Pausa y calma tensa en Xochicuautla; Repliegan a granaderos

Publicado el abril 13, 2016, Bajo Noticias, Política, Autor @Sociologuito.

xochicuautla-higa-702x468

Xochicuautla se encuentra en pausa. Los granaderos estaban listos para irrumpir por la mañana y continuar las obras de la autopista Toluca-Naucalpan, pero se replegaron. El diálogo roto la noche de ayer entre comuneros, la empresa Higa y los Gobiernos Federal y Estatal, se reinstaló hoy en el Distrito Federal.

Cada 20 minutos en promedio, un helicóptero sobrevuela la zona; pese a la calma aparente, los vecinos tienen miedo, saben que los trabajos pueden continuar en cualquier momento, y la empresa, auxiliada por la fuerza pública, incluso de forma violenta si se lo propone, pasar por sobre de ellos.

“Pueden venir de noche”, advirtieron, tras destacar que, de cualquier manera, montarán guardias.
“La constructora está en desacato, tenemos todo el sustento legal”, insistió Nicolás Ramírez, habitante de la comunidad, al aludir la suspensión definitiva de la obra ordenada en los dos amparos promovidos a la fecha.

Aún cuando se replanteara el trazo de la autopista por la demarcación, advirtió que están en contra de la vialidad por la afectación a los mantos acuíferos.

“La postura es que no entren, los vecinos no están dispuestos a que se les derriben sus casas, nuestra lucha no es a cambio de algo, queremos que se respete la suspensión de los amparos, mantener nuestro bosque, ya se derribaron miles de árboles”, dijo.

En el pliego petitorio de la reunión de hoy los vecinos plantean la indemnización por los bienes demolidos hasta el momento.

“Que reparen los daños; no hubo consulta previa, no se notificó de las demoliciones ni se respetaron los amparos. Si hay una ley, que la respeten, no se vale que cada quien haga lo que quiere”, indicó Dominga Villada, integrante del Consejo Indígena Xochicuautla.

La mujer, de origen otomí, expuso que este día ya estaban listos para irrumpir los policías, reunidos en plazas Outlet, donde suelen concentrarse, pero de último momento se replegaron.
A través de un comunicado, los comuneros responsabilizan al gobernador Eruviel Ávila de cualquier agresión a la comunidad y sus habitantes.

Desde esta mañana también comenzaron a arribar al poblado integrantes de 180 organizaciones civiles del país que han constituido la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio para solidarizarse con la lucha de los habitantes contra el proyecto carretero que construye la empresa Autovan de Juan Armando Hinojosa Cantú.

Veneranda Mendoza Herrera

Fuente trespm.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: