Cuando el destino alcance a Peña Nieto y secuaces

Publicado el Diciembre 8, 2015, Bajo Columna de opinión, Nacional, Autor Soquito.

robo

Estimados lectores, esta es la primera columna de “Mujer con Sombrero”, espero nos sigan desde la perspectiva de una persona que ha elegido cómo vestir su cabeza, qué ideas, gustos, aficiones, convicciones y fobias tener. Lo más importante de esta mujer es que decidió ponerse un sombrero y no dejar regresar el miedo.

Para componer algo, es necesario partir de un diagnóstico correcto o saldrá peor el remedio que la enfermedad.

Al cumplirse 3 años de la llegada al poder de Enrique Peña Nieto, la Presidencia presume avances que nos hacen pensar que no están bien informados, o se hacen como que la virgen les habla.

El coordinador de los Senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Emilio Gamboa Patrón aplaudió el pasado viernes lo que considera logros indiscutibles de la Administración actual, mismos que sin duda, afirma se deben a las Reformas Estructurales. Menciona la generación de un millón 760 mil empleos en tres años, la reducción en las tarifas eléctricas y de telefonía, una reforma educativa en marcha, el encontrarnos entre los 10 países con mayor captación turística en el mundo, el control de la inflación, entre otros .

Gamboa va más allá y se atreve a mencionar los avances en materia de equidad de género en favor de las mujeres y la generación de más oportunidades para los jóvenes.

Solo le faltó decir que ganaremos el premio nobel de la paz, por el respeto a los Derecho Humanos.

Sin embargo, las víctimas, la ONU, las ONGs, los periodistas y los académicos tenemos cifras de otros problemas, de otros dolores y de otras infamias que no nos permiten echar las campanas al vuelo.

Para documentar el optimismo de los priístas, diremos que suponiendo sin conceder que se hayan generado los empleos que dicen ( muchos de ellos con salario mínimo que no alcanza ni remotamente para la canasta básica) la cifra requerida para al ir abatiendo el rezago es de un millón cien mil empleos al año, y no de 586,000 al año, como presumen. Si a esto le sumamos que crece la población a una tasa de 1.2 %, (casi el doble de la de E.U) podremos entender porqué en México hay dos millones más de pobres que hace un par de años. El crecimiento de la población en estas condiciones pasó de 53.3 millones de mexicanos en 2012 a 55.3 millones en 2014, lo que representa 46.2% del total nacional, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Respecto de la inflación baja ésta se sitúa en 3% y el crecimiento del país entre el 2.5 y 2.7% lo que no nos permite salir tablas y menos si recordamos que “El mundo del trabajo está aplastado. Trabajar asalariadamente es el peor negocio en México y eso no pasa en una economía moderna”, dijo el académico del Colegio de México (Colmex), Ariel Rodríguez Kuri.

Pero usted no se preocupe, si la economía va mal, en materia de respeto a los derechos humanos, no cantamos mal las rancheras.

Tras ser señalados internacionalmente como violadores consuetudinarios de la dignidad humana, Enrique Peña Nieto y Gamboa Patrón dicen que hemos avanzado mucho en la equidad de género y oportunidades para los jóvenes, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver, y finalmente la mentira dura hasta que la verdad aparece y resulta que en México 15 mil mujeres fueron asesinadas en los últimos siete años. Guerrero, Chihuahua y el Estado de México concentran las mayor parte de las víctimas.

El “Estudio mundial sobre el homicidio 2013”, hecho por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), señala que la tasa de feminicidios en el mundo es de 2.7 por cada 100 mil mujeres. México supera por casi dos puntos esta tasa.

El fenómeno de personas desaparecidas en México se ha vuelto imparable, desde 2007 cuando las autoridades reportaron el incremento exponencial de este fenómeno. De acuerdo con las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, en México existen 25 mil 398 reportadas como desaparecidas, con denuncias del fuero común. A ellas se agregan 557 personas que conforman las indagatorias de personas desaparecidas en el fuero federal.

De enero a abril , la autoridad reconoce 1,360 casos nuevos en 2015. Si la tendencia se mantiene, como ha sido la constante desde que comenzó el sexenio, este año será el lapso que más casos nuevos se contarán, superando las cinco mil 418 averiguaciones previas que hubo en 2014. Las cifras no oficiales señalan que los desaparecidos son mas de 100 mil, y es muy probable, pues al menos en mi querido Michoacán, solo hay 400 denuncias de desaparición forzada, pero hay mas de 10,000 casos que las personas no denuncian porque no saben con quién, tienen miedo a la autoridad. Como atinadamente señaló una de las madres centroamericanas participantes en la Caravana de Madres de desaparecidos que está en curso del 30 de noviembre al 18 de diciembre: “Si ni los cuentan, menos los buscarán”

Estas declaraciones triunfalistas del gobierno, a nuestro pesar, no son de un grupo de funcionarios mal informados, sino que provienen de un grupo poderoso de sujetos perversos y sin principios, que minimizan el dolor humano, al olvidar que el primer bien jurídico tutelado es la vida y que ellos están en sus puestos para dar seguridad y bienestar a la población.

Ante un país sumido en la corrupción y la impunidad el Gobierno pasmado e incapaz de entender su contexto, pretende convencer a una población asolada por el desempleo y la inseguridad con datos económicos inentendibles.

No, no hemos sentido las reformas estructurales en el bolsillo, hemos sentido la represión policial, la sordera del Ministerio Público, la insensibilidad de los jueces y la rabia enorme ante la corrupción que insulta a los ciudadanos empobrecidos.

Este es el otro México, el que es más fácil que crean quienes me leen, porque lo viven. México de desempleo, México de violencia, México de impunidad. México con gobierno que miente

Creo que a Enrique Peña Nieto y a sus secuaces, los alcanzará el destino, porque el que viento siembra, cosecha tempestades y la indignación, la rabia y el amor a México hará que más temprano que tarde de forma violenta o deseablemente pacífica pongamos un alto a los abusos de poder y al cinismo. Ya han tenido algunos avisos, pero no han entendido que no entienden.

Twiterr: @TaliaVazquezA

Correo: talia.vazala@vazala.mx

FB: Talía Vázquez Alatorre.

Por: Talía Vázquez Alatorre / 8 diciembre, 2015
Fuente: Revolución 3.0

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: