Violaciones sistemáticas a DH; con Ejército en las calles en México hay pena de muerte de facto: Raúl Vera

Publicado el Octubre 21, 2015, Bajo Opinión, Autor LluviadeCafe.

padre raul vera
REVOLUCION 3.0
Con la intención de dar a conocer el contexto de violaciones a los derechos humanos que padece México, así como la impunidad que impera en casos como la masacre de “El Charco”, el obispo de Saltillo, Raúl Vera, realizó a finales de septiembre un gira por el continente europeo. El clérigo sostuvo encuentros con diversas organizaciones, en especial con el Comité de Ejecuciones Extrajudiciales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza.

Este martes, en conferencia de prensa, el obispo detalló algunos de los puntos planteados en esta visita al viejo continente; en primera instancia manifestó que al equipo de Ejecuciones Extrajudiciales de la ONU entregó “insumos” sobre los casos de la masacre de El Charco, así como el asesinato del entonces diputado guerrerense, Armando Chavarría, mismos que a 17 y 6 años respectivamente, siguen en la impunidad.

Vera expresó que en su gira hizo del conocimiento de la comunidad europea, así como de los expertos de la ONU, el grave panorama que vive México desde el inicio de la ‘llamada guerra contra el narcotráfico’ y la subsecuente militarización del país. En este sentido, puntualizó la responsabilidad del Ejército en varios casos de violaciones a los derechos humanos y reprochó el hecho que a pesar que hay indicios claros de la participación de fuerzas castrenses en la comisión de los crímenes, estos no son investigados.

“Cuando presentamos los casos (en Europa) lo relacionamos con esta situación que vive México desde que Felipe Calderón declaró una guerra contra el crimen organizado, poniendo al Ejército en las calles. A partir de entonces, vivimos una violación sistemática a los derechos humanos, en donde en muchas ocasiones, el Ejército mexicano está relacionado directamente.

“Ahora estamos en el contexto de Ayotzinapa, en donde el GIEI designado por la CIDH, desde el primer momento recomendaron que se investigará al ejército; el único al que no se ha podido investigar es al ejército”, dijo.

En este sentido, cuestionó la actitud de las autoridades civiles y los mandos castrenses que insisten en defender a los soldados a pesar de los señalamientos que los involucran en la comisión de delitos. Añadió que resulta peculiar que el batallón 27, al cual se ha negado investigar sobre su presunta participación en el ataque a los normalistas de Ayotzinapa, es el mismo que cometió la masacre  de El Charco.

“Curiosísimamente el 27 batallón, que es el que precisamente está ahorita en tela de juicio, al que no se quiere investigar, el que perpetró la masacre de El Charco que sigue impune: la masacre del Charco fue realizada a través de los elementos del Ejército que están en la misma zona”, dijo.

Aunado a lo anterior, Raúl Vera sostuvo que en México, desde la salida del Ejército a las calles, se ha implantado “la pena de muerte de facto”, ya que, en lugar que el Ejército presente a los presuntos delincuentes, “los anda ejecutando en las calles”.

“Sobre las miles de ejecuciones que ha habido en la calle nos dicen que “fue el crimen organizado”. En México no hay pena de muerte, sin embargo, el ejército anda ejecutando en la calle, en lugar de detener, de llevar a los ministerios Públicos y que estas personas sean juzgadas. Pero no, esto no existe en México, en este momento hay pena de muerte de facto.

“Estamos ante una situación sumamente delicada. Lo único que hizo el señor Calderón y lo sigue haciendo el señor Peña Nieto, es el control militar y policiaco de este país. No tenemos gobierno para nosotros, los únicos que tienen gobierno son todas las personas a quienes se les justifican sus fechorías, entre ellos los miembros del Ejército, y por eso no se hace nada en el caso de El Charco, por eso no son investigados en el caso Ayotzinapa”, manifestó.

La violencia: un medio de control social

Raúl Vera aseguró que en las reuniones con las diversas organizaciones europeas “siempre estuvimos hablando de un contexto de impunidad, de un contexto de criminalización a la lucha por los DD.HH.”.

El obispo manifestó que en este viaje al viejo continente, demandó ante la comunidad de aquella región, que en México la violencia se ha instalado como un “medio de control social por parte del Estado mexicano”. Añadió que casos como el ataque a los normalistas de Ayotzinapa confirman esta tesis.

“Lo que también denunciamos ante las instancias internacionales es que en México la violencia es un medio de control de parte del Estado, de control de la población, es un medio de contención contra todas las injusticia que se están cometiendo por la aplicación del modelo neoliberal, especialmente a partir del TLCAN. Esto también lo denunciamos allá”, señaló.

En este sentido recordó que de acuerdo a la sentencia del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), al igual que declaraciones de personajes como Emilio Álvarez Icaza, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH), se confirma que en el país hay un contexto de violaciones sistemáticas a los derechos humanos.

“Es muy importante que esto quede claro: las violaciones a los DD.HH. en México vienen de una estructura creada por el Estado mexicano, y que se asoma constantemente la presencia del Ejército en esta actitud violenta contra la población (…) Es muy importante que quede claro que es un mal estructural. Lo han dicho expertos, como Juan Méndez, sin embargo todos los señalamientos son denostados por el Estado: viene la CIDH, primero con el caos Ayotzinapa y son denostados, viene la CIDH a escuchar a todos los grupos y viene otra vez la denostación del Estado mexicanos, queriendo justificar y queriendo negar la observación internacional”, manifestó.

No hay gobierno Fallido

Para Raúl Vera, hoy en día no se puede decir que en México hay un gobierno fallido, por el contrario, existe una administración federal que está haciendo bien las cosas, pero para su provecho.

“No me puse hablar de gobierno fallido, porque gobierno fallido es que no pueden con las cosas y  no, están muy bien organizados para facilitar la entrada de las multinacionales, para facilitar las inversiones, están gobernando muy bien para su provecho. En el TPP comprobamos que en México se vive una desviación del poder, que los gobernantes no gobiernan para el pueblo y eso está claro a través del grado de impunidad en los más de 26 mil desaparecidos, o en el caso de los 43”, indicó.

El obispo habló sobre el panorama que se avecina en la segunda etapa del gobierno peñista. Dijo que de seguir por este camino en donde no se garantiza el ejercicio de los derechos humanos, se presentará “un deterioro terrible de la vida humana” en México. “El riesgo más grande, el deterioro terrible de la vida humana, lo que significa de muerte. Por ejemplo en la devastación natural los enfermos se multiplican, en el tema del salario mínimo entra en pobreza que no tiene ni para llenar la canasta básica”.

“¿Puede haber un estallido social? Eso hoy sería una locura, porque los socios del gobierno para reprimir al pueblo también es el crimen organizado y lo vemos en el caso de los migrantes, el crimen organizado sirve para que lo migrantes no lleguen a EE.UU. y también al crimen organizado se le deja ser, por eso permanecen impunes los asociados con el crimen organizado, empezando por los funcionarios de gobierno, los políticos”.

“El cambio sólo puede venir con una organización adecuada (…) Los mexicanos nos debemos convencer que tenemos que ir todos en un solo proyecto. Como dijo el TPP: México tiene que ser refundado y esto lo encomendamos a la sociedad civil”, finalizó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: