referirse sobre los acontecimientos registrados la mañana de este martes 22 de septiembre en el libramiento Chilpancingo-Tixtla, en donde policías estatales impidieron el paso tanto a estudiantes normalistas como a madres y padres de los jóvenes victimas que se dirigían a la capital guerrerense y a la Ciudad de México.

Al participar en el foro “Pensar Ayotzinapa. Organicémonos contra la violencia del Estado”, realizado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el normalista detalló que “la represión” cometida por los policías estatales y federales es una acción más del gobierno con la cual busca imponer el miedo para que el movimiento que reclama justicia por los 43 estudiantes desaparecidos se extinga.

“Los padres de familia y estudiantes se trasladaban para acá (el DF) para realizar actividades y fueron reprimidos (la mañana del 22 de septiembre) por policías estatales y federales en el libramiento que va de Tixtla a Chilpancingo. Los padres de familia fueron golpeados, los alumnos agredidos con toletes, con gas lacrimógeno. Uno de nuestros compañeros está gravemente herido, le destrozaron la mano por un gas lacrimógeno que arrojaron y reventó agrediendo al compañero de la mano.

“Es así como cada vez más buscan mantenernos sumisos o tratar de imponernos miedo para que dejemos de protestar, e incluso los políticos han ofrecido grandes cantidades de dinero a los padres, a los alumnos para que paremos, pero los padres de familia y nosotros como estudiantes hemos considerado que nuestros compañeros no se venden”, indicó.

Hernández reiteró que a días de conmemorarse el primer aniversario del ataque lo normalistas la impunidad prevalece en el caso, no sólo en el tema de la desaparición de los 43 normalistas, sino también del asesinato de tres estudiantes y las agresiones que han dejado secuelas graves a algunos alumnos de la normal.

“A un año de la desaparición forzada de los 43 compañeros, a un años del asesinato de tres de los compañeros, a un año de que varios compañeros resultarán gravemente heridos, no tenemos justicia. Nuestro caso ha quedado en la impunidad, (pero) cada vez más hay más represión por parte del gobierno”, sentenció.

El normalista reprochó que la Procuraduría General de la República (PGR) insista en la versión oficial a pesar que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)-designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para coadyuvar en el caso-haya tirado en su informe la “verdad histórica” del exprocurador Jesús Murillo Karam. Cabe recordar que a finales de 2014 el Dr. Jorge Montemayor junto con un grupo de académicos desmintieron la versión de la PRG.

“La PGR sigue en su postura de defender la verdad histórica que en su momento dio Murillo Karam, la cual no tiene argumentos precisos ni hechos concretos que afirmen que nuestros compañeros están muertos. Para nosotros nunca ha habido verdad histórica, nosotros hemos creído que los compañeros están vivos. Tal vez muchos lo llamen necedad, pero nosotros le llamamos esperanza. Soñamos con volver a ver a nuestros compas, poder abrazarlos e iniciar un nuevo ciclo de clases normales.

“El GIEI ha desmentido la versión histórica de Murillo Karam (…) A días de cumplirse el año da la casualidad que detienen al “Cabo Gil” y lo interrogan, cuando tuvieron suficiente tiempo para arrestarlo antes. Todas estas son acciones absurdas para seguir defendiendo su verdad histórica, que el GIEI ya ha desmentido (…) el informe del GIEI nos dan la esperanza que nuestros compas están con vida”, sentenció.

Levy Hernández reiteró que las pruebas presentadas no son suficientes para afirmar que los 43 normalistas desaparecidos hayan sido asesinados. Sin embargo enfatizó: “en cuanto las haya aceptaremos la situación sea cual sea pero que sea algo verdadero, no farsas como las que han estado haciendo desde la PGR. Ellos nos deben dar certezas, no suposiciones o verdades ‘históricas’ como lo han hecho”.

“La normal de Ayotzinapa ha sido un foco rojo para el gobierno”

Levy Hernández recordó que normal rural de Ayotzinapa ha sido el blanco de los ataques del gobierno desde hace varios años. Recordó que en 2011 fueron asesinados dos normalistas a manos de elementos policiacos.

“Ayotzinapa siempre ha sido foco rojo para el gobierno, porque nos dedicamos a concientizar. No es la primera represión que hemos tenido. Año con año protestamos y exigimos el sustento de nuestras matriculas, comedor, mantenimiento.

“Son lamentables los hechos de Iguala. Desde hace tiempo Ayotzinapa ha sufrido represión, como en 2011 que asesinaron a dos compañeros exigiendo la matrícula y el sustento de nuestro comedor en Chilpancingo. Sus nombres eran Alexis Herrera Pino, y Gabriel Echeverría. Fueron asesinados el 12 de diciembre de 2011 por policías estatales en Chilpancingo”, apuntó.

El normalista reiteró que los asesinatos de estudiantes normalistas no han sido esclarecidos, por lo que se suman a la lista de impunidad. Dijo que resulta triste que los que juraron proteger a la ciudadanía sean los que ahora ataquen a la sociedad.

Hernández manifestó que la lucha de los padres y mad5res de los normalis0ats desaparecidos, así como de los estudiantes de Ayotzinapa continuará. Recordó que el gobierno tiene la intención de interrogar a los normalistas sobrevivientes, por lo que reafirmó la disponibilidad.

“Nos quieren interrogar a los estudiantes y estamos en la mejor disposición pero lo que nos da coraje es por qué no lo hicieron desde el principio, por qué dejaron pasar tanto tiempo, por qué hasta ahora.

“Hasta la fecha los padres y estudiantes no hemos parado. Seguimos brigadeando en varios estados, a nivel internacional, tratando de difundir nuestra problemática para hagan presión al gobierno mexicano y de solución inmediata. Seguimos protestando, exigiendo una resolución inmediata al caso, porque no puede quedar en la impunidad como el caso de la Guardería ABC, como el halconazo, el 68, basta de tanta impunidad, y queremos a nuestros compañeros de vuelta. Hemos gritado que Ayotzinapa somos todo”, dijo.

Fuente: Revolución 3.0
Por: Edgar Rosas.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: