Saqueo de recursos, afectación de la vida silvestre, flora y fauna, resultados de la ley de hidrocarburos: MAIZ

Publicado el enero 10, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

derrame-de-petròleo
REVOLUCION 3.0
”Legalización del despojo”, es como se describe a la Reforma Energética y principalmente a la Ley de Hidrocarburos, afirmó Daniela Griego Ceballos, integrante del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ).Luego de 101 años de la Ley Agraria, el tema del derecho a la tierra sigue siendo una lucha constante, principalmente hoy que con la Reforma Energética se enfrenta el problema de despojo sobre todo en tierras ejidales y comunales.

“Y lo vamos a ver pronto porque ya hay concesiones en superficie en Veracruz”. Griego Ceballos explicó que con la llamada ronda dos, los despojos se verán pronto en tierras veracruzanas.

“En términos prácticos y sencillos, la Reforma permite que empresas puedan entrar a hacer exploración y explotación de superficies donde se presuma o sospeche haya energéticos, entonces pueden entrar aunque la gente, los comuneros o ejidatarios no estuvieran de acuerdo”, dijo la integrante de MAIZ y la Red Cívica Veracruzana.

También afirmó que es conocido que la citada reforma faculta la entrada a las empresas, poniéndolas por encima del interés social o del derecho de propiedad. ”Ya se está viendo, en el norte del estado y en el sur, pues Veracruz es de los estados con mayor porcentaje de exploración para pozos de extracción de gas shale mediante la técnica de fracturación hidráulica o fracking”, dijo.

Alrededor del 40 % de los pozos están en el estado de Veracruz, lo cual va a provocar no sólo un conflicto agrario fuerte, dijo Daniela Griego Ceballos, sino un saqueo de recursos, afectación de mantos freáticos, de la vida silvestre, flora y fauna.

Además afirmó que “nosotros nos solidarizamos con los pueblos que están hoy en resistencia, porque la defensa del territorio está vigente”. 25 contratos fueron asignados para la extracción de hidrocarburos, correspondientes a la Tercera Convocatoria de la Ronda Uno, los cuales requerirán una inversión asociada de mil 100 millones de dólares durante los próximos 25 años.

Las consecuencias de la actividad petrolera, van desde la transformación del paisaje, hasta el desplazamiento de los pueblos que viven cercanos a la zona. Asimismo, la directora y representante de la Unesco en México, Nuria Sanz, señaló que, si bien este organismo no tiene una postura sobre el uso del fracking o fractura hidráulica en Veracruz, es necesario que se hagan diferencias puntales entre las actividades de los pueblos que viven cerca de los bosques y selvas y otra, muy distinta, aquellas que tienen que ver con empresas de tipo extractivo.

Consideró que se debe apostar más por la regeneración de áreas naturales protegidas y de aquellas que tienen un valor especial para la Unesco, como en el caso de la zona arqueológica de El Tajín, en Papantla, además del Centro de las Artes Indígenas, pues dijo que su valor es incalculable y las actividades de tipo extractivo las afectan.

Según el presidente de la Asociación Civil Somos la Semilla del Cambio, Juan Carlos Atzin Calderón “empresas trasnacionales, sin sentimiento nacionalista ni de cuidado ambiental, vienen a Veracruz a explotar recursos naturales como energéticos, con la técnica de fractura hidráulica o fracking.

Cuando es sabido que la extracción de hidrocarburos por medio de la técnica del fracking provoca daños severos e irreversibles para el medo ambiente”. Agregó que pareciera que los gobiernos ponen por encima de los intereses, derechos y bienestar de la población, la conveniencia de las empresas.

“Creemos que los gobiernos están tratando de satisfacer los intereses de las empresas trasnacionales, y con la Reforma Energética se abre la puerta para que nuevas inversiones extranjeras entren a México para explotar los recursos naturales, y por supuesto que las empresas trasnacionales que no tienen ese sentimiento nacionalista, vienen a explotar los recursos naturales”, expresó.

Refirió que mediante la técnica del fracking, las empresas trasnacionales pretenden explotar hidrocarburos no convencionales, tales como el llamado gas shale. “Y esto provoca una contaminación grave en el medio ambiente… se atenta contra la vida de personas, animales y flora”, acentuó.

Atzin Calderón recordó que además del tema del fracking, en el estado de Veracruz hay proyectos latentes, tales como hidroeléctricas, minería a cielo abierto, entre otros, a cargo de trasnacionales, y que atentan contra el bienestar ambiental.

Por su parte indígenas totonacos y campesinos de Veracruz, cuyas tierras serán afectadas por la extracción de gas o petróleo mediante fracking, se organizaron desde el año pasado para rechazar esta técnica debido a las consecuencias ambientales y para la salud. En Veracruz hay 400 pozos abiertos con fracking en Papantla, Tantoyuca, Chicontepec y Pánuco.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: