Transparencia e IMCO: La clase política mexicana, de arriba a abajo, rechaza rendir cuentas

Publicado el octubre 7, 2015, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor Soquito.

Ningún presidente de partido político y sólo un tercio de mandatarios estatales han presentado sus declaraciones patrimoniales, de intereses y de impuestos. ¿Qué implicaciones tiene esto?

PROMO-COSTO-DE-LA-

Ciudad de México, 6 de octubre (Sin Embargo).– Los líderes políticos del país, en lugar de ser ejemplo de transparencia, se convierten en obstáculo para la rendición de cuentas. Presidentes de partidos, coordinadores parlamentarios y gobernadores estatales rechazan la oportunidad histórica de exponer a la vista de todos los ciudadanos sus declaraciones patrimonial, de intereses y de impuestos.

Ejemplo de lo anterior es el ejercicio ciudadano promovido por organizaciones de la sociedad civil como el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana, el llamado 3 de 3, el cual reúne en un solo sitio web toda la información sobre las declaraciones patrimonial, de intereses y de impuestos de funcionarios y personas de interés público, que se sumen a la iniciativa de forma voluntaria.

Con datos de la plataforma 3 de 3, se desprende que ningún presidente de partido político ha presentado de forma voluntaria sus declaraciones. Tal es el caso de Manlio Fabio Beltrones, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Ricardo Anaya Cortés, del Partido Acción Nacional (PAN), a pesar de que ambos líderes partidistas se han comprometido públicamente a hacerlo.

En el caso de los mandatarios estatales, apenas un tercio de los gobernadores en activo de todos los partidos políticos han expuesto a la ciudadanía sus bienes, pago de impuestos e intereses políticos y profesionales. Tampoco lo ha hecho el Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Si las cabezas políticas se resisten a la transparencia, la clase política en general copia el modelo y pone distintas trabas a exponer públicamente a la ciudadanía información elemental sobre el origen de su riqueza, con lo cual abona a la crisis de credibilidad e incrementa su alejamiento con la sociedad.

En este sentido, solo el diez por ciento de los 500 diputados federales y de los 128 senadores han hecho públicas sus tres declaraciones.

¿Quiénes ya presentaron su #3de3?

● 0 miembros del gabinete federal
● 0 presidentes de partidos políticos nacionales
● 11/128 senadores
● 55/500 diputados federales
● 9/ 32 gobernadores y jefe de gobierno
● 18 alcaldes y 6 jefes delegacionales
● 15 diputados locales

imco.ok_

En medio de esta opacidad rampante, las organizaciones que promueven el 3 de 3 consideran indispensable que los líderes político pongan el ejemplo en fomentar la transparencia en datos que son de interés público.

“Debido a la crisis de credibilidad que está enfrentando nuestra clase política, la ciudadanía tiene derecho a saber qué patrimonio tenía un aspirante a servidor público desde que presenta su candidatura, durante su gestión y al salir del cargo”, dijo Alexandra Zapata-Hogel, investigadora del IMCO, en entrevista para SinEmbargo.

Enfatizó que los ciudadanos mexicanos ya han visto suficientes escándalos de enriquecimiento ilícito por parte de la clase política y gobernante del país, por lo que la exigencia ciudadana es ponerle un alto.

“Durante muchas décadas tuvimos un sistema político en México en donde era muy fácil volverse rico. Esto tiene que cambiar en nuestro país”.
Y en este sentido iniciativas como el 3 de 3 cumplen muy bien el propósito de presentar a la ciudadanía una radiografía antes y un después de que un servidor público accede a un cargo de elección popular.

Incluso el vicecoordinador del PRI en la Cámara de Diputados, el yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, llamó a sus compañeros a sumarse a esta iniciativa ciudadana.

“Yo creo que es conveniente, y aún cuando se trata de un tema voluntario todavía hay que asumir que va a ser tarde o temprano una obligación, por lo tanto exhortamos a todos nuestros diputados para que la cumplan en sus términos”, dijo en entrevista.

LÍDERES OPACOS

En la Cámara de Diputados, solo uno de los ocho coordinadores parlamentarios ha hecho pública sus declaraciones patrimonial, de intereses y de impuestos.

Solo el coordinador parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Francisco Martínez Neri, ha entregado esta información de forma voluntaria.

De forma contraria, han hecho caso omiso a este llamado César Camacho Quiroz, del PRI; Marko Cortés Mendoza, del PAN; y Jesús Sesma Suárez del Verde Ecologista de México (PVEM).

También han fomentado la opacidad José Clemente Castañeda de Movimiento Ciudadano; Luis Alfredo Valles Mendoza de Nueva Alianza; Rocío Nahle García de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y Alejandro González Murillo de Encuentro Social (PES).

En el Senado de la República ninguno de los cinco coordinadores parlamentarios ha presentado sus declaraciones patrimonial, de intereses y de impuestos, a pesar de que la iniciativa tuvo mejor respuesta inicialmente en la cámara alta.

De esta forma, no existen datos públicos de Emilio Gamboa Patrón, coordinador del PRI; Fernando Herrera Ávila del PAN, Miguel Barbosa Huerta del PRD, Carlos Alberto Puente Salas del PVEM y Manuel Bartlett Díaz del partido del Trabajo (PT).

A nivel nacional, solo uno de los 31 gobiernos estatales y el Distrito Federal, han hecho públicas sus declaraciones, la mayoría de ellos tiene pocos días de haber asumido el cargo.

Esto significa que transparentaron sus declaraciones como candidatos durante la pasada campaña electoral, gracias a la presión ciudadana y a que observaron el costo político que implicaba entre los electores el no hacerlo de forma voluntaria.

Los que sí lo han hecho son Carlos Mendoza Davis, de Baja California Sur; Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, de Campeche; José Ignacio Peralta Sánchez, de Colima; Héctor Astudillo Flores, de Guerrero; Silvano Aureoles Conejo, de Michoacán; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León; Juan Manuel Carreras López, de San Luis Potosí; y Claudia Pavlovich Arellano, de Sonora.

PRESENTAN NUEVA PLATAFORMA

Aunque ha sido de forma lenta, la plataforma 3 de 3 sí ha presentado avances más allá de las expectativas iniciales.

En enero de este año, cuando se lanzó la iniciativa ciudadana “candidato transparente” apenas 10 de los 500 diputados federales se animaron a hacer públicas sus tres declaraciones.

Hoy, la clase política parece entender la necesidad de no ocultar este tipo de información a la ciudadanía, por lo que el IMCO y Transparencia Mexicana se animaron a lanzar una nueva plataforma web, que reúne en un solo sitio toda la información sobre las declaraciones patrimonial, de intereses y de impuestos de los servidores públicos.

Durante el proceso electoral 2016, incluirá también a todos los candidatos que compitan en las elecciones de las 12 gubernaturas y las más de 500 alcaldías que están en disputa.

Asimismo, las organizaciones de la sociedad civil que integran la iniciativa darán seguimiento a los compromisos que han hecho públicos los gobernadores de Nuevo León y Querétaro, para que los funcionarios de sus respectivos gabinetes hagan transparenten su información.

“Lo importante es marcar esta nueva tendencia, esta exigencia ciudadana en nuestro país y a partir de esto empezar a cambiar la cultura de nuestra clase política y a través de esto cambiar los incentivos de quienes quieren participar en la política en México”, recalcó Alexandra Zapata-Hogel.

Adelantó que las ONG’s seguirán trabajando para que este tema se incluya en una serie de legislaciones secundarias como la de transparencia, electoral y de servidores públicos, a fin de que sea una herramienta efectiva y obligatoria para los próximo comicios estatales y federales.

“Queremos trabajar para que este tema se vuelva parte de la legislación secundaria del Sistema Nacional Anticorrupción, que este tema deje de ser voluntario y se vuelva parte de la ley de los servidores públicos”, dijo Alexandra Zapata-Hogel.

A final de cuentas, confió, la información que se pide no es tan sensible que no deba ser pública y por el contraria, socializarla para que pueda ser conocimiento de la ciudadanía, fomentará la cultura de la transparencia y la rendición de cuentas en el país.

Por David Martínez Huerta
Fuente Sinembargo.mx

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: