Apoyen con su firma al pueblo de #NL

Publicado el octubre 13, 2015, Bajo Política, Autor Grecia.

#FUERAAntúnez

FIRMA AQUÍ

Ante la designación del General de División Diplomado de Estado Mayor Cuauhtémoc Antúnez Pérez como Secretario de Seguridad Pública de Nuevo León y del Contralmirante Augusto Cruz Morales como director de la Agencia Estatal de Investigaciones, la sociedad civil que aquí suscribe le hacemos una petición explícita de liberar al gobierno ciudadano de la militarización de la seguridad, pues de lo contrario se estaría cayendo en una completa contradicción con lo que la raza queremos y necesitamos para Nuevo León: paz.

De 2008 a 2012, Cuauhtémoc Antúnez Pérez fue Comandante de la Séptima Zona Militar de Nuevo León, periodo que corresponde a la guerra entre el crimen organizado y las fuerzas armadas que padecimos toda la ciudadanía en Nuevo León. El desempeño de este General careció de completo apego al respeto de los derechos humanos, ejemplo de ello es el caso de nuestros compañeros estudiantes Jorge y Javier.

El 19 de marzo de 2010, este General era el mando máximo de la unidad Néctar Urbano 4, es decir, el grupo de militares que en las instalaciones del Tecnológico de Monterrey, torturaron y asesinaron a Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo y tras esto, alteraron la escena del crimen para quitarles sus identidades y presentarlos como sicarios. Antúnez Pérez ratificó esta mentira en el informe otorgado a la CNDH semanas después de los hechos, cuando el Gobierno Federal ya había reconocido públicamente que se trataba de estudiantes. Ninguno de los responsables ha sido consignado y no ha existido una disculpa pública por parte del Ejército en la que se reconozca que Jorge y Javier eran estudiantes, y no sicarios, como sostuvo la SEDENA.

La ejecución extrajudicial de Jorge y Javier no es un caso aislado. Como ha documentado Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), la actuación del Ejército bajo las órdenes de Antúnez se caracterizó por el uso arbitrario e irreflexivo de la fuerza, por garantizar la muerte de inocentes en caso de resultar heridos, por manipular la escena del crimen y hacer pasar a las víctimas como delincuentes colocando armas sobre sus cuerpos. Esto sucedió también en los casos de Juan Carlos Peña y Rocío Elías, quienes fueron ejecutados en el municipio de Anáhuac quince días antes que Jorge y Javier, y con el Jorge Otilio Cantú, asesinado por militares en 2011.

El nombramiento de elementos de las fuerzas armadas en general y el de Cuauhtémoc Antúnez Pérez como secretario de Seguridad Pública del estado de Nuevo León en particular, es premiar la violación de los derechos humanos y es un insulto a la memoria de Jorge, Javier, Juan Carlos, Rocío, Otilio Cantú y muchas otras víctimas inocentes que murieron a manos de militares de la Séptima Zona Militar, así como una ofensa a sus familias que siguen buscando justicia.

Estimado Sr. Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, está usted muy a tiempo de reconsiderar el nombramiento de Cuauhtémoc Antúnez Pérez y hacernos saber a los ciudadanos si seguirá con la misma estrategia de seguridad de sus predecesores que ha traído tantas muertes, dolor y desintegración a nuestra sociedad, u optará por una nueva estrategia que tenga a la dignidad humana como valor máximo.

En Nuevo León, reconocemos que las tareas y valores de militares y policías son distintas. Mientras que el Ejército representa una institución castrense preparada para el conflicto armado, la policía es una institución social y un importante eslabón del sistema de justicia, encargado de velar por la seguridad ciudadana. Existen riesgos inherentes al tener fuerzas con entrenamiento militar en contacto directo con la población civil.

La formación militar carente de perspectiva de derechos humanos, los valores e historial de Antúnez Pérez y Cruz Morales no son compatibles con los de una institución encargada de proteger la seguridad ciudadana.

FIRMA AQUÍ

EL PUEBLO TIENE MEMORIA #TODXSSOMOSJORGE #TODXSSOMOSJAVIER

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: