Víctor Estrada hunde a Cuautitlán Izcalli

Publicado el mayo 17, 2016, Bajo Noticias, Política, Autor @Sociologuito.

Víctor_Estrada_Garibay

En las canchas de basquetbol del Fraccionamiento La Quebrada, era común observar todas las mañanas, a decenas de mujeres practicando deporte (zumba). En ese pequeño espacio, niñas, jóvenes, señoras, incluso personas de la tercera edad, participaban con entusiasmo en esas jornadas de actividad física y relajación.

Todo era alegría en las clases de zumba, hasta que la delincuencia llegó la semana pasada a ese lugar, y golpeó y asaltó, a las mujeres indefensas. Los gritos alertaron a un grupo de taxistas que estaban cerca del lugar; los choferes, trataron de alcanzar a los ladrones sin éxito, y sin que ninguna patrulla pudiera auxiliarlos.

Este panorama, es una mínima muestra de lo que viven las colonias, fraccionamientos, unidades habitacionales, y pueblos de Cuautitlán Izcalli. No hay un solo día, un solo minuto, en el que la delincuencia no vulnere la paz de cientos de familias.

El hartazgo ciudadano ha llegado al límite, y todos piden la renuncia del alcalde priista Víctor Estrada Garibay, que lejos de dar la cara y ponerse del lado de los vecinos, se esconde en su oficina del Palacio Municipal o en su casa de Bosques del Lago, donde pasa la mayoría del tiempo.

Hay que decirlo de la manera más drástica: Víctor Estrada se ha convertido en un gran obstáculo para la estabilidad social de Cuautitlán Izcalli. No solo es el aumento descarado de la delincuencia, también hay que agregar que en sus primeros meses de gestión, el karateca no ha hecho una sola obra de gran magnitud.

En estos momentos, no existe un esquema de seguridad eficaz. No hay una estrategia eficiente para combatir a los asaltantes, secuestradores y violadores, que empiezan a asfixiar la tranquilidad de todos los vecinos, sobre todo de las mujeres.

¿Qué pretende el alcalde de Cuautitlán Izcalli? ¿Acaso piensa que con disfrazar de payasos a sus directores para festejar el Día del Niño o traer a cantantes de quinta para celebrar el Día de las Madres, es como se ganará la confianza de la ciudadanía?

La inseguridad seguirá agudizándose en todo el territorio, y la culpa solo la tendrá el Bruce Lee izcallense. La delincuencia se ríe de él y de todo su insignificante gobierno. Que Dios se apiade de los izcallenses, porque de un lado tiene a los delincuentes, y del otro lado, al alcalde priista.

¿De quién hay que cuidarse más, de los parásitos o de los ineptos?

(Editorial)

p.d. Víctor Estrada dice que es el priista número uno de Izcalli, pero eso se lo tiene que aclarar a la clase política tricolor del municipio, porque ellos lo repudian tanto, que empezarán una estrategia para pedir su dimisión.

Fuente politicayestilo.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: