Mejor morir de pie que vivir de rodillas, dijo Atilano. Hoy está muerto. NYT lanza DOCUMENTAL

Publicado el Abril 2, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

octavio atilano
Imagen:debate.com
SINEMBARGO
“Yo creo que ese es el principal objetivo de esta lucha: resurgir de la nada. Renacer. Porque esto es un renacimiento para estos pueblos. Renacer con fuerza y demostrar que sí se puede. dijo Octavio Atilano Román Tirado. Hoy está muerto. Lo mataron en una cabina de radio en Culiacán.

Nadie está detenido por el asesinado de este activista y periodista que luchaba contra la decisión del gobierno de desplazar a cientos de familias para construir una presa.

Nadie ha consignado por el Gobierno de Sinaloa.

Pero su muerte, sin embargo, no se ha ido al olvido en un país donde más de 160 mil personas han sido asesinadas en 9 años y casi 30 mil están desaparecidas.

“Conocí a Atilano Román, de quien trata esta película, cuando tenía 19 años. Yo estaba en su pueblo en Sinaloa para filmar mi documental Los reyes del pueblo que no existe, acerca de las familias que decidieron quedarse después de que sus hogares fueron inundados a raíz de la construcción de la presa Picachos al noroeste de México”, cuenta la directora de cine Betzabé García.
Unsilenced es el documental que la cineasta nacida en Ciudad de México en 1990, acaba de lanzar en los Estados Unidos, junto al periódico The New York Times. Con este documental, narrado por el propio Román en los años previos a su muerte, la directora pretende devolverle la voz y demostrar que su valiente mensaje de vida es merecedor de una plataforma aún más firme.

El activista fue un luchador incansable que defendía a su pueblo tras quedar sepultado bajo el agua, en San Marcos, un lugar ubicado en el noroeste de México, que hoy en día se encuentra parcialmente inundado por la construcción de una presa y que sigue siendo asediado por la violencia de grupos armados.

Octavio Atilano Román Tirado, activista y comunicador, fue asesinado el 11 de octubre del 2014 mientras conducía el programa Así es mi tierra, trasmitido por la estación 970 Fiesta Mexicana de Mazatlán, Sinaloa, estación que pertenece a la Organización Editorial Mexicana. Por medio de su programa, denunció diversas acciones del gobierno estatal, entre ellas, el otorgamiento irregular de permisos de pesca a personas ajenas a las comunidades y cooperativas, además luchó por la reubicación de más de mil familias desplazadas luego de que sus hogares fueran inundados por la presa Picachos.

Atilano Román era el dirigente de los comuneros y fue uno de las personas que más criticó su construcción.

La mañana del 11 de octubre y en plena trasmisión de radio dos sujetos armados entraron a la cabina y le dispararon a quemarropa en tres ocasiones. En ese momento, Atilano se encontraba haciendo su labor informativa junto con su esposa e hija. Los disparos le generaron las heridas de gravedad que lo llevarían a la muerte minutos más tarde. La agresión que terminó con la vida de Atilano quedó registrada en las grabaciones de su programa.

Hasta ahora las autoridades se han mostrado herméticas y no han podido dar con los responsables del asesinato. Al cuestionar cómo van las indagatorias tanto la Subprocuraduría de Mazatlán como la Procuraduría de Justicia de Culiacán no aportan datos relevantes y la poca información que se logra obtener sobre su muerte es contradictoria.

Mientras la directora Betzabé García filmaba su documental, “Atilano ofreció alojar a mi equipo en su casa, mientras él fungía como líder del movimiento de resistencia para cientos de familias que habían sido reubicadas… a un lugar que carecía de electricidad, agua u oportunidades de empleo. Trabajé en este proyecto durante cinco años y nos hicimos amigos cercanos”.

“Una mañana mientras desayunábamos, Atilano nos dijo que preferiría que sus hijos lo vieran en una tumba que verlo como un padre cobarde. Sus palabras en verdad me conmovieron. Me pregunté acerca del proceso de superar el miedo de la muerte por el bien común. ¿Cuándo es que alguien decide que la vida se vuelve secundaria a una causa?”, dice la joven cineasta.
“Atilano soñó que nuestro país -a pesar de lo sumergido que está en una profunda decadencia social⎯ consideraría que su movimiento era un modelo para otros pueblos que habían perdido todo y necesitaban resurgir de la nada. Esta película es un tributo al hombre que se rehusó a permanecer callado ante la injusticia, alguien que estaba dispuesto a pagar cualquier precio necesario para defender sus creencias”, concluye.

ATINALO Y BETZABÉ

Atilano-asesinato-700

Atilano “Unsilenced”
Por Betzabé García

Conocí a Atilano Román Tirado en San Marcos en el 2009 mientras rodaba mi documental “Los reyes del pueblo que no existe”, que gira en torno a las tres familias que se quedaron a vivir en uno de los pueblos parcialmente inundados por la Presa Picachos en Sinaloa. Durante los siguientes 5 años, tuve la oportunidad de convivir y conocer a Atilano, en ese entonces líder de un movimiento formado por los habitantes de los pueblos desplazados por la construcción de la presa.

En “Unsilenced”, el Op-Doc que dirigí para el New York Times, producido por Daniela Alatorre, nos interesa ofrecer un retrato de un hombre que se rehusó a quedarse callado ante tanta injusticia, dispuesto a pagar el costo que fuera necesario.

El mismo Atilano creía firmemente que, más allá de las demandas específicas relacionadas con la presa, la importancia del movimiento era crear consciencia ciudadana para que se alzará la voz cuando se tuviera que alzar. Atilano deseaba que el movimiento fuera un modelo a seguir por otros pueblos que lo habían perdido todo y necesitaban resurgir en este México inmerso en tan tremendo deterioro social. Aseguraba que el objetivo principal de la lucha era resurgir de la nada y demostrar que los pueblos sí pueden renacer… y renacer con fuerza.

Síntoma de la violenta ola de censura que azota a México, el asesinato de Atilano en una cabina de radio mientras transmitía en vivo un programa que daba voz a las demandas del movimiento, fue un claro mensaje de intimidación lanzado a la población, lanzado a todos aquellos que estén pensando en alzar la voz para hacer una denuncia.

El Op-Doc lo titulamos “Unsilenced” precisamente porque la intención es rescatar su voz y su mensaje del silencio. Narrado por Atilano en primera persona, a través de este documental nos interesa en cierta manera regresarle el micrófono para que su valiente mensaje de vida renazca, se amplifique y haga eco en este afligido y oscuro panorama nacional.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: