VOCES A DEBATE: Mercadotecnia, votos y elecciones por @Amaya5M

Publicado el Febrero 23, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

Norberto Amaya_400x400 Por NORBERTO AMAYA, http://www.nssoaxaca.com/ 22 Feb. 2016

“En política sucede como en las matemáticas: todo lo que no es totalmente correcto, está mal”. Edward Moore Kennedy

Para empezar a escribir esta columna, revisamos algunos conceptos y los últimos acontecimientos que se han dado en el sur de América, en la competencia electoral de los Estados Unidos y por supuesto lo que está sucediendo en México. Todo lleva a análisis que pueden tener variables diferentes, realidades distintas y actores con formas de actuación y comunicación entrelazadas o que aplican el marketing y a lo que se agrega la incidencia del dinero, los monopolios de la comunicación y por supuesto la economía. Cada quien definirá su rumbo y sus pasos de acuerdo a las condiciones propias.

En política el uso de la mercadotecnia tiene definiciones que las han empatado con la venta, promoción o consumo de un producto, un político o un partido se vuelven producto de mercado, sujetos entonces a la oferta, a la demanda y a ofrecer lo que ellos suponen demandan los posibles consumidores, en este caso, los votantes. La comercialización de la política y el uso de la pobreza en elecciones es un hecho real en México. Los expertos definen que : “la Mercadotecnia es un sistema de procesos cuyo objetivo es identificar las necesidades y deseos que imperan en el mercado de forma que puedan ser satisfechos de la forma más eficaz posible, promoviendo el intercambio de bienes y servicios a cambio de un beneficio o utilidad”. Tal cual, literalmente eso sucede en la competencia electoral.

Los gobiernos y partidos contratan a empresas y consultoras para definir objetivos de corto y mediano plazo. Los gobiernos establecen métodos de trabajo, políticas públicas y relación con los ciudadanos en función de los resultados que les entregan las empresas de marketing, así, hay una definición entre el proveedor de servicios y el ciudadano-cliente . Los partidos también recurren a los sondeos de opinión, diversos tipos de estudios tales como encuestas, análisis del producto, testeos en poblaciones seleccionadas, posicionamiento de los productos a vender en determinados espacios, estadísticas y otros. Así han nominado y propuesto candidatos varios partidos políticos en México y todo ello ha sido aprobado por sus órganos de dirección.

Los votos de los ciudadanos, entonces, pasan a formar parte de una relación de consumo, venta, compra, producto, imagen o lo que es peor, perversión de los fines ideológicos o degradación de su Declaración de Principios o Acción y Programa. Queda claro entonces que cuando nos referimos a los procesos de selección de candidatos y gobiernos (EU, Argentina,Chile, etc) no están ajenos a la manipulación e intereses de los poderosos de siempre y que nunca han dejado el poder real. Los ejemplos recientes en Venezuela en las elecciones legislativas y el referéndum del domingo pasado en Bolivia, son una muestra palpable de lo que hacen los poderes fácticos en nuestros países.

Entonces el fin de la mercadotecnia gira en torno a ser capaces de poner al alcance de los clientes (votantes, electores) el producto deseado en el momento justo, por un precio y en función de la demanda. Se valen así de todas las herramientas y medios necesarios, deforman el mensaje y usan la comunicación a conveniencia. La mentira y el miedo son parte de sus acciones y formas de influir en la sociedad para que su “producto” se imponga. El control de la información es terrible, por ejemplo, en el periódico La Jornada, se repiten los mismos textos y notas de las agencias internacionales que entregan la misma información a Reforma, El Universal u otros medios de comunicación de la derecha ideológica, no hay una independencia informativa y si no fuera por la internet y redes sociales, el mundo sería en blanco y negro, según los monopolios de la comunicación. No se olvide que información es poder.

La elecciones que habrá en varios estado de México en julio de éste año, también están marcadas por lo antes señalado, pero debe sumarse el tremendo control en el sistema político de los poderes fácticos, la consolidación de la partidocracia, el uso de los recursos públicos por parte de los gobernadores y la negación de la ciudadanía como eje de acción central en la elección misma. La democracia en México se encuentra secuestrada. Ya en un escrito anterior señale que era – y es- necesario revisar otra vez todo lo que tiene que ver con nuestra actual Constitución y en consecuencia convocar a un Constituyente para la República, en consecuencia ello implica un cambio de régimen. Cabe apuntar que hoy tenemos en puerta la elección de 2018 que como están las cosas, se juega el “todo por el todo” para partidos, pero la sociedad debe ser determinante.

Concluyo. Habrá que revisar aspectos como: la actuación del déspota y corrupto Moreno Valle en Puebla y ponerle marcaje personal en TODO a su gobierno; ¿que sucederá en Oaxaca, imposición o competencia? ; ¿En Oaxaca será posible una competencia equitativa entre Salomón Jara, Benjamin Robles y Alejandro Murat o se impondrán mapaches y dinero?; en los demás estados y municipios (Quintana Roo, Tlaxcala, Durango, Veracruz, etc) se efectuará un real juego democrático?. Son afirmaciones y preguntas. Las dejo a su consideración.

Reflexiones. Dentro de éste panorama, una cuestión es segura, Morena avanza y se consolida en Zacatecas y Veracruz, con dos excelentes candidatos al gobierno, me refiero a David Monreal Ávila y Cuitláhuac García Jiménez, a quienes la sociedad les ha manifestado confianza y apoyo, debemos apoyarlos con seriedad y certeza. David Monreal Ávila y Cuitláhuac García, son hoy una luz de esperanza en una oscuridad que aterra.

Correo: nor.amaya@live.com.mx

Twitter: @Amaya5M.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: