Presenta #morena Constituyentes los Sentimientos de la Ciudad

Publicado el agosto 30, 2016, Bajo AMLO, MORENA, Noticias, partidos políticos, Política, Autor @TuiteraMx.

En 1813, en medio del vendaval de la guerra de independencia, José María Morelos hizo un alto en la lucha y convocó a un congreso en Chilpancingo, Guerrero, para la redacción de la primera Constitución de México. El 14 de septiembre de ese año, durante la instalación de la asamblea, leyó a los diputados un documento vigoroso, pleno de patriotismo, con lenguaje directo y sencillo en el que expuso las ideas y los principios que serían la esencia de la futura carta constitucional.
A partir del 15 de septiembre de 2016 la ciudadanía asistirá al acto fundacional de la Ciudad de México como entidad soberana. En la Asamblea Constituyente los veintidós diputados de Morena electos por el voto popular mayoritario defenderemos los anhelos de varias generaciones de la Ciudad, resultado de intensas luchas sociales, cívicas y políticas.
Este grupo representa la continuidad de las luchas cívicas, electorales y democráticas que a través del tiempo han dado los habitantes de la capital; recogen el ejemplo del movimiento ferrocarrilero de 1958-59; del movimiento médico de 1964; de los estudiantes de 1968; de la insurgencia sindical de los años setentas; de la organización vecinal posterior a los temblores de 1985; del movimiento universitario de 1986-87; de las jornadas cívicas de 1988; de las movilizaciones ciudadanas contra el desafuero en 2005; de la lucha contra el fraude en 2006 y la defensa del petróleo en 2013.

El fin de la Constitución es la felicidad del pueblo. Su articulado, más allá de formalismos jurídicos, debe buscar, como lo propuso Morelos, “moderar la indigencia y moderar la opulencia”. Es intolerable para una comunidad que proclama la democracia y la igualdad, que en sus estructuras convivan unos pocos dueños de una riqueza insultante, generalmente injustificada, con una pobreza extrema para las grandes mayorías. No es aceptable que unos cuantos tengan de sobra a costa de una multitud que carece de lo necesario.
Una Constitución sabia debe establecer mecanismos jurisdiccionales, como en su momento propuso Ponciano Arriaga con la Ley de Procuraduría de Pobres, para que se aseguren el acceso y la exigibilidad de todos a los requerimientos básicos para una vida digna: alimento, agua potable, habitación, educación, seguridad y salud. Es imperativo que la Ciudad de México vuelva a ser la Ciudad de la Esperanza.
Los veintidós diputados de Morena al Congreso Constituyente, en homenaje a Morelos y a las luchas ciudadanas de la Ciudad y en ejercicio del encargo conferido por el pueblo soberano, presentamos a la opinión pública de la capital del país los principios que nos proponemos impulsar y el derecho a la Ciudad que defenderemos en la tribuna:
1.- La Ciudad de México es una comunidad pluricultural, pluriétnica y multilingüe.
2.- En la Constitución protegeremos los derechos humanos para impedir el uso de la fuerza pública contra manifestaciones pacíficas y para garantizar la diversidad, dignidad y libertades de mujeres y jóvenes. Se reconocerán los derechos humanos, tanto individuales como colectivos y sociales consagrados por la Constitución Federal y por los tratados internacionales suscritos por México.
Los derechos humanos tienen carácter progresivo. La Constitución de la Ciudad de México contendrá la declaración precisa y sin limitaciones de los derechos, así como los recursos y medios legales para garantizar su respeto.
3.- Se respetará el derecho a la vida y a la integridad y libertad de las personas; a la libertad de pensamiento, convicción, creencias y libre expresión de las ideas, sin cortapisas ni previa censura.
4.- La ciudad será un espacio abierto para la libre expresión de las ideas y para las manifestaciones pacíficas, que en ningún caso serán impedidas ni reprimidas, encapsuladas u hostigadas. Se reconocerá el derecho a la resistencia civil ante la opresión.
5- Se reconocerá y respetará la dignidad de toda persona, sea cual fuere su condición económica o social. En la Ciudad todos somos iguales ante la ley. No habrá privilegios ni títulos nobiliarios, ni prerrogativas, salvo las que tengan como fundamento la protección de los sectores marginados de la sociedad.
La Ciudad de México es una ciudad refugio que otorga protección plena para los derechos humanos de las personas migrantes y sus familias y para toda víctima de acoso político proveniente de otras entidades federativas o de cualquier otra parte del mundo.
6.- En la Ciudad se garantizarán los derechos de la diversidad sexual; queda prohibida cualquier discriminación o exclusión por motivos de origen étnico, género, edad, posición social, orientación sexual o afectiva, convicción ideológica o re- ligiosa o por cualquier otra razón que tenga como resultado denigrar u ofender a una persona o comunidad.
La esclavitud en cualquiera de sus formas estará proscrita en la Ciudad; todos somos iguales y libres. Como propuso Morelos, solo distinguirá a un ciudadano de otro el vicio o la virtud.
7.- En la Ciudad de México se reconocerá como un derecho universal la igualdad de género lo que se traduce en el libre acceso a oportunidades, derechos y servicios, prerrogativas, salarios, cargos y en la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres. Tanto en la ley como en la práctica, mujeres y hombres serán iguales en dignidad, respeto y disfrute de sus derechos; se reconocerá el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. Habrá representación igualitaria de mujeres y hombres en todas las instancias legislativas, de justicia y de gobierno.
8.- La Constitución reconoce el derecho a la cultura en forma colectiva y para cada persona en lo individual. La cultura será preservada y acrecentada, nunca destruida. En México se fundó la primera universidad del continente, el primer hospital, la primera imprenta de América, la primera casa de la ciencia. Aquí contamos con una riqueza urbana, artística e histórica que debe preservarse.
9.- Los pueblos y barrios originarios tendrán derecho a su autonomía y a ser reconocidos y consultados. La Constitución defenderá su legado, así como los palacios, los templos, los paseos y la gran aportación que ha hecho el pueblo a través de nuestra historia. El crecimiento de la ciudad y su modernización no pueden pasar por la destrucción de nuestra riqueza actual.
Reconocemos como base de la cultura de la Ciudad la de sus pueblos originarios, tanto la representada por los vestigios arqueológicos, como sus actuales costumbres, prácticas, lenguas y fiestas, esencia de las tradiciones de los pueblos y ba- rrios que integran la urbe.
10.- La Constitución de la Ciudad de México tendrá como uno de sus principales objetivos resolver las injusticias históricas cometidas con los pueblos originarios e indígenas residentes. Esto implica una transformación profunda y democrática de la ciudad, así como el establecimiento de un nuevo pacto de convivencia pluricultural e intercultural que se funde en el reconocimiento de la existencia de esos pueblos y sus territorios.
Se propiciará la igualdad, la participación, la autonomía, y el buen vivir de todas y de todos los capitalinos en una relación armónica con la naturaleza, con los bosques, zonas lacustres y fuentes de agua, valorando el gran esfuerzo de los pueblos originarios y comunidades indígenas residentes por conservar esos bienes vitales para la sustentabilidad de todas las personas que habitamos esta gran ciudad.
11.- La educación pública será gratuita desde preescolar hasta nivel superior. La Constitución reconocerá el derecho a la educación libre, laica, universal y gratuita en todos sus niveles y grados. Debe asegurarse que la ciudad cuente siempre con los recursos necesarios para ello. La inversión en esta materia será prioritaria sobre cualquiera otra. No habrá rechazados en las Instituciones de Educación Superior.
La educación tiene como fin formar personas libres, instruidas, críticas, responsables y solidarias. La escuela es la institución de la comunidad para transmitir a las nuevas generaciones los valores culturales, los conocimientos objetivos, el respeto mutuo, nuestra historia y el amor a la patria.
La evaluación de las maestras y maestros, estará a cargo de la comunidad educativa formada por alumnos, padres de familia y personal docente. Los valores fundamentales de la educación serán la fraternidad, la solidaridad y la colaboración. La educación es un proceso de emancipación de la ignorancia y del individualismo egoísta.
12- Todos tenemos derecho a una Ciudad limpia, segura y humana. Se requiere un plano regulador a largo plazo para el crecimiento de la urbe y planos para cada una de las alcaldías.
Tal crecimiento debe ser racional, protector del ecosistema del Valle de México y de las montañas que lo rodean. Deben preservarse estrictamente parques, bosques, lagos y presas; ríos, canales, los pedregales que aún quedan, las barrancas, lomeríos y en general todas las reservas naturales que no han caído en manos de las empresas que trafican con el suelo.
Dentro del área urbana serán protegidos jardines, camellones, fuentes, plazas, mercados públicos; se sancionará a quienes talen árboles o sustituyan jardineras o prados en las avenidas de la ciudad o en propiedades privadas que constituyan pulmones urbanos. Se consultará a la comunidad para las obras de impacto urbano y para la sustitución de áreas verdes.
Se establecerá el derecho a un transporte público suficiente, económico y no contaminante. Defenderemos el espacio público; las multas y tarifas por servicios públicos no serán negocios privados.
13.- El agua será un derecho humano y se impedirá su privatización. Se garantizará para todos el derecho al agua potable. El agua es la vida de las personas y de las comunidades. El derecho a ella es como el derecho al aire o al calor del sol, nadie lo puede impedir, restringir o comercializar.
Los sistemas públicos de captación y de distribución del agua en la ciudad han sido costeados con recursos fiscales, es decir, con aportaciones de todos, constituyen un servicio público que no se podrá transmitir por ningún motivo a particulares.
El agua no es un insumo de la producción ni una mercancía que pueda ser apropiada en lo individual para su comercio. Cualquier sistema privado de captación de agua será considerado como una aportación a la comunidad. El agua es un bien público al que todos deben tener acceso en la medida de sus necesidades.
14.- La Constitución de la Ciudad devolverá a los trabajadores los derechos laborales y garantías sociales de que han sido despojados en las décadas recientes. Tendrán un salario suficiente; días de descanso y vacaciones pagadas; seguridad social, reparto de utilidades y derecho a los beneficios de la productividad.
Se promoverá la creación de empresas cooperativas así como planes y programas para que los trabajadores tengan la opción de participar en la dirección, gestión y propiedad de las empresas.
La Constitución reconoce el derecho de los trabajadores a formar sindicatos y a la huelga como instrumento para la defensa de sus derechos. Queda prohibida toda simulación en la intermediación laboral en perjuicio de los intereses de los trabajadores.
15.- Los habitantes de la Ciudad tienen derecho a la salud, a una habitación digna, a movilidad segura y eficaz y a que la Ciudad cuente con un sistema de seguridad que proteja la vida y el patrimonio de todos.
16.- Incorporaremos la Pensión de Adultos Mayores y todos los derechos y programas sociales a la Constitución. Como una herramienta de la Ciudad soberana, para moderar la indigencia y la opulencia, la Constitución reconocerá el derecho de toda persona a recibir una renta básica o ingreso ciudadano universal, a cargo del erario, igual para todos y de carácter vitalicio, suficiente para los requerimientos mínimos de subsistencia.
17.- En la Ciudad de México se evitarán los monopolios; en especial en los medios de comunicación. Las autoridades promoverán que tales medios, en particular los electrónicos, estén al alcance de los centros de educación superior, las comunidades, los pueblos originarios y los ciudadanos organizados.
Se respetará el derecho al debate público, el derecho de réplica en caso de publi- caciones escritas o electrónicas y el derecho a la libre asociación para cualquier fin lícito.
18.- Se establecerá el derecho de acceso gratuito a Internet.
19.- El pueblo de la Ciudad de México ejercerá su soberanía por medio de los poderes legislativo, ejecutivo, judicial y ciudadano popular o comunitario. Se revocará el mandato de los malos gobernantes. Los cargos públicos no se podrán vender, comprar o heredar.
El poder legislativo se integrará con cuarenta diputados de elección popular, veinte por el sistema de mayoría relativa y veinte por representación proporcional; estos serán los que habiendo participado como candidatos en los distritos sin haber obtenido la mayoría, obtuvieron las votaciones más altas entre los candidatos de su partido.
El poder ejecutivo recaerá en un Jefe de Gobierno electo por mayoría simple de votos.
El poder judicial se integrará por un Consejo de la Judicatura y por el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, compuesto por el número de magistrados y jueces que requiera la administración de justicia civil, familiar, mercantil, penal, administrativa, laboral y social.
El Tribunal Superior de Justicia será presidido por uno de sus magistrados, electo por el voto de jueces y magistrados. Su gestión tendrá una duración de un año y no habrá reelección.
El Consejo de la Judicatura se encargará de la administración del patrimonio del poder judicial, su presidente será electo por el voto directo de la ciudadanía.
Las alcaldías serán autónomas del poder central, responsables ante los ciudadanos de su demarcación y tendrán a su cargo diversos servicios públicos.
Se prohibirán los bonos, sobresueldos y privilegios.
Se instituirán órganos constitucionales autónomos que se regirán por sus propias leyes.
20.- Combatiremos la corrupción con transparencia, fiscalización y auditorías ciudadanas. Gobernantes y legisladores corruptos serán destituidos y se incautarán los bienes producto de sus actos de corrupción. El poder popular ciudadano se ejercerá por una fiscalía anticorrupción, cuyo titular será electo por voto directo de los ciudadanos, y mediante instituciones de democracia directa como son la iniciativa popular, el referéndum, el plebiscito, la revocación del mandato y las acciones ciudadanas.
Los grandes temas de interés de la ciudad serán sometidos a consulta, particularmente, los proyectos de desarrollo urbano de alto impacto.
Sabemos que la batalla en el Constituyente es tan solo un episodio que forma parte de una lucha más larga en contra del neoliberalismo y de la dependencia del mercado.
Estamos conscientes de la realidad y de la imposición que se hizo para aprobar una reforma constitucional favorable a los poderes fácticos y no favorables a la gente. Se pretende imponer a 40 diputados no electos y esto distorsiona la voluntad popular. Esto no será obstáculo para que luchemos con razones y argumentos para lograr una constitución democrática y popular.
Por estas razones y por convicción democrática, exigimos que como culminación del proceso, la Constitución que se nos encomendó se someta a la aprobación directa del pueblo mediante referéndum.
Desde la representación constituyente de Morena buscaremos que en la Ciudad de México se dé un paso adelante hacia una comunidad más justa, respetuosa de todos y cuyos valores supremos no sean el mercado y la avaricia, para que unos pocos ganen y muchos pierdan, sino el amor al prójimo, la fraternidad, la solidaridad, la cooperación y la justicia social.
Ciudad de México a 29 de agosto de 2016.
LOS DIPUTADOS PROPIETARIOS Y SUPLENTES CONSTITUYENTES DE MORENA.
IRMA ERENDIRA SANDOVAL BALLESTEROS, CAROL BERENICE ARRIAGA GARCÍA, BERNARDO BÁTIZ VÁZQUEZ, JOSE RAMÓN PUENTE GÓMEZ, BERTHA ELENA LUJÁN URANGA, VERA PATRICIA CRUZ NIETO, BRUNO IVÁN BICHIR NÁJERA, JAIME GENARO LÓPEZ VELA, CLARA MARINA BRUGADA MOLINA, EDNA ELENA VEGA RANGEL, CARLOS PAYÁN
VELVER, JESÚS RAMÍREZ CUEVAS, LILIA EUGENIA ROSSBACH SUÁREZ, MARTHA PATRICIA LLAGUNO PÉREZ, JAIME FERNANDO CÁRDENAS GRACIA, JAIME MIGUEL CASTAÑEDA SALAS, PATRICIA JIMENA ORTIZ COUTURIER, VIRIDIANA GONZÁLEZ MARTÍNEZ, MARDONIO CARBALLO MANUEL, ARISTEO LÓPEZ PÉREZ, GABRIELA RODRÍGUEZ RAMÍREZ, PATRICIA RAMÍREZ KURI, JAVIER QUIJANO BAZ, ENRIQUE DE LA ROSA, LUNA PARRA, MARGARITA MARÍA VALDÉS GONZÁLEZ SALAS, RUTH APOLINAR MALDONADO, HECTOR HERMILO BONILLA REBENTÚN, BENITO MIRÓN LINCE, ELVIRA DANIEL KABBAZ ZAGA, PALOMA MONTES GARCÍA, RAÚL BAUTISTA GONZÁLEZ, JAIME GARCÍA ROSAS, MA. DEL CONSUELO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, GISELA GONZÁLEZ GUERRA, FABRIZIO ANTONIO MEJÍA MADRID, MARATH BARUCH BOLAÑOS LÓPEZ, MARTHA PATRICIA
RUÍZ ANCHONDO, ALEJANDRA REINA BERNAL HERNÁNDEZ, JORGE DAMIÁN ALCAZAR CASTELLO, JAIME EDUARDO ROJO CEDILLO, MAYELA EUGENIA DELGADILLO BÁRCENA, CECILIA LAURA JORDÁN HORTUBE, JAVIER JIMÉNEZ ESPRIÚ, GUSTAVO ALEJANDRO GUILLÉN SAMPERIO.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: