Los miserables de India explotados por la mafia del agua en Delhi

Publicado el marzo 27, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

Alfredo Jalife R.
Alfredo Jalife-Rahme
La Jornada
Leila Nathoo, del rotativo británico The Independent (que ahora solamente publica on line), describe que los residentes de la capital Delhi (17 millones de los más de mil 250 millones del total de India: segunda población global detrás de China) gastan hasta la quinta parte (¡supersic!) de sus ingresos para obtener agua limpia (sic) en un país “donde 76 millones de personas carecen de acceso a un abasto seguro (http://goo.gl/KoDqwL)”. ¡Tremendo!

Tiene mucho parecido Delhi con lo que he denominado la “Bolivia mexicana (http://goo.gl/KDO8lf)” –Iztapalapa, la delegación más poblada de la Ciudad de México, y las ciudades sedientas del estado de México: Neza/Ixtapaluca/Chalco/Texcoco/Chimalhuacán– por su vulnerable dependencia de fuentes externas: en el caso de Delhi, de tres ríos Yamuna, Ganges y Sutlej (http://goo.gl/hbjAZf), y en el caso de la Ciudad de México, del sistema Cutzamala.

Las pipas en Delhi aparecen cada 15 días, lo cual es insuficiente para abastecer la sed de sus habitantes, por lo que tienen que recurrir tanto a pipas que vienen de otras partes del país como al agua subterránea de los pozos perforados.

Según Nathoo, el agua tratada –¿quién lo garantiza?– es gratuita (¡supersic!) y abastecida por el gobierno como “parte del intento de las autoridades para romper el dominio completo de lo que los residentes llaman la mafia del agua” que lucra con la carestía hídrica en Delhi. ¿Dónde escuché eso?

En el “México neoliberal itamita”, su mafia del agua estaría conformada por el conglomerado financierista del israelí-mexicano David Korenfeld Federman (http://goo.gl/Q1GImn) y el Consejo Consultivo del Agua AC, bajo la égida de Mekorot, empresa estatal de Israel, y dos bancos de inversiones de Wall Street: Morgan Stanley y Citigroup/Banamex.

El letal fracking –bisagra de las dos privatizaciones de los hidrocarburos y el agua en el “México neoliberal itamita (http://goo.gl/MBnBj4)”– acopla los intereses del nepotismo de dos hermanos: Jesús Reyes-Heroles González Garza, presidente del Consejo Consultivo del Agua AC, y Federico, miembro prominente de la entreguista Comisión Nacional de Hidrocarburos. ¡Todo queda en la famiglia del Grupo Tuxpan (al que pertenecería Roberto Hernández Ramírez)!

Por lo pronto, el Banco Mundial otorgó 10 mil millones de pesos para privatizar el agua en la Ciudad de México.

En forma dramática, Nathoo expone la incapacidad de la capital india para satisfacer la necesidad del agua de su floreciente (sic) población que refleja la situación en todo el país, donde 76 millones de personas (¡supersic!), el mayor número en el mundo, carece de acceso al agua segura, de acuerdo con un reporte de Water Aid, publicado en la celebración del Día Mundial del Agua (http://goo.gl/CxO6Su). ¿Qué celebran?

Una auditoría del Sistema de Agua de Delhi en 2013 encontró que abastece menos de 757 millones (¡supersic!) de litros al día de lo que requieren sus 17 millones de residentes.

¿Existirá un estudio similar y/o una auditoría al respecto en el “México neoliberal itamita” de parte de la disfuncional y supercorrupta Conagua –con aviones repletos de polvo blanco (http://goo.gl/tTVVeY)– que teledirige todavía el mexicano-israelí David Korenfeld Federman?

En Sangam Vihar, distrito electoral sureño de Delhi, se ha denunciado que empresarios oportunistas han hecho su agosto al perforar sus propios pozos ilegales o al capturar el abastecimiento oficial para revenderlo a precios mayores, muchas veces confabulados con las autoridades. ¡La sinergia perfecta!

Dinesh Mohaniya, representante en la asamblea de Delhi del distrito Sangam Vihar, fustigó a la mafia del agua por ser totalmente inmoral y desnudó que aún en la capital de India, después de más de 65 años de independencia, no podemos abastecer con agua potable a nuestros ciudadanos; es vergonzoso.

Foto
Llenado de pipa para el reparto de agua, el 1º de febrero pasado, en la delegación Iztapalapa, la demarcación más poblada de la Ciudad de MéxicoFoto Jesús Villaseca
La carestía hídrica en India es un asunto de supervivencia que han aprovechado los partidos políticos anticorrupción, como Aam Aadmi, que gobierna la capital y ha prometido el agua gratuita para todos con tuberías en todas las áreas residenciales sin planificar, además de una campaña contra los proveedores privados.

Ahora bajo la conducción del partido Aam Aadmi, de reciente formación, los tanques de agua han llegado al distrito Sangam Vihar, mientras los pozos tubulares han sido recapturados y puestos bajo el control de la comunidad (¡supersic!), con un nuevo acueducto extendido al alcance de 70 por ciento del área de la población. Pese a ello, muchos todavía se han visto forzados a suplementar los abastos de las fuentes privadas, muchas de las cuales parecen intocables. Obvio: de otra manera no serían mafias.

En otras vecindades menos afortunadas, las visitas por las pipas oficiales son todavía muy raras, donde los ingresos mensuales de los hogares equivalen a 127 dólares y tienen que pagar 28 dólares al mes para surtirse del agua de un pozo privado.

Lo peor: en caso de cualquier queja, las empresas privadas acuíferas con la mano en la cintura cortan el abasto. ¡Lo humano no cuenta. Sólo los ingresos pecuniarios!

Un grave problema del agua subterránea bombeada es que está contaminada y no es higiénica para beber. Por desgracia muchos habitantes no tienen otra opción que beber agua contaminada y pagar por ello. ¡Se gratifica la contaminación privada!

Leila Nathoo comenta que la capital depende de los ríos Yamuna, Ganges y Sutlej del norte de India para la mayor parte de su abastecimiento, pero años de pésimo manejo y creciente población coloca los recursos bajo estrés constante, ya que aún quienes están conectados a la red de tuberías solamente reciben agua pocas horas cada día.

Nathoo rememora que la vulnerabilidad de la capital fue expuesta el mes pasado cuando los manifestantes en la cercana Haryana sabotearon un canal crucial que dejaron a millones de personas sin agua durante varios días.

Dinesh Mohaniya arguye en forma lúcida que el enfoque del Consejo del Agua en Delhi ha sido la conservación del agua, lo cual es insuficiente ya que podemos proveer tuberías, podemos crear redes, pero no podemos crear agua. Es el mismo enfoque que opera en el “México neoliberal itamita” condimentado ahora de la obsesión economicista del costo.

Lo absurdo de una potencia del nivel de India –tercera geoeconomía global dotada con 120 bombas nucleares (http://goo.gl/9Z3ZJa)– es que haya sido secuestrada en forma insana por su mafia del agua. ¿Eso es lo que le espera al “México neoliberal itamita” con la fétida ley Korenfeld, sumada al cabildeo del Consejo Consultivo del Agua y la disfuncionalidad de la Ciudad de México, subyugada a los aviesos designios del Banco Mundial que busca la privatización de líquido vital que solamente empeoraría las cosas, como ha sucedido en otras partes del mundo, donde ya han iniciado la desprivatización del agua (http://goo.gl/kdi0dg)?

Los miopes cuan mediocres políticos desde India hasta el “México neoliberal itamita” evadieron enfrentar la grave carestía del agua, que no es nueva. Ahora el destino los alcanzó con sus ciudadanos secuestrados.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: