Narcoseries y narcocorridos, ¡Culpables! por @Lilia_Arellano1 Estado de los ESTADOS

Publicado el noviembre 2, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

columna-lilia-arellano

Estado de los ESTADOS – http://www.liliaarellano.com/
Por Lilia Arellano, miércoles 02 noviembre 2016

“La violencia acostumbra a engendrar violencia”: Esquilo

narcoseries-770x470

Narcoseries y narcocorridos, ¡culpables!
Corren paralelos narcotráfico y las crisis
EPN incapaz para garantizar la seguridad
2016, año más sangriento de este sexenio
Osorio Chong reclama “inacción” estatal
En Chiapas, burla Javier Duarte a la PGR

Cubiertos dos tercios de la administración de Enrique Peña Nieto es evidente ya su incapacidad para detener la ola de violencia resentida en todo el territorio nacional. Su estrategia, copia fiel de la seguida en la denominada “guerra contra el narco” del sexenio de Felipe Calderón, simplemente no funcionó y el problema ya se salió de control.

El combate frontal a las organizaciones criminales con el uso ilegal del Ejército y la Marina no es la solución, pues representa arrojar gasolina al fuego. Ahí están los datos duros: octubre fue el mes más violento en los últimos cuatro años. Este año se ubica como el periodo más sangriento en lo que va del sexenio del mexiquense. La tasa de homicidios está al nivel de la peor etapa del calderonato, y el gobierno federal sólo manipula los datos de asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, enfrentamientos, desapariciones, descabezamientos, torturas, para intentar convencer disminuyen los delitos relevantes, y culpa a los gobiernos estatales de no estar haciendo lo que les corresponde en materia de seguridad.

Asuntos en los cuales hay la obligación de fijar posturas, de exigir informes, cuentas, relevantes por su significado en la vida nacional, son puestos de lado por los legisladores federales empeñados en crear cortinas de humo capaces de ocultar su desinterés por la impunidad con la cual pretende protegerse el titular del Ejecutivo federal al nominar a un incondicional como procurador y, por ende, de acuerdo a la Ley aprobada, próximo Fiscal. Tampoco parecen dispuestos a elaborar un formulario de interrogantes para la responsable de la SRE, Claudia Ruiz Massieu, en donde se tenga suficiente información sobre la entrada de haitianos y otros ciudadanos refugiados en las zonas norte y sur del país, se limitarán a preguntar opiniones sobre la repercusión de las elecciones en EU y a escuchar su afirmación sobre la prevalencia de “excelentes relaciones, de amigos y socios”. Para dejar pasar un tiempo en el cual se deben determinar los presupuestos para las entidades, se dan a la tarea de demandar desaparezcan las narcoseries de la televisión abierta.

Diputados y senadores, muy molestos, advierten que tales transmisiones violan la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, además de permitir se haga toda una apología de la violencia, Citan uno a uno los artículos en donde las televisoras violan las disposiciones y hasta mencionan la existencia de un interés superior, el de los niños, contenido en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. “El problema es que las narcoseries reflejan un modelo de vida aspiracional basado en una conducta delictiva”. Los académicos aseguran se ven estos programas por incultura y deben reclamarse producciones de contenidos con calidad. Con esa fiereza con la cual se lanzan a la elaboración de otro telón de escándalo, debieran hacer los reclamos sobre esa pobreza causante no sólo de ver narcoseries sino de buscar pertenecer al Ejército del narco.

Si existe un interés superior en los niños, ¿por qué no se tienen las instalaciones escolares adecuadas? Está la ausencia de programas de estudio eficientes y congruentes con nuestra historia e idiosincrasia. ¿Por qué se impide, con la fijación de salarios mínimos de hambre, puedan los padres de familia brindarles alimentación completa a sus vástagos, contar con recursos para que conozcan su país, abrirles oportunidades de estudios superiores realmente gratuitos? Respetar todos los derechos que tienen niños, jóvenes y adultos, ¿ya también pasa por las televisoras? ¿Sus dueños firmaron los documentos extraídos en esa Convención Internacional? Pretenden no se tengan aspiraciones basadas en la violencia, lo cual sería escuchado y perfectamente entendible si éstas pudieran encontrar un camino abierto por los buenos gobiernos, por labores legislativas eficientes, por exigencias de respeto a la Ley realizadas con el ejemplo de haberlas cumplido a cabalidad.

No son las narcoseries las causantes de la violencia actual, como tampoco lo son los narcocorridos. Autores y compositores de esta música señalan “es el gobierno quien la criminaliza porque a alguien tiene que culpar de la crisis del país”. Uno de los pioneros en la petición de la desaparición de los narcocorridos fue Labastida Ochoa en su época de gobernador de Sinaloa. Presumió el haber logrado reunir a los radiodifusores y convencerlos de dejar de tocarlos por el daño que estaban provocando. Sólo dos de ellos, informó, se resisten por las pautas comerciales que tienen y a las que no van a renunciar. Muy pocas semanas le duró el gusto, las reclamaciones de gente de todos los sectores se presentaron con la amenaza de apagar los aparatos si seguían negándose a programarlos a toda hora. Surgió entonces, con la rebeldía mostrada, el atuendo: botas, sombrero y camisa de cuadros, resultaban indispensables a la hora no sólo de cantarlos sino de bailar a su ritmo.

Los narcocorridos muestran claramente por qué ha crecido el narcotráfico y de dónde proviene el Ejército con el que cuentan. “Tras su origen, se dio un lapso de más de 20 años en el que era casi imposible encontrarlos; entre los años 40 y finales de los 60. En el periodo del milagro económico no hay registro de ellos. El género renace cuando comienzan las crisis, a partir de los años 70, y tuvo su primer auge con Los Tigres del Norte, con corridos hasta inocentes como Contrabando y Traición y La banda del carro rojo”, según revela Juan Carlos Ramírez Pimienta, académico de la Universidad Estatal de San Diego Imperial-Valley.

En los 80 y con Caro Quintero a la cabeza del narco, los corridos toman otro rumbo y es en diciembre el 2006, cuando Felipe Calderón declara la guerra al narcotráfico, que se transforma nuevamente y se convierte en un contexto nacional provocado por una estrategia que lejos de brindar seguridad provoca mayor violencia, ejecuciones, enfrentamientos, desapariciones, descabezamientos, torturas. A decir de los intérpretes, el nuevo estilo: “movimiento alterado”, aduce que el protagonista del corrido tiene un arreglo económico con el presidente de la República o con sus colaboradores por lo que goza de total impunidad.

Los argumentos de los legisladores para evitar narcoseries y, al mencionar el área de radiodifusión se supone también los narcocorridos, no menciona a la cantidad de intérpretes y compositores del género que han perdido la vida en situaciones por demás extrañas. El gobierno no disminuye sus esfuerzos y sigue intentando una y otra vez evadir sus verdaderas responsabilidades al tiempo de buscar a quien apuntar como culpables de la crisis prevaleciente. Corridos a funcionarios corruptos e incapaces hacen falta. Por coros no sufrirían y garantizarían los anhelados discos de platino.

VIOLENCIA EN OCTUBRE

Dada la manipulación oficial de la información relacionada con la violencia en el país, los medios de comunicación optaron por llevar sus propios conteos. Un diario capitalino reporta: de enero a octubre de 2016, se han registrado 9 mil 103 asesinatos. La cifra, resalta, ya superó la de todo el año pasado (8 mil 393 casos), pues en 10 meses se han perpetrado un promedio de casi 30 muertes violentas cada día. De seguir este ritmo, este año se ubicará como el más sangriento en la que va del sexenio de Enrique Peña Nieto y de los gobernadores en funciones o que recién dejaron su cargo, pues rondarán los 11 mil delitos, que superarán con mucho los 7 mil 993 casos de 2014 y los 10 mil 95 de 2013.

De acuerdo a ese conteo, los asesinatos de diciembre de 2012 hasta octubre pasado suman 36 mil 566 –otros seguimientos de diversos medios dan cifras mucho más altas- lo cual equivale a un promedio mensual de 778 casos. En el gobierno de Felipe Calderón esa cifra se ubicaba en 737, es decir, ya fue rebasada la media mensual del sexenio pasado. El mes anterior fue el más violento de los últimos cuatro años: se consignaron mil 84 homicidios dolosos relacionados con el crimen organizado en las 32 entidades. También rebasó los mil 48 casos que se documentaron en marzo de 2013. Los estados de Guerrero y Chihuahua se mantienen como las entidades con mayor violencia del país, al presentar 141 y 109 homicidios respectivamente.

Todos los datos sobre la violencia en el país deben ser tomados con reservas, pues el gobierno se ha empeñado en manipular las estadísticas delictivas. En las 32 entidades federativas se manipulan los datos para beneficio de los gobiernos estatales, denuncia la organización “México Evalúa”. En un estudio, confirma hay manipulación de la información delictiva en las entidades federativas, sobre todo cuando está en puerta una elección o para tener fondos federales. Las cifras de incidencia delictiva proporcionadas por el gobierno federal comúnmente son manipuladas para afirmar que hay una disminución en los delitos de alto impacto. En los últimos 20 años las procuradurías estatales han “inflado” las cifras de los delitos menos graves para afirmar que hay una disminución en delitos de alto impacto como el homicidio doloso y el secuestro. “Hay una manipulación generalizada de las cifras en todos los estados y para todos los delitos y esto está pasando año con año”, dijo James Patrick, ex policía de Scotland Yard, quien auxilia a la ONG a concluir la investigación sobre cómo se analizan las cifras delictivas en México.

No obstante, no se puede ocultar la verdad: en datos de homicidios la tasa se está incrementando de manera acelerada. De acuerdo a Movimiento Ciudadano, ha aumentado 20 por ciento en el año, pues según su conteo se han registrado 15 mil 20 homicidios dolosos. “El problema en México es realmente grande, no solamente hay una falta de denuncias, sino también una falta de procesamiento de las mismas, esto se debe a que el sistema mexicano de denuncias es muy complejo, le presenta barreras a las personas para que dejen de presentar denuncias”.

“México Evalúa” destaca: en zonas donde se había pacificado el homicidio se está presentando de nuevo, y zonas pacíficas se están contagiando de violencia. La organización recrimina que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en el último Consejo Nacional de Seguridad Pública, ofreciera que habría una respuesta en esta materia en los 50 municipios más violentos. “Todavía no conocemos cuál es esa estrategia y es un buen momento para conocerla, así instituciones que están avocadas a ese tema pueden opinar, aportar e informar las decisiones”, destacó Edna Jaime, directora general de la organización.

CULPA OSORIO A ESTADOS

Pero la administración de Peña Nieto trata de acotar su responsabilidad en el grave problema de inseguridad en el país. Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, culpa a entidades federativas de no estar haciendo lo que les corresponde en materia de seguridad. Al inaugurar el C5 de Puebla, urgió a los estados “prepararse hacia adelante” y tomar acciones para que el problema de la inseguridad no se salga de control…

Promesas es lo único ofrecido en materia de seguridad en esta administración y lo siguen haciendo. Osorio Chong adelantó que en breve, con una inversión de 5 mil 500 millones de pesos, la Federación terminará con los cinco Cisen –centros de fusión de información- que servirán para resolver los problemas locales y los federales en materia de seguridad en las cinco regiones del país. “En apoyos y respaldo se le dio a 10 estados que concentraban 80 por ciento de los secuestros, tecnologías e inversión”, dijo en el complejo metropolitano donde se ubica el C5 de Puebla…

Tan ya se salió de control el problema de la inseguridad que la ciudadanía ha tenido que recurrir a la autodefensa ante la inacción de la autoridad, a pesar de estar prohibida la portación de armas a ciudadanos. De ahí que sean cada vez más comunes los casos en los cuales sujetos anónimos se enfrentan con asaltantes y les causan la muerte. Uno de los últimos casos se presentó en Ocoyoacac, Estado de México: cuando cuatro sujetos se disponían a bajar de un autobús, luego de haber despojado de sus pertenencias a los pasajeros provenientes de San Mateo Atenco y con destino a la Ciudad de México, un solitario sujeto se levantó de la parte trasera del vehículo y comenzó a dispararles con su arma. Los cuerpos sin vida de los maleantes quedaron tirados sobre el kilómetro 38 de la carretera México-Toluca. El “vengador anónimo” descendió kilómetros más adelante y se perdió en las sombras…

Las vías de acceso a la Ciudad de México se han convertido en un foco de criminalidad por la falta de coordinación entre dependencias de seguridad pública. Por ejemplo, la carretera México-Querétaro, por la que circulan en promedio 55 mil vehículos al día, se ha convertido en una vía de “trabajo” para los asaltantes. El tramo más complicado, de seis kilómetros, se encuentra en el municipio mexiquense de Huehuetoca, donde los automóviles circulan a vuelta de rueda, por el retraso de obras viales, y se forman largas filas, lo cual es aprovechado por los asaltantes.

DE LOS PASILLOS

El cuento de moda en algunas entidades proviene de un supuesto apoyo presidencial a quienes abandonaron al PRI y se presentaron en las contiendas bajo la bandera de la alianza antinatura. Cada caso tiene su argumento a comprobar y la forma más rápida y eficaz de checar su veracidad se basa en el dicho “la amistad se refleja en la nómina”. Así que si se quedan las promesas en eso, en sólo apuntes para recordar, nada de lo regado vía el chisme tiene sustento. Por ejemplo: en Quintana Roo se quedarán con las ganas de estrenar los puentes supuestamente a construirse en las avenidas más importantes de Cancún. Eran media docena y ni siquiera se mencionan de refilón en los presupuestos de obras federales. Aunque como el costo de estas construcciones oscila en los 700 millones, si lograran la devolución de esos miles de millones de pesos “desaparecidos” no requerirían de las gestiones del centro y por ende de quien representa como líder máximo al partido abandonado…Sobre ruedas será el siguiente capítulo de inconformidades y “mal humor” contra el gobierno “del cambio”. Justo en diciembre se dará a conocer el costo de las nuevas placas vehiculares y con unos días de diferencia empezarán a funcionar los verificentros. Tal vez, inclusive, se abran más de los ya concesionados porque el negocio es jugoso… ¿Qué magia encontraron aspirantes panistas a la candidatura presidencial? El desfile ha sido completo y casi permanente, y todos con muy mala fama…

Sigue la serie televisiva de la persecución del gober corrupto. Personal de la Policía Federal Ministerial y de la Policía Federal catearon el Rancho San Francisco, en el estado de Chiapas, propiedad de Javier Duarte de Ochoa, reportó la Procuraduría General de la República. El mandatario veracruzano con licencia no fue localizado por lo que esta serie se prolongará otra temporada. La PGR afirmó seguirá “realizando las acciones necesarias para ubicar y aprehender” a Javier Duarte, quien enfrenta una orden de aprehensión por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada… Por cierto que el Congreso de Veracruz aprobó el dictamen de la cuenta pública 2015, en el cual confirma es de 16 mil 175 millones 250 mil 574 pesos el daño patrimonial a la entidad en el ejercicio fiscal 2015….

Las remesas son un verdadero salvavidas para millones de familias mexicanas quienes padecen la pésima marcha de la economía, el desempleo y la informalidad. Entre enero y septiembre de este año, el valor de las remesas alcanzó 20 mil 46.3 millones de dólares, es decir, 7.66 por ciento más que en el mismo periodo de 2015, de acuerdo a los datos del Banco de México. En septiembre, el ingreso de divisas por las remesas fue de dos mil 378.10 millones de dólares, 15.7 por ciento más que en similar mes del año pasado…

En México la vida es cada vez más cara: analistas privados elevaron a 3.25 por ciento el pronóstico de inflación para México este año, aunque esperan un peso más apreciado contra el dólar, en 18.60 unidades, de acuerdo con una encuesta del Banco de México… Para el crecimiento económico, los analistas consultados mantuvieron la estimación de 2016 en 2.10 por ciento, muy lejos de las promesas del candidato presidencial y ahora titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto.

www.liliaarellano.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: