Salí porque soy inocente: primera conferencia de #NestoraLibre

Publicado el marzo 19, 2016, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

nestora

La gratitud fue la tónica: “a todos quienes alrededor del mundo pusieron su granito de arena para mi liberación.”

Regeneración, 18 de marzo de 2016. El Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, se congratuló al saber la liberación de Nestora Salgado, líder y comandante de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero.

En Twitter, López Obrador publicó el siguiente texto: “Buena noticia la anunciada liberación de Nestora. Ojalá pronto pase lo mismo con Mireles y los maestros de Oaxaca injustamente encarcelados”. Confió que próximamente sean liberados José Manuel Mireles y los maestros de Oaxaca detenidos.

Néstora destaca que no quiere que se le involucre con ningún partido político, aunque acepta cualquier apoyo: unir todos los colores y sabores, pero sin que esto se preste a utilización partidista. Aclara que ella no es “política”, es del pueblo.

Anuncia que realizará una campaña por la libertad de todos los presos políticos de la CRAC-PC y por el esclarecimiento de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde hace casi año y medio.

Agradece a todas y todos los que con su movilización hicieron posible que fuera liberada de la injusticia. Ahora está feliz de haber demostrado su inocencia, la falsedad de los delitos que le fabricaron. Con su sonrisa franca reitera que seguirá luchando por la justicia verdadera: la justicia popular.
—————————-
#NestoraLibre “A sus órdenes Comandanta”

El Centro ProDh estaba colmado, la gente que quiso acompañar a la Comandanta de Olinalá quedó incluso, afuera del lugar. Ofrecería allí su primera conferencia de prensa en libertad.

Estaban presentes los integrantes de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, pero no sólo, también los luchadores de Atenco, los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, estaban representantes de la resistencia a la Presa Laparota.

Su llegada fue ovacionada y ocupó el centro de la mesa, rodeada de mujeres: estaban las esposas de Arturo Campos Herrera y de Gonzalo Molina, estaba su hija Grisel, a su lado.

El primero en tomar la palabra en el acto fue el directo del centro de derechos humanos Tlachinollan de la montaña de Guerrero, Abel Barreda.

“¿Cuánto cuesta pelear por la justicia en un estado hecho trizas por el poder caciquil?¿cuántos delitos dice el gobierno caciquil que cometiste por ser fiel a la asamblea regional de la CRAC?¿Por qué pagaste tan caro por defender los derechos del pueblo? Son las valientes mujeres de la Montaña el símbolo de la lucha contra la impunidad”, interrogó el antropólogo.

El turno fue luego para las mujeres. Agustina García tomó el micrófono con fortaleza y no titubeó, al hablar frente a la multitud, ataviada con el clásico uniforme verde de la policía comunitaria.

“Mi esposo es Arturo Campos Herrera, consejero regional de la Casa de Justicia Comunitaria, preso en Ayutla, Guerrero. Hoy estamos para apoyar a la compañera, valiente, que es una fuerza para nosotros. Nosotros que somos indígenas, que somos mixtecos, que no tenemos dinero, que por eso el gobierno nos humilla, fabricándonos delitos. Sepan que el orgullo y la dignidad están presentes en estas gorras. Por eso exijo la libertad de mi marido, Arturo Campos Herrera y de todos los presos de la CRAC. Hay muchos presos de conciencia que nadie voltea a ver, ¿por qué los encarcelan a ellos y los que hacen el mal están libres?”

Ausencia Honorato es la esposa de Gustavo Molina, también comandante de Comunitaria de Olinala, detenido en el Cereso de Chilpancingo, desde dónde envió unas palabras por medio de una carta que leyó su compañera. “La libertad de Nestora es la de nuestros pueblos indígenas, los que sufren la miseria y la marginación del estado. Llamo a la compañera Nestora a que no abandone a nuestros pueblos y comunidades, que se mantenga en la lucha. Sepan que dónde me encuentre también estaré luchando, hasta el último aliento. Recuerden siempre que el respeto a nuestros derechos será justicia.”

Ausencia también se dirigió, fuerte y clara, hacia la audiencia: “Nuestros presos deben estar fuera porque fueron acusados de los mismos delitos que Nestora, delitos que fueron fabricados. Muchos los trataban de delincuentes, pero sólo hemos luchado por la gente, contra la pobreza y el gobierno.”

Tambén Giovanni Torres, comandante de la Policía Comunitaria hizo uso de la palabra: “Nos tacharon de delincuentes pero las policías comunitarias son totalmente legítimas. Hemos decidido morir luchando y no como chivos, amarrados. Las policías comunitarias son nuestra única vía para dar seguridad a nuestros pueblos. ¿Por qué entonces, cuando un pueblo levanta la voz es reprimido? Eso es lo que sucede con nuestros 9 compañeros presos. Llamamos a todas las luchas y organizaciones sociales a que se organicen. No hay otra forma de defendernos que organizándonos. No esperen a tener un familiar preso para unirse a nuestras filas. No esperen que les desaparezcan un hijo para apoyar a los padres de los 43, no esperen que les arrebaten sus tierras para unirse a los que pelean por ella.”

Anunció a su vez, que el próximo 23 y 24 de abril se realizará en Olinalá el tercer encuentro nacional por la libertad de los presos políticos. Ocasión buena para acercarse e interiorizarse, para conocer y ser reconocido.

A continuación fue el turno de Yolanda Barreto, integrante del Comité por los presos políticos: “El gobierno niega la existencia de presos políticos en este país, pero son más de 500. La liberación de Nestora es la prueba de que existen, en Guerrero, en Oaxaca, en Puebla, en todos los estados.

Mi esposo es Damián Gallardo y también es un preso de conciencia. Nadie va a repararles el daño de los años que los mantienen recluidos.”

Tanto Yolanda, como más adelante lo hará la propia Nestora, se refirieron a la repercusión mediática de su liberación pero a la falta de atención que sufren cuando se les requiere difundir las necesidades de los pueblos.

“Por nuestros hijos, por nuestras hijas, por un mundo mejor, por un poco de justicia, ahora vamos por todos los presos políticos de México”

“Mi mamá salió por ser inocente, no por permiso de nadie, por la ayuda de muchos de los presentes aquí, a quienes agradecemos profundamente” agregó Grisel, su hija.

Entonces fue el turno de Nestora Salgado, tras casi 3 años de reclusión injustificada. Su primer agradecimiento fue dedicado a Sergio Ferrer, periodista, “el primero en creen en mi inocencia, cuando nadie estuvo conmigo, el primer en escribir sobre lo arbitrario de mi detención.”

La gratitud fue la tónica: “a todos quienes alrededor del mundo pusieron su granito de arena para mi liberación.”

Entonces, retomó la crítica a los medios masivos de comunicación: “Muchos no llegan a dónde los necesitamos, tenemos que hacer tanto para lograr su atención. Tenemos tantas denuncias en nuestros pueblos, de nuestra gente, esa que nadie voltea a ver. Si de verdad les interesa el periodismo y la comunicación, volteen hacia nuestros pueblos, tienen mucho para decir.”

Entonces, pasó a hablar de su caso y de las condiciones de su reclusión: “Estuve encarcelada por pedir justicia por denunciar a un gobierno corrupto en Olinalá. No hay palabras para que los presos podamos decir lo que pasamos adentro, cuando estás cargando delitos que no cometiste, un delincuente sabe que paga, pero nosotros no cometimos delito alguno. Estar preso es sentirse enterrado vivo, estuve 20 meses aislada sin convivir con ninguna presa. Conmigo se ensañaron, es difícil luchar contra el gobierno cuando se lleva una consigna. En mi caso, fue denunciar lo que hacían con niños de 7 años, los videos pornográficos que me tocó ver y se me partió el corazón.”

Fue de la injusticia de dónde surgió el valor: “Soy del pueblo, soy el rostro de los que nadie ve, de los que nadie sabe que están presos, mi gente logró traspasar fronteras, pero hablamos de 500 presos políticos en México. Les pido que por ellos demos el siguiente paso. Llamo a que se unan a esta lucha, únanse a la campaña, denuncien los abusos que vivimos los presos políticos: golpeados, castigados. Me toco ver que al hospital llegaran presos con las vísceras destrozadas por los carceleros, la llevan a morir al hospital. Mueren por semana dos o tres presos, de los que me pude dar cuenta, eso no se vale. Exijamos respeto a nuestros derechos, de los pueblos indígenas, de la policía comunitaria.Hago un llamado al gobernador de Guerrero por la libertad de Molina, de Campos Herrera, de Gallardo. Pido por la libertad de Samuel, que es un niño y no tenía 18 años cuando lo detuvieron por portar un arma, y lo encarcelaron con adultos. Pido que liberen a los presos de la CRAC, que se atienda, como en mi caso, a la ley 701. Son campesinos, padres de familia que un día se levantaron hartos de que nos mataran y violaran nuestros derechos.”

“Lo único que he dado es lo poco que tengo, pero lo que le doy a mi pueblo es de corazón. Me tocó estar frente a madres que me exigían justicia para sus hijos, que enterraban desmembrados. No represento a ningún partido político, sólo la lucha de mi pueblo. A veces me preguntan si no tengo miedo, y tengo miedo sí, pero voy a morir luchando por la dignidad de nuestro pueblo. No importa que tenga que hacer, voy a lograr la libertad de nuestros presos. En todas las luchas estaré presente, siempre que me necesite. También les pido que cuando ocupe, estén conmigo. Soy alguien que atraigo a la gente a la unidad, sólo así lograremos un cambio en este México. Un cambio que se necesita urgente, que no los atonte Televisa. Comprométanse con nosotros, los encarcelados injustamente como lo hicieron conmigo. Mi caso demuestra cuántos inocentes presos hay, cómo el gobierno nos fabrica delitos. Reflexionen acerca de lo que significa un preso político. Desde mi alma agradezco a todos, me gustaría darle un abrazo a todos, es lindo verlos aquí reunidos y sentir su solidaridad.”

En el final de su alocución, ,pidió una ovación de pie “para nuestra policía comunitaria”, que le respondió con el mismo grito que al salir del penal de Tepepan: “A sus órdenes mi Comandanta”

Nestora viajará a Estados Unidos a recibir un tratamiento que compense los daños de la reclusión prolongada, “pero sigo en mi lucha, mi idea es regresar y seguir con mi Comunitaria. Mientras me quieran.”

Foto: LJG / Desinformémonos

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: