Propone Morena que educación universitaria sea obligatoria y universal; busca destinar 2% del PIB

Publicado el octubre 12, 2015, Bajo Nacional, Noticias, partidos políticos, Autor Soquito.

morena

Diputadas federales del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), buscan reformar la Constitución para establecer que la educación superior será obligatoria y que el Estado tiene por obligación destinar a este rubro, al menos el 2 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país y como mínimo el 1 %, a la investigación científica y al desarrollo tecnológico.

La propuesta especifica que –de aprobarse la misma- será a partir del ciclo escolar 2017-2018 que la educación superior será obligatoria y que la cobertura tendrá que ir creciendo de manera gradual, hasta que se universalice para todo el territorio mexicano a más tardar para el ciclo escolar 2023-2024, lo que implica que año con año, deberá incrementarse el presupuesto asignado en la materia, hasta alcanzar el porcentaje arriba señalado.

La legisladora Alicia Barrientos Pantoja argumentó en su propuesta, a la que se sumaron varias de sus correligionarias, que la educación es, además de un derecho humano fundamental, un elemento clave en el desarrollo de nuestro país.

Barrientos sostiene -en la iniciativa presentada el pasado 22 de septiembre que se mantiene pendiente de análisis, pues la Comisión de Puntos Constitucionales a la que se turnó no ha sido instalada- que el texto original de los artículos 3 y 31 constitucionales aprobados en 1917 no dejan lugar a dudas sobre el proyecto educativo concebido por los diputados constituyentes, así como su carácter laico, gratuito y obligatorio; sin embargo, este ha quedado limitado por las políticas sexenales o por retrocesos legislativos.

La diputada señaló que es preocupante el rezago que permanece en nuestro país en los niveles medio superior y superior, ya que provoca inequidad y exclusión social y si no se atiende oportunamente, puede ser fuente de conflicto.

Acceso a la educación, un drama

El gobierno federal encabezado por Peña Nieto sostuvo, como parte del tercer informe de gobierno, que para el ciclo escolar del próximo año, se estima una matrícula en el sistema educativo de nivel superior escolarizado de 3 millones 663 mil 100 alumnos.

Sin embargo, no existen datos disponibles sobre la cobertura para este ciclo.

De acuerdo a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), en el ciclo escolar 2010-2011, la matrícula fue de 3 millones 322 mil 646 alumnos; 90 % inscritos en la modalidad escolarizada. Esta tasa de cobertura en la modalidad escolarizada, fue apenas del 29.5 %.

“El sistema educativo nacional de nivel superior absorbe menos de una tercera parte de la demanda potencial de los jóvenes de 19 a 23 años con posibilidad de estudiar. ANUIES reconoce que este porcentaje es inferior al promedio de los países de América Latina, y se encuentra muy por debajo de los países de la OCDE, que de acuerdo con datos de la UNESCO, se sitúan en 38 % y 66 %, respectivamente”, sostiene la legisladora de Morena y agrega que “la cifra revela el enorme drama que significa para nuestra juventud la imposibilidad de acceder a estudios superiores así como conseguir empleos de calidad y bien remunerados”.

Barrientos afirma que la ineficiente cobertura en materia de educación superior, además de inequitativa, deja a los jóvenes sin horizonte o a merced de la delincuencia y la violencia que permanece en amplias zonas del país.

Por más presupuesto educativo…

La legisladora es consciente que aprobar la obligatoriedad de la educación superior como un medio para ampliar la cobertura escolar, no basta para convertirla en un derecho humano; sino que se requiere de un compromiso presupuestal del Estado de colocar el incremento del financiamiento como prioridad nacional, lo que no implica la adquirir o aumentar la deuda pública, o que se tenga que privatizar la educación.

“Se requieren recursos suficientes para crear nuevas instituciones y ampliar la infraestructura de las existentes, contratar personal académico y mejorar la oferta educativa, lo que conlleva al mejoramiento del gasto público”, explicó Barrientos.

Sin embargo, hasta ahora el gasto público ha sido insuficiente para cubrir las necesidades educativas y de investigación.

En el estudio “Financiamiento Público de la Educación Superior en México”, Javier Mendoza Rojas, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), documentó que el incremento sostenido del gasto educativo en la región, no se reflejó en los presupuestos que los gobiernos panistas enviaron a la Cámara de Diputados entre el año 2000 y 2011.

De acuerdo a su análisis, “estos comportamientos variables del presupuesto muestran nuevamente la carencia de una política de financiamiento de la Federación con una visión de mediano y largo plazos”.

Mendoza demostró que del año 2000 al 2010, el gasto público en educación superior, como porcentaje del PIB, alcanzó su cifra más alta en 2009; sin embargo, este indicado ni siquiera rebasó un punto porcentual, al ubicarse únicamente en 0.89 %. Por si fuera poco, un año después volvió a descender para posicionarse en 0.83 %.

Marcial Reyes Tépach, maestro en economía de la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados sostiene en el texto denominado “Proyecto del Presupuesto Público Federal para la Función Educación 2014-2015”, que para el ejercicio fiscal de este año, el gasto aprobado por la Cámara en materia educativa -para todos los niveles- ascendió a 667 mil 990.08 millones de pesos. Esta cifra equivalente a 3.70 % del PIB.

De este total, para el gasto en educación superior se designaron 123 mil 160.80 millones de pesos; es decir, 0.67 % del PIB.

Estos datos contravienen lo estipulado en el artículo 25 de la Ley General de Educación, en donde se establece, desde 2002, que el Estado destinará 8 % del PIB a la educación y que al menos el 1 % del PIB debe etiquetarse para el área de investigación y desarrollo tecnológico de las instituciones públicas de educación superior.

Contra subsidio para privados…

La legisladora se pronunció a favor de terminar con las políticas educativas que han destinado un subsidio a las escuelas privadas por casi 12 mil millones de pesos, lo que representa todo el gasto que el Estado destina al Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Como alternativa, propone que el Estado se comprometa a proponer un presupuesto suficiente para ampliar la cobertura de la educación superior pública y no solo la de educación técnica como actualmente se aplica.

“El Estado debe fortalecer y ampliar el funcionamiento del Programa Nacional de Posgrados de Calidad a cargo del Conacyt, formulando un proyecto nacional de investigación científica que incorpore la generación y la aplicación del conocimiento como un recurso que contribuya a consolidar con mayor autonomía y competitividad el crecimiento y el desarrollo sustentable del país”, detalló la diputada de Morena.

Aprobar la obligatoriedad de la educación superior, sostiene Barrientos, llevará a asumir una política de educación superior, ciencia y tecnología con visión de Estado, enfocada en abatir el rezago, eliminar la inequidad, la exclusión y que brindar mejores oportunidades de estudio a los jóvenes que lo demanden.

Por: Cecilia Balderas
Fuente: Revolución TRESPUNTOCERO

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: