Dip. Marco Ramírez: PRI, PAN y los 40 ladrones

Publicado el mayo 4, 2017, Bajo Nacional, Política, Autor @Sociologuito.


politicayestilo.com

El país se divide en trescientos distritos electorales, de los cuales el Estado de México -de acuerdo con la distritacion vigente-, cuenta con cuarenta de esos trescientos. Nuestros ciento veinticinco municipios, se encuentran dentro de estos distritos, de acuerdo a su cantidad poblacional (o en sentido opuesto), distritos dentro de algún municipio, principalmente alcaldías muy grandes como Ecatepec.

Me refiero a lo anterior pues en esta época -donde el voto es perseguido a toda costa por el interés de los institutos y políticos tradicionales-, “los dirigentes” de los viejos partidos elaboran una ingeniería de promoción electoral para visitar estos cuarenta distritos o al menos su mayoría. Lo interesante, es que por lo regular, visitan el municipio que por su densidad de población es cabecera de Distrito, no se meten a los 125 municipios.

El pueblo existe cada proceso electoral.

Asimilando lo anterior, vaya que es complicado “ponerse en los zapatos” del PRI, PAN y hasta del PRD, pues su forma tradicional de hacer política -la cimentada doctrina de Carlos Hank González (un político pobre, es un pobre político)-, y la ola de corrupción que hay en nuestro país, les pasa factura.

El reclamo de la gente incrementa, hoy tenemos más líneas de comunicación, medios locales, electrónicos y hasta una que otra emisora de noticias preponderante que se han encargado de difundir los saqueos de los políticos de todos los niveles.

La sociedad está cansada, frente a los comicios locales que atraviesan cuatro Estados en nuestro país. En todos, hay un espectro de corrupción que sigue a los partidos políticos tradicionales. El Estado de México no es la excepción. En ya casi un mes que llevamos de campaña, se ha visto de todo, su forma tan tradicional de hacer política se hace presente.

Los partidos que acompañan a Josefina Vazquez Mota y a Alfredo del Mazo Maza, vaya que han cosechado lo que se esmeraron en sembrar. Por un lado, un partido de derecha que ha tenido la oportunidad de presidir Ayuntamientos y que a partir de nuestro Estado generó miembros del legislativo (aquellos que aprobaron las reformas lascivas de Peña Nieto y Eruviel).

De su etapa con el Ejecutivo Federal mejor ni hablar.

Por otro lado, un Partido Revolucionario Institucional que ha conservado el Poder Ejecutivo Estatal, desde que nuestra Constitución Nacional está vigente. El tiempo nos entrega resultados, y hoy estamos en condiciones paupérrimas. A pesar de ser un Estado con un presupuesto anual muy alto -en relación porcentual por habitante-, el dinero se guarda, pero para comprar casas blancas o mansiones en Malinalco.

Los saqueos, masacres, nepotismo y avaricia, es la carta de presentación de esta clase política. A donde se paran ya se les conoce, la gente no acude a sus eventos, sino al contrario los repudia.

La ciudadanía sabe que nuestro país agoniza por ellos, por sus costumbres y ambiciones. Los que estamos implementando una nueva forma de hacer política y acudimos a tierra, casa por casa, lo percibimos. En los cuarenta distritos hay un ladrón de cada color tradicional, rojos con verde, azules y hasta uno que otro amarillo, han llevado a la ciudadanía al borde de la apatía y odio.

Cuarenta distritos en los que encontramos una inmensa lista de personajes que han jugado con la confianza de la gente. Desde los caciques que han ocupado las presidencias municipales y diputaciones para satisfacer a unos cuantos, al tiempo de hacerse dueños de mansiones y de un crecimiento económico familiar, a través del nepotismo y moches.

Mencionamos también, a los personajes que no solo vaciaron las arcas de las demarcaciones que gobernaron, sino que hasta las endeudaron; lo mismo municipios que al propio Estado. Arturo Montiel por mencionar a alguno. ¡El Estado de México es una mina, donde “los mineros” sienten que la cueva y lo que encuentran es suyo!

Desde Ixtapan del Oro hasta la zona de los volcanes, desde Aculco hasta la zona del sur de Nuestro Estado (tierra caliente) hay un repudio generalizado. Ciento veinticinco municipios en cuarenta distritos federales, en los que encontramos ladrones azules o tricolores, en algunos tenemos hasta de los dos. Los ciudadanos ya nos les responden en sus eventos, a pesar de ser masivos se caracterizan por no tener presencia de habitantes de la región; llevan personas de otros municipios y Estados.

Estamos ante un proceso histórico, tenemos la oportunidad de sellar esa mina, donde los ladrones están entretenidos guardándose todo lo que encuentran pensando que es suyo. La cueva se ha de sellar con una enorme piedra que construiremos todas y todos; es una piedra compuesta por varios elementos: información, consciencia y participación es la tarea de difusión.

Con participación y coherencia es cómo podemos lograr la transformación.

*Por Marco Antonio Ramírez Ramírez, diputado local por (MORENA) en el Estado de México.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: