David Monreal denuncia que escudos eléctricos de la Sedena causarán contracciones, alteración cardiaca e incluso la muerte

Publicado el diciembre 6, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

sedena
Imagen:redpolitica.mx
REVOLUCION 3.0
Hace unos días se informó que la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) anunció la adquisición de nuevo equipamiento militar, que incluiría máscaras antigás, cascos, esposas, toletes y escudos eléctricos. Este último artefacto, en los que se gastarían nada más y nada menos que 10 millones de pesos por 562 escudos, emiten una descarga de 200 kilovoltios.
El día de hoy, en senador del Partido del Trabajo (PT) David Monreal, ha emitido un punto de acuerdo donde se opone a la adquisición de estos escudos, mismos que “pueden causar contracciones musculares, alteraciones en el ritmo cardiaco, graves daños en el sistema nervioso e incluso la muerte”, advirtió.

“(…) los elementos antimotines no tienen la capacitación y adiestramiento necesario para el manejo de esas herramientas; lo que se ha hecho evidente en casos como la represión de una manifestación en la autopista Atlixco-Puebla –a los habitantes de la comunidad de San Bernardino Chalchihuapan, en julio de 2014– donde la utilización de balas de goma causaron la muerte de un niño de 13 años”, se lee en un comunicado emitido por la Coordinación de Comunicación Social del Senado de la República.

En 1998, el Ejército usó este escudo durante una manifestación tzotzil tras el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas. Ha sido, hasta ahora, el único registro de utilización.

Monreal atinó a demandar que en lugar de proveer a la fuerza policial estos violentos artefactos, debe dárseles capacitación en materia de derechos y garantías constitucionales (de la que carecen hondamente). Además, dijo que según fuentes militares, el gobierno teme a “las protestas que se pudieran derivar de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y otros probables actos de movilización social que pudieran suceder en Guerrero, Oaxaca y Michoacán”. Claramente la represión a las movilizaciones venideras está detrás.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: