Las Elecciones no son suficientes; necesitamos un cambio de raíz: @JohnMAckerman

Publicado el mayo 27, 2016, Bajo Política, Autor MonaLisa.

ackerman
El analista político, John M. Ackerman sugirió al pueblo mexicano ir más allá de la celebración de elecciones cada tres o seis años, al presentar su libro El mito de la transición democrática el viernes pasado. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La alternancia en los gobiernos de México sólo ha sido de colores, pues en los hechos la sustitución en el poder solamente se da entre “bandas de mafias”, asentó el analista político John M. Ackerman, quien sugirió al pueblo mexicano a ir más allá de solo la celebración de elecciones cada tres o seis años.

El también académico expresó lo anterior al presentar su libro El Mito de la Transición Democrática el viernes pasado en instalaciones del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), organización política que a su consideración es la única que está “a tono con los tiempos de renovación democrática” en la República mexicana.

La Jornada de Oriente 23/05/2016 – Publicado por Víctor Hugo Varela Loyola

En su oportunidad, Ackerman hizo un recuento de la historia del sistema político mexicano y como se fue corrompiendo a partir del sexenio de Miguel Alemán Valdés cuando se establece el charrismo sindical. “En ese periodo inicia la gran corrupción entre las instituciones revolucionarias y la oligarquía nacional”, sostuvo ante el público.

“Es en ese sexenio que se le da la concesión a Televicentro, después Televisa, es en 1946 con la creación del PRI, no como un partido sino como un régimen de utilización institucional, cuyo fin es revertir todas las conquistas del pueblo mexicano ganadas en la Revolución mexicana y en el sexenio de Lázaro Cárdenas del Río, de 1934 a 1940”.

Dentro de ese sistema, anotó el autor, hemos tenido una alternancia. “Está la teoría desarrollada del péndulo, cada seis años hay elecciones, se cambian de bando de unos más tecnócratas de derecha a unos más populistas de supuesta izquierda. Siempre hay elecciones, alternancias entre estas bandas de mafias”.

Por eso recordó que el escritor peruano Mario Vargas Llosa calificó en su momento el sistema político mexicano como la dictadura perfecta, pues “la mera celebración de elecciones no implica democracia, Porfirio Díaz se impuso en ocho elecciones al hilo, Francisco I. Madero llega a la Presidencia de México por medio de elecciones.

“Los mexicanos tenemos una conciencia política más desarrollada que otros países, por ejemplo en España celebraron sus elecciones después de 50 años de la dictadura de Franco. Nosotros estamos más allá de eso, en México sabemos que las elecciones no son suficientes, necesitamos un cambio de raíz para que haya democracia” en el país.

Insistió en que lo único que ha ocurrido en estos últimos años es que estas alternancias ahora tienen colorcitos diferentes, pero en Tlaxcala “lo saben mejor que en cualquier otro estado del país, es creo el único estado que ha tenido una doble o triple alternancia porque hay muchos estados donde se fueron al PRD o al PAN y luego regresaron al PRI”.

Cada seis o tres años hay elecciones en México

“Pero aquí, ustedes conocen de todo, vinieron del PRD, al PAN y de regreso al PRI. Tlaxcala es el ejemplo del Pacto por México. Creo que tendrían que tener más conciencia que cualquier entidad federativa, es la necesidad de ir más allá de la simple alternancia entre mafias y la simple celebración de elecciones”.

La buena noticia, asentó Ackerman, es que a nivel internacional el mundo está viviendo momentos de cambios muy fuertes, aunque no siempre en el sentido progresista o de izquierda. “En Brasil, en Venezuela y Argentina hay un embate imperial fuertísimo en contra de esos gobiernos de izquierda, pero en otras partes del mundo hay resurgimiento de la izquierda, en Grecia, en España. En Inglaterra, el presidente del Parlamento Inglés, Jeremy Corbyn es una persona de principios de izquierda, es el (Andrés Manuel) López Obrador inglés, El Peje inglés”.

En Estados Unidos, abundó, el López Obrador es Bernie Sanders, quien surgió de la nada y ha generado un apoyo popular increíble, “ahora es el estandarte de la lucha democrática en Estados Unidos, algunos dicen por qué no tenemos un Bernie mexicano, pero sorpresa, nosotros tenemos uno y muchos más”, comentó ante la militancia de Morena.

Para el analista político, Morena tiene todo lo bueno y también todo lo viejo, “en el mejor sentido de la palabra, es un partido nuevo, emergente, a tono con los tiempos de renovación democrática, de colapso de la legitimidad de la democracia liberal capitalista que nos quisieron vender como la tercera vía, Denisse Dresser y Jorge Castañeda.

Pero ese proyecto fracasó, la social democracia, tercera vía, colapsó absolutamente y ahora están surgiendo nuevas expresiones, “eso es Morena y está hermanada con todos estos movimientos a nivel internacional”.

Morena, abundó, representa todo lo que es la historia de luchas populares y conquistas sociales del país aun después de las reformas del Pacto por México a la Constitución de 1917, que cumplirá 100 años el próximo año, la cual “sigue siendo una de las mejores del mundo. En su momento fue la de mayor vanguardia y hoy sigue siéndolo”.

Como ejemplo de ello citó que el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que todos los ciudadanos mexicanos tienen derecho a un trabajo digno y socialmente útil.

“Los derechos sociales como al trabajo, a la educación pública, al agua sana y saludable, a la cultura, a una vivienda digna, todo esto viene en la Constitución y los corruptos lo venden como papel mojado y ahora dicen que se tiene que hacer una nueva, más moderna, más cumplible, más cortita como la de Estados Unidos que es un listado de twist, es muy moderna, minimalista para que se pueda interpretar libremente, siempre a favor de los oligarcas”, asentó.

Comentó que México tiene una Constitución larga donde están asentados los derechos del pueblo mexicano y que el gobierno está obligado a cumplir, “que no lo haga, que los mexicanos no tengan trabajo, no tengan agua sana y saludable, que no tengan vivienda digna, educación de calidad, no debe ser motivo para que se cambie la Constitución, sino se tiene que modificar la realidad a esos principios constitucionales y se puede hacer claramente”.

En este punto, Ackerman destacó que Morena es la mejor alternativa al cumplimiento de la Constitución mexicana, pues por ejemplo la mitad de las prerrogativas que recibe la están dando a una nueva red de universidades para garantizar el acceso a la educación superior pública del pueblo mexicano.

“Si con la mitad de las prerrogativas que recibe Morena puede hacer lo que está haciendo, que son verdaderos actos de heroísmo, imagínense lo que podría hacer con el control político legítimo de las instituciones del Estado mexicano, que siguen siendo, a pesar de que cada día las desmantelan, las despedazan, las destruyen, dignas herederas de las luchas sociales y populares de nuestro pueblo de hace más de un siglo”, aseveró el también integrante del Consejo Directivo de estas universidades y coordinador del Seminario Teoría y el Estado en Escuela de Derecho Ponciano Arriaga

“Imagínense los cambios que se podrían hacer para ir desarticulando las mafias y realmente poner las instituciones públicas al servicio del pueblo de México”.

Previamente, Patricio Lima Gutiérrez, ex presidente del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) y columnista, y quien participó como presentador del libro de Ackerman, calificó el texto como provocador.

“Es un libro provocador, un autor incómodo, un libro ejemplar y desde luego la opinión que tiene de Paco Ignacio Taibo en la contraportada es lo que resume al autor, un analista político, yo diría de los más brillantes que tiene la prensa nacional y donde él escribe a nivel internacional. Un analista político severamente crítico, un articulista y un autor de libros singular”.

Se trata de un libro provocador, “es una palabra que utilizo mucho cuando me invitan a presentar libros, porque finalmente de eso se trata, de provocar, en este caso, en quienes se interesan por la política contemporánea. Una apreciación, diría yo, muy diferente de lo que viene ocurriendo, muy crítica, muy directa, muy documentada, muy actualizada sobre todo. Para mí lo interesante es eso, que es un libro muy provocador”.

Refirió que leyó en una noche y una madrugada este texto de más de 300 páginas, 62 notas y cinco capítulos.

“Tiene una introducción de cerca de 60 páginas extensa e intensa en la que plantea los temas que aborda en los diferentes capítulos que son cinco, de los cuales los tres primeros: Retorno del dinosaurio, Fraude institucionalizado, Soberanía sacrificada, estos tres son una radiografía de lo que ha sido nuestro sistema político mexicano y nuestro sistema económico que van paralelamente caminando de la mano desde hace 30 años”.

Rufino Mendieta Cuapio, candidato de Morena a la presidencia municipal de Tetlanohcan, también comentó el libro y coincidió con el autor y Patricio Lima sobre la necesidad de un cambio en el sistema político mexicano.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: