“La Culpa es del Narco”: Osorio Chong se ‘lava las manos’- Por @HUgoSadh

Publicado el octubre 28, 2015, Bajo Video, Autor MonaLisa.


HugoSadhOficial -Oct 27, 2015
Visita nuestro portal http://www.hugosadh.com

Según Miguel Ángel Osorio Chong, para que no se repitan crímenes de lesa humanidad como el de la desaparición forzada de estudiantes normalistas en Iguala, sólo se requiere la aprobación de una iniciativa presidencial para constituir corporaciones estatales de seguridad, misma que se encuentra a revisión en el Senado.

De no aprobarse, sostuvo, “casos como este de Iguala se pueden volver a presentar”. Si las soluciones a los grandes problemas nacionales dependieran de leyes específicas, México sería un paraíso de legalidad. Estas son lo que sobra al Estado mexicano, sólo que no se aplican porque se quedan en el papel luego de ser aprobadas. Al comparecer ante las Comisiones Unidas de Gobernación y Seguridad Pública, Osorio Chong dijo que el ejemplo “más doloroso e iluminante” de la penetración de la delincuencia organizada en las policías ha sido en Iguala.
Parte de una falsa premisa: la delincuencia organizada no es más poderosa que el Estado, en consecuencia la penetración de organizaciones delictivas en los cuerpos policiacos se debe a la falta de voluntad del Ejecutivo para actuar con base en su responsabilidad prioritaria de garantizar la vigencia del Estado de Derecho. La gran tragedia que significó la represión sangrienta contra los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa no fue activada por el narcotráfico sino por la descomposición de las instituciones, y por la firme decisión del grupo en el poder de acabar con las escuelas normales rurales del país. Ahora la derecha gobernante, con gran simpleza, pretende arrojar a las organizaciones dedicadas al tráfico de enervantes la culpa de todos nuestros males, cuando no son ellas las que ejercen el control de las instituciones del Estado, ni mucho menos el mando de las fuerzas armadas. Si el país exhibe tan graves niveles de descomposición y violencia es porque las instituciones no obedecen al interés supremo de servir a la sociedad en su conjunto, sino al de garantizar su usufructo a los grupos dominantes, con una finalidad meramente depredadora. Con información de POR ESTO

Una Producción de Hugo Sadh, Dirección de Arte Javier Gurrola. © http://www.hugosadh.com 2015

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: