Alcocer y Bolivar los enviados de EPN a UNAM; “representan al régimen priista privatizador”: académicos

Publicado el octubre 23, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

EPN-UNAM
REVOLUCION 3.0
Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que desde hace unas semanas emplazaron a la Junta de Gobierno a transparentar el proceso de renovación de rectoría así como abrirse al diálogo directo con la comunidad universitaria, demandaron que este órgano de la máxima casa de estudios simplemente no ha hecho caso al llamado y que la opacidad en la elección del sucesor del Dr. José Narro Robles se mantiene.
Este jueves 22 de octubre la Junta de Gobierno -encargada de designar al nuevo rector- dio a conocer la lista de los aspirantes “finalistas” de este proceso de selección. Sin embargo, los académicos que han iniciado la lucha “en defensa de la UNAM” criticaron el hecho, puesto que la Junta de Gobierno no ofreció los criterios que empleó para determinar a estos diez personajes que continúan con la intención de llegar a rectoría.

Para los académicos John Ackerman y Jaime Cárdenas Gracia, esta actitud de opacidad además de faltar al respeto a la comunidad, es preocupante. Ambos investigadores del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) advirtieron que las señales que se han dado hasta el momento indican que se perpetrará la imposición de un allegado a Enrique Peña Nieto en rectoría de la UNAM.

En primera instancia el Dr. Johan Ackerman reiteró que la UNAM continúa en peligro, no sólo porque se mantienen como aspirantes los dos enviados de Enrique Peña Nieto, sino además porque el “proceso antidemocrático” para elegir al nuevo rector está preparando el camino para una administración “igual de opaca”.

“Sí, la UNAM está en peligro, y es por dos parte. Más allá del personaje, el proceso antidemocrático, el proceso opaco está preparando el terreno para una rectoría igual de opaca y cerrada a la comunidad universitaria, eso independientemente de quien llegue. Por otro lado, por supuesto que hay un pacto muy claro desde hace meses, por eso EPN envía a dos candidatos, eso lo hemos denunciado desde un principio: en primer lugar Sergio Alcocer y una segunda baraja por cualquier problema sale el nombre de Francisco Gonzalo Bolívar Zapata”, apuntó.

Entrevistado por Revolución TRESPUNTOCERO, detalló que la posible llegada de Sergio Alcocer- considerado como el enviado número uno de EPN- a rectoría representa una amenaza, debido a que este candidato, que se ha desempeñado en el gobierno federal, ha demostrado estar alineado a la lógica entreguista y de subordinación a los Estados Unidos.

“Sergio Alcocer no sólo es que haya trabajado en el gobierno federal, no sólo es que él haya participado directamente de la privatización petrolera y en la subordinación de México a los EE.UU., sino que tiene una visión entreguista absolutamente de lo que es la UNAM y México.

Hay cosas muy concretas, por ejemplo, su gestión como subsecretario para América del Norte. Él es el principal responsable de que hoy México expulsa más migrantes que los EE.UU; se maltrata y genera la muerte de muchos (con lo que) estamos haciendo todo el trabajo sucio de los EE.UU., (y) estamos entregando nuestros recursos y protegiendo sus intereses”, apuntó.

Subrayó que Alcocer “podría poner la UNAM al servicio de este proyecto (entreguista), violentaría de manera esencial el origen y espíritu de la UNAM como una gran universidad Latinoamérica crítica y autónoma”.

Alcocer y Bolívar representan al régimen priista

Para el Dr. John Ackerman, tanto Sergio Alcocer como Gonzalo Bolívar Zapata, representan al régimen priista que en los hechos ha dejado bien claro cuáles son sus propósitos: saquear a la nación y mantener una lógica privatizadora.

El académico manifestó que de concretarse la llegada de alguno de estos dos personajes “lo que seguiría es la aplicación de la mal llamada reforma educativa a la UNAM, que no es una reforma educativa sino una reforma laboral, la aplicación de esta lógica a la UNAM.

“Y también ya hemos visto la privatización petrolera y esta lógica de la privatización de los recursos, de las instituciones públicas se aplicaría también a la UNAM. Y hemos visto una lógica del desmantelamiento y cooptación de las instituciones pública como el INE, ese es el mejor ejemplo, y esa misma lógica se aplicaría para poner las instituciones al servicio de redes poder, y en el caso de la UNAM erradicar su sentido crítico independiente”, señaló.

El Dr. Ackerman reiteró que ante cualquier escenario será importante trabajar en el fortalecimiento de la comunidad universitaria, con el propio de hacer frente a los posibles embates que pongan en riesgo a la UNAM.

“Ese grupo que tiene el control ya ha demostrado claramente por donde va y qué es lo que están haciendo. Como el mandar a Fidel Herrera a Barcelona, a Medina Mora a la Corte, la verdad es que no nos debería sorprender esto. Tampoco debemos estar esperando para ver qué van hacer en la rectoría, lo que tenemos que hacer como comunidad universitaria es actuar a favor del fortalecimiento de la institución, participar, y defender los logros que tenmos y construir nuevos en el futuro.

Lo importante es fortalecer la comunidad y la participación universitaria. La verdad es que la comunidad estudiantil, académica, incluso los trabajadores han estado muy desarticulados desde la huelga del 89. De la Fuente y Narro, sus gestiones no fueron perfectas, pero mantuvieron algunos equilibrios básicos. Entonces la gente confiaba que eso iba a seguir, pero, ¡sorpresa!, no va haber continuidad, el señor Alcocer si es que se logra imponer, que todas las señales van hacia ese sentido, implica un rompimiento histórico y va a requerir una comunidad universitaria muy participativa para asegurar que la UNAM no sea saqueada”, apunto.

La Junta de Gobierno le ha faltado al respeto a los universitarios

En palabras del Dr. Ackerman, para el grupo de más de cien académicos que firmaron el comunicado “Por la defensa de la universidad pública, de la UNAM”, este jueves 22 de octubre representaba un día clave, pues sería la fecha en que se demostraría si la Junta de Gobierno se abría a la comunidad, así como lo han exigido en las últimas semanas.

“Pensábamos que hoy jueves iba a ser un día clave, justamente con respecto a si respondería la Junta de gobierno, de manera directa o indirecta tomando en cuenta nuestras recomendaciones, nuestras preguntas. Pues hoy llegó la respuesta, sin contestarnos directamente, nos dijeron que se mantiene la opacidad además que demostraron una falta de respeto para nosotros y la comunidad universitaria, que no se han dignado ni ellos, ni los candidatos a contestarnos realmente”, señaló.

Recordó que el pasado 20 de octubre este grupo de académicos dio a conocer nueve nuevas preguntas dirigidas a los “15 notables” que integran la Juntan de gobierno.

“El martes estuvieron muchos de los destacados firmantes de nuestro comunicado (…) Realmente se dio una muestra muy clara de unión, de articulación y de exigencia clara. Si revisas las nueve preguntas observas que tocan el centro, el meollo de lo que es el problema con respecto al proceso para tomar este tipo de decisiones. Son muy clara las nueve preguntas.

“En nuestras preguntas les pedimos, por ejemplo, que nos diga cuáles son los criterios que utilizan para tomar sus decisiones y en este sentido, por qué dejaron fuera a seis candidatos. Nosotros no apoyamos a ningún candidato, pero si yo fuera algunos de esos seis pues le preguntaría a la Junta de Gobierno porque no los incluyeron en esta lista de finalistas, cuáles fueron los criterios que se aplicaron y por qué algunos están dentro y algunos están fuera. Es un acto de total arbitrariedad en el sentido que no está fundamentada esta decisión”, señaló.

El Dr. Ackerman calificó como una “pasarela” el proceso que se seguirá para definir el nuevo rector. “Esto históricamente lo hemos llamado pasarela. Esto ocurrió y sigue ocurriendo cada ocasión cuando los presidentes salen y utilizan su dedazo y cubren esta decisión autoritaria con una pasarela entre diferentes candidatos y una simulación de procesos. Insisto, no están respetando a la comunidad universitaria, no están respetando a nosotros los colegas académicos, que somos este grupo de Democracia UNAM que estamos haciendo preguntas muy lógicas sobre sus criterios de selección”, añadió.

“Todo apunta a que va ser Alcocer”

El Dr. Jaime Cárdenas Gracia, uno de los académicos que ha exigido se transparente el proceso para designar al nuevo rector, consideró que los acuerdos ya están dados y que el próximo rector, impuesto por el poder, será Sergio Alcocer.

“Apunta ya a que va a ser Alcocer o el otro señor Bolívar Zapata. Todo ya está preparado para ese escenario. Yo veo que todo se perfila para que cualquiera de los dos sea el rector, y los dos, como sabemos, son personas cercanas al actual gobierno federal. Es es una desgracia que no tengamos un candidato o candidata independiente a la rectoría, candidata independiente del gobierno que debe ser un requisito indispensable para que la universidad actué con autonomía frente a las presiones del gobierno”, expuso.

El Dr. Cárdenas habló con Revolución TRESPUNTOCERO sobre la opacidad que se mantiene en el proceso para renovar rectoría. Enfatizó que este jueves, la Junta de Gobierno al informar a los “finalistas” fue clara, y mandó el mensaje que no habrá transparencia.

“Nos contestan que no hay transparencia, que no va haber deliberación y que se trata de una designación cupular (…) El peor escenario es que se elija al rector de la forma acostumbrada: una decisión cupular pero ahora con un ingrediente extras: hay un par de candidatos muy cercanos al gobierno. Entonces creo que eso es lo que veremos en los próximos días, la elección de un rector cercano al gobierno y además con una ideología poco conocida con respecto al carácter social, público, y nacional de la Universidad”, apuntó.

Reiteró que a pesar de esta actitud, el grupo de más de cien académicos se mantendrá en la lucha para democratizar a la UNAM.

“Vamos a seguir en la lucha, insistir en la reforma a Ley Orgánica en la UNAM, a pesar que haga el gobierno lo que quiera a través de la Junta de Gobierno, nosotros no nos vamos a salir del renglón porque es un tema muy importante, es la universidad más grande y más importante del país y no podemos permitir que la vida interna de la Universidad se conduzca bajo procedimientos antidemocráticos, cupulares y poco transparente.

El llamado que hago es a los compañeros estudiantes, trabajadores, académicos y a las propias autoridades, a la propia Junta de gobierno que tomen consciencia en la decisión que vayan tomar, el país ha cambiado, vivimos en el siglo XXI y la sociedad mexicana también quiere procedimientos más abiertos, más transparentes y más democráticos y el procedimiento de la Junta de Gobierno no lo es, no es ni democrático ni transparente ni deliberativo, es cupular”, finalizó.

“Expresamos nuestro desacuerdo a este proceso antidemocrático”

A través de un comunicado dado a conocer el pasado martes 20 de octubre, el grupo de más de cien académicos que llamó a la defensa de la UNAM, reiteró su desacuerdo con esta clase de procesos para tomar decisiones. Recordaron que de acuerdo a la Ley, las decisiones de toda autoridad debe estar fundamentada, cuestión que no sucede con la Junta de Gobierno.

“Recordamos que el Artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que los actos de autoridad deben ser debidamente fundados y motivados. Asimismo, el Artículo 6 garantiza nuestro derecho ciudadano de acceso a la información pública y el Artículo 8 nuestro derecho de petición.

“En el contexto actual de crisis política, económica, social, institucional y ambiental es particularmente importante tomar todas las medidas posibles para garantizar el fortalecimiento institucional de la Máxima Casa de Estudios así como defender su carácter público, autónomo y democrático”, se lee en el texto.

Reiteraron el llamado a la Junta de Gobierno para que transparente su proceso deliberativo y además “transmita en vivo las comparecencias de los aspirantes, explique sus criterios de evaluación, justifique plenamente sus decisiones, y se pronuncie públicamente a favor de una reforma a la Ley Orgánica de la UNAM para modificar definitivamente los próximos procesos de selección de directivos de la universidad. Ninguna de estas acciones violaría disposición alguna de la legislación universitaria”.

Como se mencionó arriba, los académicos lanzaron nueve preguntas a la Junta de Gobierno, entre las que destacan:

¿Cuáles pasos propondrían para incrementar la transparencia y la publicidad del funcionamiento de la Junta de Gobierno? ¿Por qué mantener en secreto las deliberaciones de la Junta y las entrevistas con los aspirantes?
¿Qué elementos tomarán en cuenta para la designación del próximo Rector o Rectora? ¿Han establecido un rango cuantitativo y de validez para cada aspecto a considerar (formación académica, experiencia administrativa, experiencia laboral)? ¿O los criterios los van estableciendo sobre la marcha, al calor del proceso mismo?
¿Cómo toma sus decisiones la Junta de Gobierno? ¿Resuelven siempre por consenso? Si se realizan rondas de votación, ¿Por qué no levantar actas e informar públicamente sobre los votos recibidos por cada aspirante en cada ronda?
¿Cuáles son los mecanismos concretos que ha implementado la Junta para blindarse en contra de la injerencia del gobierno federal? En el contexto del regreso del PRI a Los Pinos y las políticas privatizadoras del actual gobierno federal ¿No creen que la Junta de Gobierno debería tomar decisiones que no sólo sean autónomas, sino que lo parezcan así absolutamente al conjunto de la sociedad?
Los académicos advirtieron que la lucha se mantendrá, por lo que hicieron el llamado a la comunidad universitaria estar atentos de lo que venga en próximas semanas.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: