Empresa relacionada con Diputado migrante en Chiapas, manipuló el listado nominal para favorecer al político

Publicado el marzo 15, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

FRAUDE-ELECTORAL-CHIAPAS
Revolución TRESPUNTOCERO

En 2015, durante las votaciones en Chiapas, un matrimonio acudió a votar pero no se encontró en la lista plurinominal, preguntaron el porqué, si su credencial de elector se encontraba vigente, pero ese no era el problema, porque este hecho se repitió con varias personas más, que al darle seguimiento al caso, se percataron que personas en Estados Unidos, en parte de Asia y Europa habían podido votar con los nombres de estos chiapanecos, situación que no terminaron de entender, derivado de la confusión que la “suplantación de identidad”, significó en ese momento.

La lista de 10 mil 808 ciudadanos que votarían a través de Internet para elegir a un legislador (migrante) está integrada por chiapanecos que viven en la entidad, y no en Estados Unidos, Guatemala y Europa, como aseguró el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC). El delegado del Instituto Nacional Electoral (INE), Édgar Humberto Arias Alba, aceptó que recibió quejas y denuncias de ciudadanos que acudieron a las urnas el 19 de julio, pero les negaron el derecho porque no aparecían en la lista nominal, sino en el padrón de personas que supuestamente solicitaron votar desde otros países.

En aquel momento, representantes del Partido del Trabajo (PT) ante el Consejo local del INE, pusieron el tema a discusión. Se señaló que un “numeroso” grupo de militantes de las regiones Sierra, Selva y Altos se quejaron porque no aparecieron en la lista nominal el día de las elecciones locales, “pese a que un mes antes, el 07 de junio, votaron para elegir a diputados federales”.

Derivado de ello solicitaron información, cuyo resultado fue que aquellos votantes se encontraban en una lista de chiapanecos residentes en el extranjero; “pero ninguno de ellos ha salido de Chiapas, y mucho menos del país”, explicaron los integrantes de dicho partido.

Sobre el tema, Revolución TRESPUNTOCERO obtuvo la declaración de Hugo Gómez Estrada, Fiscal Electoral, quien asegura que “en principio comenzamos a analizar las denuncias de los ciudadanos, así iniciamos nuestra labor de investigación y una vez que vimos que existían elementos irregulares, se pidió al Procurador solicitar el dictamen de desafuero de la persona que estaba siendo inculpada directamente, que era el diputado migrante, Roberto Pardo Molina”.

La problemática se centra, después de las denuncias, en la relación familiar que el político tenía con el dueño de DSI Elecciones, empresa que implementó el sistema de recepción del voto de los chiapanecos que viven en el extranjero y que está acusada de haber “manipulado” la elección a favor del candidato (en aquel momento) de la coalición PRI-PVEM.

“El Estado estudió y analizó el caso por lo que encontró elementos para decretar el desafuero, nosotros continuamos con la investigación hasta que consignamos la averiguación previa, y fue un juez especializado quien giró la orden de aprehensión, en contra de los posibles responsables. Después de ello corresponderá a la policía judicial ejecutar la detención para después dar inicio al proceso legal, correspondiente en el juzgado respectivo, esa fue hasta ahí nuestra función como Fiscalía Electoral.

Hasta este momento las órdenes de aprehensión son en contra de los propietarios y socios de la empresa, el representante legal y el diputado migrante. Y todo a partir, principalmente, de los testimonios de distintas personas, no solamente de Tuxtla Gutiérrez, sino de otros municipios, quienes corroboraron que cuando acudieron a votar no se encontraron en el listado nominal, se demostró que se hizo una alteración de los datos del padrón y que los únicos que tenían acceso a estos, era la empresa. Pero se seguirá el proceso, antes de emitir un veredicto final, aunque ningún delito en materia electoral es considerado como grave, en éste, la sanción podría ser hasta nueve años de prisión”, asevera el Fiscal Electoral.

Sobre el tema, el analista político y director del medio de comunicación Mural Chiapas, Bernardino Toscano, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO: “tenemos que señalar que al Partido Verde Ecologista se le debió de retirar el registro desde antes de la elección federal, derivado de reiteradas violaciones a la ley y a la Constitución, sin embargo, le fue permitido toda una serie de violaciones, que si cualquier otro ciudadano o partido hubiera hecho no corre con la misma suerte.

El fraude es un hecho inédito, no solamente por lo ocurrido, que ya es imperdonable, sino por las declaraciones de consejeros federales, que expresan contundentemente: ‘fue fraude, pero no hubo dolo’, es inaudito lo que están diciendo, entonces si no hubo dolo, cómo pretenden resarcir el daño, cuando debe efectuarse una sanción real, y no usar las leyes para protegerse a sí mismos”.

El periodista afirma que el IEPC, está controlado por políticos pertenecientes al PVEM, “cuatro de las consejeros obedecían al representante de esta institución política, es decir al hermano del actual secretario del partido en Tuxtla Gutiérrez, Mauricio Castañeda, quien siempre ha sido oficialista.

Quien actualmente es suplente del presidente del Congreso, Eduardo Ramírez, y es que cuando los siete consejeros acordaban una decisión, para la siguiente reunión, el representante del PVEM decía una cosa distinta y todo se caía, se rompía el acuerdo, es decir, prácticamente estaban a lo que dictaba dicho partido.

En aquel momento el IEPC fue omiso, porque fue manipulado y no se puede esconder que en la práctica se vio contundentemente que hubo un gran beneficio para el PVEM, siendo autoridad permitieron que otro decidiera en su beneficio. Siendo el árbitro no cancelaron su registro, pese a las múltiples irregularidades, como no lo hicieron hoy los consejeros destituidos ahora están pagando las consecuencias”.

Toscano, afirma que aún cuando se habla de la aceptación de un fraude, no se está sancionando o denunciando a las personas correctas, en algunos casos, y cita el ejemplo de Ivone Miroslava Abarca, perteneciente al equipo del IEPC, quien fue la encargada del voto en el extranjero, pero nunca quiso firmar un sólo documento a su secretaria técnica, Amable Mendoza, “quien posiblemente tenga que pagar las consecuencias que le corresponden a la consejera, por dicha problemática.

No es posible que ella ahora se deslinde de responsabilidades, cuando es quien debería rendir cuentas. Todo este fraude debería derivar en la cancelación del registro del PVEM, que incluya una investigación exhaustiva, para sí poder enviar a la cárcel a todos los que participaron en el fraude electoral y la manipulación del voto, no solamente en el extranjero sino que también aquí en Chiapas.

Aunque esto no va pasar, porque las leyes las están usando para que ellos puedan beneficiarse y protegerse y así provocar una exoneración en un determinado momento, de todas las responsabilidades tanto jurídicas, como administrativas y sociales, cuando la realidad es que el pueblo debe ir más allá y pedir la salida de Velasco Coello, porque ya quedó demostrado, una vez más, que no le interesamos los chiapanecos, él tiene mucho que ver en el problema pero solamente está pensando en las revistas sociales, cuando el gobernador, después de habernos dejado en la ruina, debería salir del estado, junto a toda su camarilla de vividores”.

Por su parte, el abogado especialista en derecho electoral, Iván Genovés, comenta a Revolución TRESPUNTOCERO que, “la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ya dio a conocer que el juez tercero del Ramo Penal del Distrito Judicial de Tuxtla, dictó auto de formal prisión en contra de Carlos Alberto Díaz Hernández, representante legal de la empresa DSI Elecciones S.A. de C.V., por los delitos electoral, fraude y asociación delictuosa.

Esto porque se detectó que la empresa inscribió a electores chiapanecos en el listado nominal, sin que ellos lo hayan solicitado y sin que éstos radicaran en el extranjero, lo que se comprobó con el testimonio de diversos ciudadanos. Carlos Alberto Díaz Hernández fue ingresado al Centro de Reinserción Social para Sentenciados, donde enfrenta el proceso penal en su contra.

Pero esto no significa nada, están acusando al empresario, lo cual es lo justo, pero siguen sin tocar al PVEM, como si este hombre de negocios hubiera actuado solamente para beneficiar al partido sin ‘pago’ alguno. No se habla de una investigación a todo el partido y las consecuencias que de esto deriven, lo que sucederá es que se hablará de encerrar o sancionar a quienes manipularon, pero no a quienes lo ordenaron, que en ese sentido, siguiendo la cadena de mando, hasta el propio Velasco Coello, en un país democrático, estaría pensando en la prisión y el escándalo que esto conllevaría.

Estas no son las únicas anomalías, no son los únicos fraudes del PVEM, muchos más están ahí afuera, pero al ser escondidos, nadie protesta. En esta ocasión usarán al ex diputado migrante, que ya escapó, para acusarlo de todo error o delito, así el partido queda nuevamente como una ‘víctima’, cuando en realidad es ese partido el que ha llevado a Chiapas a hundirse en una medida acelerada”, comenta el abogado.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: