El exdirector de Pemex, protector e intermediario de magnates oscuros

Publicado el Marzo 31, 2016, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

pemex-em-2-d-1024x683
Durante cuatro años, Emilio Lozoya Austin fue director de la empresa más importante de México –Pemex– y pieza fundamental del gobierno peñanietista. Pero poco antes se dedicó a conseguirles negocios a empresarios españoles hoy enjuiciados y a consorcios de nefasta reputación como OHL. Los expedientes muestran que se movió en el centro de una trama de corrupción y compadrazgo en que la ambición y la opacidad eran la regla.

POR ALEJANDRO GUTIÉRREZ, MADRID (Proceso).- 30 MARZO, 2016 REPORTAJE ESPECIAL

En los tribunales españoles se dirime un litigio que implica a Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Pemex, quien justo antes de asumir el cargo en la paraestatal benefició a empresarios extranjeros, hoy procesados.

También te recomendamos
Denuncia PAN a Emilio Lozoya por posibles actos de corrupción

El juicio se refiere a un delito de estafa agravada en perjuicio de varios empresarios que dicen haber sido engañados por Javier López Madrid –yerno de Juan Miguel Villar Mir, máximo accionista de OHL y otrora socio de los demandantes–, a quien se le acumulan problemas judiciales en España, al grado de que ya fue separado del entorno de amistades del rey Felipe VI y la reina Letizia.

Los denunciantes acusan al también ejecutivo de OHL y del Grupo Villar-Mir de ocultarles información financiera vital de Infoglobal, una compañía especializada en sistemas avanzados de telecomunicaciones y videovigilancia en la que estaban asociados, informó una fuente judicial.

Pero este pleito destapó una conexión­ mexicana del escándalo: Emilio Lozoya Austin, el hoy exdirector general de Pemex, no sólo es amigo de López Madrid, sino que formó parte de esa empresa y fungió como el intermediario con el fin de que la compañía española consiguiera contratos por 60 millones de euros en México para instalar sistemas de videovigilancia en los penales federales de Chiapas y Morelos.

De acuerdo con documentos del Registro Mercantil español a los que este semanario tuvo acceso, Lozoya fungió como consejero de Infoglobal entre el 2 de agosto de 2011 y el 29 de agosto de 2012. Es decir, cuando aún no era titular de Pemex. La empresa firmó los contratos en México en marzo de 2012.

Su salida como consejero de Infoglobal coincide con su salida del Consejo de Administración de OHL-México, el 10 de septiembre de 2012, cuando fue nombrado vicecoordinador de Asuntos Internacionales del equipo de transición de Enrique Peña Nieto.

El negocio fallido

El 30 de mayo de 2015, el Boletín Oficial del Estado (BOE) español publicó la resolución del Juzgado Mercantil 12 de Madrid sobre el procedimiento 201/2015, en el que se declaró el concurso de acreedores de Infoglobal, ante su incapacidad de hacer frente a una deuda de 15 millones de euros. Esto ocurrió porque el negocio en México falló y por los manejos irregulares en la empresa.

Dicha declaratoria es paralela al proceso judicial que emprendieron los empresarios Ignacio Comenge (dueño de embotelladoras Coca-Cola en España); Baldomero Falcones (expresidente de la constructora FCC) y Marcos Fernández Fermoselle (expropietario de Parquesol), quienes en julio de 2013 adquirieron 30% de Infoglobal, merced a la promesa de López Madrid y otros socios, que les garantizaron la viabilidad del contrato en México y por tanto de Infoglobal.

Entre los tres invirtieron 5.6 millones de euros en acciones. Sin embargo, posteriormente recibieron información financiera maquillada y les fue ocultada información vital sobre el contrato en México.

Tras la intervención de Lozoya Austin, Infoglobal logró un acuerdo con Desarrolladora Homex, una importante constructora mexicana responsable directa de las obras, para el desarrollo, instalación y puesta en marcha de los sistemas avanzados de telecomunicaciones, control y seguridad integral en las prisiones de Chiapas y Morelos.

No obstante, el 19 abril de 2013 Desarrolladora Homex anunció la venta de ese negocio al empresario Carlos Slim por 4 mil millones de pesos. El multimillonario mexicano adquirió el contrato a través de dos sociedades de su propiedad: Grupo Financiero Inbursa y la constructora Ideal.

El nuevo propietario prescindió de los servicios de Infoglobal, lo que produjo un fuerte revés a la empresa hispana porque esos convenios representaban 65% de sus ingresos totales.

Cuando Homex hizo la transacción, López Madrid vendió 30% de su paquete accionario, y pasaron tres meses sin que los nuevos socios conocieran que el proyecto en México había terminado y que las finanzas de la compañía tecnológica estaban en entredicho.

Los tres estafados –Comenge, Falcones y Fernández Fermoselle– promovieron una querella el 19 de septiembre último, que presentó el abogado Adolfo Prego, por maquillar las cuentas del consorcio y ocultar datos sobre Infoglobal para deshacerse de las acciones.

La querella es contra López Madrid y sus socios Guillermo Mesonero Romanos y Alfonso Carcasona García. En ella sólo se alude al papel de Lozoya Austin como consejero anterior e intermediario en el contrato.

La demanda señala que el “contenido defraudatorio de la acción” se basa en el “desastre financiero engañosamente ocultado”.

“Esta ocultación defraudatoria se mantuvo durante las conversaciones en las que se propuso a los querellantes su adquisición: se continuó en la información suministrada al economista encargado de hacer una due diligence, provocándole errores de evaluación mediante la ocultación de datos gravemente negativos sobre la situación de la empresa”, indica la denuncia.

Pero no quedó ahí; también se escondieron datos en el informe de gestión –que no incluye la pérdida del principal cliente–, y ese disimulo se mantuvo en la propia escritura de venta de las acciones.

El caso está en manos del magistrado Juan Antonio Toro Peña, titular del Juzgado de Instrucción 36 de Madrid, que dio entrada a la causa e inició una serie de actuaciones. Sin embargo, luego ordenó el archivo provisional de la querella. Los denunciantes apelaron la decisión ante la Audiencia Provincial de Madrid, por considerar que aún existen diligencias pendientes.

“Compi Yogui”

Aparte de este conflicto por Infoglobal, López Madrid tiene otros frentes abiertos con la justicia española: Está acusado en el caso de las “tarjetas black” de Caja Madrid, que son las tarjetas de crédito que usaron miembros del consejo de dicho banco, cuyos gastos no tributaban ante Hacienda y por los que la fiscalía pide un año y medio de cárcel en contra del empresario; enfrenta también una denuncia por acoso contra la dermatóloga Elisa Pinto y está acusado de financiar irregularmente al Partido Popular (PP) de Madrid a cambio de obra pública.

El 11 de febrero último, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil registró su domicilio y su oficina porque los investigadores encontraron una agenda del líder del caso Púnica –la trama de corrupción que encabezó Francisco Granados, durante años número dos de la dirigente del PP, Esperanza Aguirre, en la que señala que López Madrid les hizo aportaciones irregulares por 1.8 millones de euros.

No obstante, sus constantes apariciones en los medios de comunicación por estos escándalos tuvieron un capítulo aún más sensible, cuando el martes 8 el periódico digital eldiario.es difundió una serie de mensajes de WhatsApp entre López Madrid y los reyes Felipe VI y Letizia, que provocó el primer gran escándalo para el monarca.

El 15 de octubre de 2014, tres días después de que el empresario fuera imputado por el asunto de las tarjetas black, y cuatro meses después de la proclamación del rey, López Madrid recibió un mensaje a las 17:08 horas, en el que una persona a la que él tiene identificada como “Ltzia” le comenta:

“Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC (refiriéndose a La Otra Crónica, suplemento del diario El Mundo) y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde (mierda, en francés). Un beso compi yogui (miss you!!!).”

Letizia y López Madrid compartían en la época clases particulares de yoga, de ahí que se refiriera a él como “compi yogui”, indica la publicación electrónica.

El empresario contesta el mensaje a la reina: “Os lo agradezco mucho. En el futuro extremaré el cuidado, vivimos en un país difícil y seré aún más consciente de mi conducta”.

Se une al chat una tercera persona que, en su teléfono, López Madrid identifica como “PF PT”. Eldiario.es asegura que podría ser la abreviatura de “Príncipe Felipe. Particular”.

López Madrid insiste en que España es un país “muy difícil”, y el monarca contesta: “¡Y tanto! Me uno al chat, pero prefiero tener un rato para charlar sin intermediación electrónica ni telefónica. Comemos mañana? Abrazo”.

López Madrid contesta: “No puedo, señor, estoy en San Francisco. Vuelvo el domingo, pero si es necesario regreso antes”.

La comida se celebró una semana después de esa fecha, como demuestra un chat de López Madrid con Jaime Alfonsín, el jefe de la Casa del Rey, el 21 de octubre de 2014: “Jaime, hoy almuerzo con Don Felipe a las 2. Por si quieres que aproveche a pasar a verte antes o después. He dejado recado de mi llamada en tu despacho”.

El diario digital se puso en contacto con la Casa del Rey, que no confirmó ni desmintió los mensajes. El portavoz destacó que los monarcas no conservan al día de hoy relación de amistad con Javier López Madrid, amistad que duraba desde la juventud y que se extendía a la esposa del mandatario, Silva Villar Mir, hija del mandamás de OHL.

En su edición 2017, Proceso se ocupó de este polémico empresario envuelto en escándalos judiciales y de su amistad con el monarca. El texto correspondiente se publicó en junio pasado, con motivo de la visita de Estado de Felipe VI a México.

Estos mensajes del teléfono de López Madrid, eliminados intencionalmente por el empresario, fueron rescatados por la Guardia Civil a partir de una orden de la juez que lleva el asunto del acoso a la dermatóloga. La corporación entregó los mensajes completos, a los que tuvo acceso y publicó el referido diario digital.

Entre los mensajes que copiaba a la doctora, destaca uno en los que López Madrid le llegó a confiar su agenda, como cuando participó en una cena con los reyes de España y el presidente Enrique Peña Nieto en la sede de OHL, la llamada Torre Espacio, propiedad del grupo constructor, en Madrid.

López Madrid-Lozoya

También salieron a la luz las continuas comunicaciones que López Madrid mantenía con el brazo derecho de Lozoya, Arturo Henríquez Autrey, director general de Procura y Abastecimiento de Pemex y representante de la entonces paraestatal en el consejo de administración de Repsol.

Las comunicaciones, llevadas a cabo entre septiembre y noviembre de 2014, se dieron el mismo año en que Lozoya buscó protagonizar un “asalto” a la Dirección de Repsol (Proceso 2022).

Ese año, Lozoya envió a Madrid a Henríquez Autrey para participar en un consejo de Repsol; sin embargo, éste aprovechó su estancia en España para reunirse con Borja Prado, presidente de Endesa, otro viejo aspirante a ocupar la presidencia de Repsol.

Henríquez Autrey y Prado hablaron del tema durante el viaje en el jet privado del mandamás de Endesa rumbo a Alemania, donde ambos asistieron al partido de la Champions League entre el Real Madrid y el Bayern Münich.

Los mensajes que dio a conocer eldiario.es señalan que las conversaciones tuvieron lugar cuando Pemex ya se había retirado de Repsol, y meses después de que Juan Miguel Villar Mir se ofreciera a invertir en la petrolera española como parte de la estrategia impulsada por Lozoya, en la que López Madrid jugaría un papel central.

En sus contactos con Henríquez, hay un correo electrónico a López Madrid, sin fecha ni remitente, que resumía las bondades del acuerdo “beneficioso para España” y que arreglaría “de inmediato” el problema abierto con Argentina tras la expropiación de YPF en 2012.

“Tenemos que elegir entre lo magnífico o mantener a alguien que tiene secuestrada a la compañía con efectos devastadores”, apuntaba en alusión al presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Añadía: “El esfuerzo va dirigido a mejorar” a la petrolera española, compañía donde “no hay gobierno corporativo”, lo que constituía el mayor reclamo de Pemex contra la gestión de Brufau, quien entonces ocupaba los principales cargos directivos (presidente y consejero delegado). “Y España tendría primer asiento en la última frontera del sector energético en los próximos 10 años” con negocios para “contratistas, astilleros, industrias auxiliares, bancos”, consigna eldiario.es.

Sobre la intención de que OHL desembarcara en Repsol, sostenían que, de no cerrarse la operación, “se rompen relaciones entre dos países”.

Lozoya salió de Pemex en febrero último mientras que Henríquez Autrey fue destituido en septiembre de 2015, justamente acusado por la oposición en México de haber favorecido a OHL, aunque siguió colaborando con su jefe meses después.

Lozoya no tuvo empacho en dar jugosos contratos de Pemex a OHL. De hecho, como lo hizo con Infoglobal, también fungió como intermediario para el grupo constructor, como se indica en las grabaciones de audio difundidas el 28 de julio pasado, donde mantiene una conversación telefónica –datada el 10 de abril previo– con una persona a quien se identifica como José Andrés de Oteyza, presidente de OHL México, cuando ambos se dirigen a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para hacer supuestas gestiones ante el titular de esa dependencia, las cuales fueron parcialmente desmentidas por Enrique Ochoa Reza (Proceso 2022).

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: