Avanza el ATP .Tropieza el TTIP . Los europeos se rebelan

Publicado el mayo 15, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

Alfredo Jalife R.
LA JORNADA
Por:Afredo Jalife R.
Obama impuso el Acuerdo de Asociación Transpacífico (ATP) a sus 11 vasallos, aunque salgan dañados en forma masoquista, y se da el lujo de hacer apología en el Washington Post, que juzga hará de Estados Unidos el líder del comercio global –mediante sus debatibles cuentas alegres–, en detrimento de China (https://goo.gl/dDOoxH), mientras Greenpeace filtró la mitad del borrador del Tratado de Libre Comercio Trasatlántico y de Inversión (TTIP) (https://goo.gl/R7hDL5), en vísperas del inicio de la décimotercera ronda de negociaciones entre la Unión Europea (UE) y EU que, a juicio de Ars Technica, ha revelado las flagelantes demandas de EU en detalle (http://goo.gl/aj3d27)”.

¡Se desploman los acuerdos secretos cupulares de la bancocracia de Wall Street a espaldas de la ciudadanía en la fase de la ascendente ciber-democracia! En forma perturbadora, el portal científico británico Ars Technica comenta que aunque la UE ha mejorado su transparencia en fechas recientes y en forma rutinaria publica sus ofertas para cada capítulo, EU ha rechazado en forma consistente imitarla. Como todos sus hieráticos acuerdos cupulares, los mercantilistas neoliberales han puesto restricciones extremas en lo que los parlamentarios europeos son permitidos leer, copiar y aun decir (sic) en referencia a la posición de EU.

La filtración representa un golpe tremendo a los intentos de EU para conservar la confidencialidad (sic) de sus demandas negociadoras. Ya había adelantado los escollos secretos de los tres tratados mercantilistas de Obama: (http://goo.gl/nVGB30) y (http://goo.gl/ScTt3a).

El TTIP representa una OTAN económica que profundizaría las sanciones contra Rusia con el objetivo de marginar a la Unión Económica Euroasiática. ¡Nada más que se les atravesó el nuevo banco chino AIIB (http://goo.gl/dM1FYc)! Las reticencias de la UE no son menores y alcanzan niveles “culturales (http://goo.gl/oqUQ9c)”.

Dos rubros son ominosos: 1. El mecanismo de Arreglo de Disputas Inversiones-Estado (ISDS); y 2. La Cooperación Reguladora.

En forma increíble los países de la UE son enjuiciados en miles de millones de dólares por las trasnacionales en tribunales secretos: la diabólica inquisición mercantilista del siglo XXI, el Sistema del Tribunal de Inversiones (ICS), con los Torquemada a sueldo de las trasnacionales llegando a expropiar las ganancias futuras mediante cambios en leyes o regulaciones (http://goo.gl/eg2m6m).

John Hillary, de The Independent, alega que el “TTIP otorgará a los inversionistas de EU el derecho de enjuiciar por pérdida de ganancias (http://goo.gl/DuSo2Q)”. ¡Uf! Glyn Moody alega que la cooperación regulatoria es mucho peor que el ISDS, ya que “tratar de armonizar las regulaciones de EU y la UE puede resultar en poner de lado a la democracia (http://goo.gl/kdZ2h3)”.

Los ciudadanos conscientes en la UE se han rebelado y obligaron a la Comisión Europea (CE) a proponer un abordaje modificado al tribunal de la inquisición mercantilista controlado por las trasnacionales, el ICS, cuando EU desea todas (sic) las regulaciones, aun las que tienen que ver con la salud y la seguridad o los temas ambientales.

Según Ars Technica significa que las trasnacionales serán capaces de desafiar cualquier regulación nueva de la UE y EU que pueda tener un efecto adverso en sus ganancias. ¡Se quedan sin protección la salud pública y su seguridad!

Las negociaciones entre las dos potencias trasatlánticas son muy cerradas, ya que “EU desea conseguir un quid pro quo para abrir sus mercados”: cualquier ganancia en las exportaciones de los manufactureros de los carros de la UE, de mayor calidad que sus análogos de EU, tendrán un costo masivo (sic) a la agricultura europea.

Ahora se entiende el escándalo de Volks-wagen en EU, país que, a juicio del economista alemán Rudolf Hickel, ha explotado descaradamente para impulsar su propia industria automotriz” y así dañar a Alemania (https://goo.gl/kXWjks).

Tampoco Francia está dispuesta a firmar un tratado mercantilista tan desregulado (https://goo.gl/PpzyJY). Los pequeños agricultores de Europa son inmolados en el altar de la omnipotente tecno-agricultura de EU, sin contar las exportaciones bovinas de EU tratadas con hormonas y los pollos clorados que son anatema en Europa, en particular, los alimentos y los organismos genéticamente modificados que harían de Monsanto el emperador alimentario global. ¿Dónde queda el humanista principio precautorio?

Greenpeace señala el flagelo al medio ambiente, en especial, la inexistencia de la protección climática que desechan las reglas de excepciones generales del acuerdo GATT de la OMC.

Ars Technica aduce que los documentos filtrados están basados en estudios de la industria, con impublicables “secretos de negocios que no tienen que ver nada con su pretendida ‘evidencia científica’” cuando la ciencia es consustancialmente universal.

Un punto de debate es el glifosato de varios herbicidas y su inexistente seguridad cuando la OMS sentencia que el “glifosato probablemente causa cáncer en los seres humanos (https://goo.gl/jOA8TW)”. ¿Es cancerígeno el TTIP? ¿Y dónde queda su nihilista fracking?

También están en peligro los derechos digitálicos de los europeos, no se diga el rubro sensible de las telecomunicaciones.

EDRi, que protege la libertad digitálica, confirma los peligros del TTIP a los derechos digitálicos: las filtraciones muestran un impulso ideológico (sic) por la desregulación y la aplicación de leyes por las trasnacionales privadas, lo que afectaría “los mercados de telecomunicaciones abiertos y competitivos, así como el andamiaje legal basado en la transparencia y la aplicación de la ley(https://goo.gl/ZloRJG)”.

Lo relevante radica en que atenta contra el deseo de los ciudadanos cuando el apoyo al TTIP se desploma tanto en EU como en Alemania: menos de 20 por ciento están en favor frente a 50 por ciento en 2014 (http://goo.gl/7e6yC5). Conforme se devele el secreto esotérico de los neoliberales mercantilistas el rechazo será mayor.

El grave problema del TTIP es su carácter hierático que socava la democracia cuando una gran mayoría de ciudadanos europeos lo vislumbra como un caballo de Troya de las trasnacionales y su nefaria propaganda mercantilista global, controlada por EU, que inventa su “impulso a las economías nacionales (sic) (http://goo.gl/5DcLOS)”.

Una cosa es la cacareada armonización de las sociedades a los dos lados del Atlántico Norte, que sería plausible si fuera democrática y no hierática, y otra es el disfraz de las trasnacionales, súbditas de la bancocracia (http://goo.gl/7WeY1b) que persiste en imponer su perniciosa agenda global.

El TTIP afectará negativamente (-7.2 por cienjto del PIB per capita) al masoquista México neoliberal itamita, pese a todas las grotescas piruetas de su fracasado titular de Economía, Ildefonso Guajardo (http://goo.gl/HprdVw).

Tanto con el ATP (http://goo.gl/7Eg6GO) como con el TTIP, el México neoliberal itamita pagará los platos rotos de la geopolítica en pinzas, con disfraz mercantilista, que aplica EU contra China y Rusia (http://goo.gl/Im24uJ).

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: