Se van… sin pagar – Impulsan ley para que mandatarios liquiden tres meses antes de entregar el poder

Publicado el Septiembre 28, 2015, Bajo Estados, Autor MonaLisa.

deuda publica PRIPANPRD1
Los gobernadores salientes adeudan desde carpas, sillas y papelería hasta insumos de obras hidráulicas.

*‘‘Es un desastre’’, reveló un proveedor.

‘‘No sólo es en construcción de grandes obras públicas (donde se dejan adeudos), también en asuntos complejos como infraestructura hidráulica o tan sencillos, en apariencia, como eventos públicos de los gobernadores y materiales de oficina’’, lamentó.

POR: AGENCIA REFORMA, El Mañana, México, D.F. 28 Sept 2015

‘‘Las carpas, las sillas que se rentan, la papelería y otros insumos, también eso lo llegan a adeudar’’, afirmó.

Los gobiernos estatales, sobre todo los que están a punto de cambiar administración, dejarán detrás importantes adeudos con proveedores locales.

Son deudas que se adquieren y que en general se comprometen a pagar en menos de un año, pero se alargan y se acumulan con impacto en las finanzas de muchas empresas.

En la iniciativa de Ley Secundaria de Disciplina Financiera para Estados y Municipios se propuso que los gobernadores liquiden con tres meses de antelación la deuda de corto plazo antes de entregar el poder.

Dicha ley aún tiene que ser discutida por los legisladores.

Michoacán, que aún gobierna Salvador Jara, mantenía al 30 de junio cuentas por pagar de corto plazo superiores a los 8 mil 484 millones de pesos.

En Nuevo León, a menos que realice una liquidación apresurada, el gobierno de Rodrigo Medina heredará al de Jaime Rodríguez más de 4 mil 409 millones de pesos en deuda menor a un año al 30 de junio,1 de la cual una parte importante es con proveedores de servicios.

El gobierno de Colima, que pronto dejará Mario Anguiano, registraba, al cierre de marzo, adeudos de corto plazo superiores a mil 175 millones de pesos.

Por si fuera poco, ese mandatario solicitó al Congreso estatal –y le fue aprobado– un crédito de largo plazo por casi 2 mil millones de pesos, que los partidos opositores denunciaron que sería usado para pagar deuda de corto plazo.

‘‘Es una gran afectación, no sólo a las empresas constructoras, sino a la de todos los sectores. Están dejando adeudos de manera irresponsable’’, denunció Gustavo Arballo, presidente la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Marco Cancino, director general de la organización Inteligencia Pública, aseguró que los atrasos en el pago a los proveedores le ha pasado una factura adicional a las administraciones locales.

‘‘A raíz de tantos problemas con los pagos, los proveedores elevan el precio de los bienes o servicios que contratan los gobiernos estatales y municipales como una manera de cubrirse ante la falta de pago’’, afirmó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: