Conflicto en Colombia costó “sangre, muerte y dolor”: Salcedo Ramos en CNN

Publicado el marzo 30, 2016, Bajo Audio, Autor LluviadeCafe.

aristegunoticias
Ante la posibilidad de que Colombia firme la paz con la guerrilla en este 2016, el escritor y periodista colombiano, Alberto Salcedo Ramos, dijo en entrevista para Aristegui CNN que “desde siempre habíamos tenido la sospecha de que un proceso de paz tenía que sacarlo adelante un presidente que tuviera autoridad política, que tuviera un gran capital político derivado de su transparencia, o también de su procedencia social”.

Sobre el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, apuntó que “es un hombre de la clase alta colombiana, a quien no se le puede acusar de ser un simpatizante de los guerrilleros. Ha sido muy pragmático y ha tenido un sentido de la responsabilidad, ha comprendido y sabe leer el momento histórico en el que estamos”.

“Ha entendido que un conflicto tan viejo, tan costoso en términos sociales, que nos ha costado tanta sangre, tanta muerte, tanto dolor, es un conflicto que nos convierte en un país no viable. Santos está pensando en la viabilidad política del país, pero también está pensando en que cuando se genere ese acuerdo de paz entre el gobierno y la guerrilla, va a ser posible lograr otros acuerdos con otros sectores desestabilizadores”, refirió.

El gran problema de Colombia, es que “a lo largo de nuestra historia no hemos sido capaces de inventarnos un negocio más rentable que matarnos, porque la guerra en Colombia ha sido un empleador, es triste decirlo”, consideró.

“Hay mucha gente en Colombia que va a la guerra para que la guerra no venga a ella… si tú estás pasivo la guerra te puede matar, hay mucha gente que se arma para defenderse de la guerra, y al armarse sigue haciendo la guerra, y al hacer la guerra, mata al que todavía no se ha armado”, aseveró.

Recalcó que “me parece muy valiente lo que ha hecho Juan Manuel Santos, de tratar de ponerle un freno a esa violencia, a esa barbarie tan prolongada que hemos tenido a lo largo de los años”.

En un principio “la guerrilla tenía motivaciones legítimas, canalizó una inconformidad que había en Colombia en relación con la distribución de la riqueza, era un país donde no se habrían espacios de crítica, diálogo, inclusión, un país que reconocía a los poderes del centro e ignoraba a su periferia, la dejaba a merced de sus dramas seculares, por los siglos de los siglos”.

“Lo que es innegable es que hemos tenido el narcotráfico como combustible del conflicto armado, todos los agentes que participan en nuestro conflicto, han utilizado el tráfico de drogas para fortalecerse militarmente y económicamente”, abundó.

Explicó que “es una guerra que nació con una motivación política y se degradó totalmente”.

El narcotráfico tal y como está planteado en el mundo y por la presión de la gran potencia que señala las reglas a seguir en este asunto, deja a Colombia y a México como países que “son como villanos de la películas, que producen un capo que hoy se llama Pablo Escobar… mañana se llama ‘Chapo’ Guzmán, es un carrusel en el que cambian los nombres pero el problema lo que hace es multiplicarse”.

“Es un engranaje pernicioso en el cual hay un gran negocio, y por eso no han sido capaces de tumbarlo, porque no quieren que se acabe ese negocio”, lanzó el periodista.

De firmarse la paz en Colombia, “vamos a tener un país más viable, en el que sería posible convencer a los otros actores del conflicto armado que valdría la pena intentar esta nueva vía”.

Recordó que el ex presidente Álvaro Uribe “es una víctima del conflicto armado, su padre fue asesinado por la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y Uribe ha alentado durante muchos años un espíritu revanchista … no se trata sólo de sentar a las FARC y convencerlas de negociar, hay que incluir a esas voces disidentes que están en contra”.

“Colombia es un país muy polarizado, hay una fractura política y social que va a tardar años en sanarse”, aseveró.

Colombia “nunca había estado tan cerca” de poder firmar la paz, señaló.

Su libro

Sobre su más reciente libro, Los ángeles de Lupe Pintor, el escritor y periodista explicó que “Lupe Pintor fue un boxeador mexicano muy popular y muy importante en su momento, se hizo más famoso cuando protagonizó un episodio trágico en el ring, en 1980, él le causo la muerte con sus golpes a un boxeador de Gales, Johnny Owen, a mí me quedó la curiosidad desde ese momento y en uno de mis viajes a México me reuní con Lupe Pintor para hablar con él de cómo era vivir cargando eso”.

Se reunió con el boxeador en 2014, donde le contó que “se había hecho amigo del papá de Johnny Owen”.

La mujer de Pintor, le contó que “es un hombre muy amoroso, muy afectivo, cariñoso. La crónica está llena de esos elementos, y Lupe Pintor dice que el boxeador que murió se ha convertido en una especie de ángel para él, cree que desde el más allá ese boxeador es capaz de comprender lo que sucedió… e inclusive de darle suerte”

“Por eso el libro se llama Los ángeles de Lupe Pintor, porque él tiene un par de personas que han muerto en circunstancias trágicas y él cree que lo bendicen y lo cuidan”.

El libro consta de una compilación de 18 crónicas, pero Lupe Pintor predomina porque “es una historia inédita, que escribí exclusiva para el libro… desde que soy pequeño, odio oír cosas que luego no sé cómo terminan”.

Fueron “cuatro o cinco días con él… fui a comer con él, al mercado, estuve en diferentes momentos. Me arrimé al alma de un hombre bello, honesto y cálido”.

El periodista reveló que la mujer de Pintor “ha sido clave en la forma que él procesó el drama, tenía un conflicto consigo mismo, no se perdonaba haber estado en el ring en el momento que sucedió eso, y haberlo propiciado”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: