Tengo miedo a las represalias de Calderón: Rodríguez Prats

Publicado el mayo 9, 2017, Bajo Nacional, Política, Autor @Sociologuito.


POR ÁLVARO DELGADO , 8 MAYO, 2017

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Juan José Rodríguez Prats sigue “en medio del huracán” que él mismo activó, el pasado 29 de abril, al reclamar a Felipe Calderón su pretensión de imponerle al Partido Acción Nacional (PAN) la candidatura presidencial de su esposa, Margarita Zavala.

“La verdad estoy sorprendido por la repercusión que tuvo, que la atribuyo a que me enfrenté a un expresidente”, evalúa después de días frenéticos de entrevistas sobre su choque con Calderón, en la sesión del Consejo Nacional del PAN.

–¿Eso tendrá costos?

–Sí, tengo miedo.

–¿De que se la van a cobrar?

–Sí, este tipo de acciones no se quedan impunes.

A sus 71 años, a Rodríguez Prats no lo inquietan las represalias contra él, sino a su entorno, familiar y político. “Me preocupo, pero no por mí, sino por los daños colaterales. Ese es un estilo: No pegarle al que te ataca, sino hacer el daño colateral”.

Pero no se arrepiente de nada, salvo haber llamado “borracho” a Calderón ante los consejeros del PAN. “Fue desafortunado –admite–. Si eso lo pudiera borrar, lo haría. Todo lo demás lo sostengo”.

Y lo que sostiene es que Calderón, durante su sexenio, sometió al PAN y le impuso dirigentes y candidatos, pero ahora quiere que su esposa sea la candidata presidencial, con el chantaje de que, si ese partido no hace lo que él dice, renuncia para que Zavala sea presidenciable por la vía “independiente”.

En entrevista con el reportero, la tarde del jueves 4, Rodríguez Prats subraya la relevancia de lo que aconteció el sábado previo: “Este es el primer acto en el que se le hace sentir a Felipe que no es dueño del PAN. Esto para mí es lo más trascendente de lo que pasó. Este es el principio de detener un cacicazgo en el PAN”.

Lo que le molestó fue que Calderón haya dicho que él fue quien lo invitó a militar en el PAN y luego que le dio trabajo en su gobierno, ambas cosas falsas. “Esas dos expresiones me exacerbaron”, dice, y reitera que jamás le dijo que ingresara a ese partido.

El desencuentro

Fue en febrero de 1994, en Huatulco, Oaxaca. Rodríguez Prats y Calderón participaron en una conferencia binacional, al término de la cual cenaron, junto con Agustín Basave, quien también era entonces priista y cercano al candidato presidencial Luis Donaldo Colosio.

Militante 24 años en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ya 23 en el PAN, Rodríguez Prats narra: “Él y yo estábamos tomando. Con nosotros estaba Agustín Basave, que es abstemio. Y Felipe nos empezó a insultar. Decía que todos los priistas éramos pillos.

“–¿Los únicos honestos son los panistas? –le preguntó Basave.

“–Sí –dijo Calderón–, todos los panistas somos honestos y amamos a México.

“Ahí me atreví a preguntarle si en el PAN ya estaban decididos sus senadores y diputados, porque yo ya no iba a salir postulado senador por el PRI. Pero no le dije invítame, llámame, nada, ni él tampoco. Ahí quedó la conversación. Entonces, cuando él dice: ‘Yo te invité’, me enojé.”

Lo mismo pasó cuando, ante los consejeros del PAN, Calderón le dijo que le dio empleo en la Secretaría del Trabajo, siendo Javier Lozano el titular. “No es cierto. Me recomendó Diódoro Carrasco (secretario de Gobernación de Ernesto Zedillo y hoy secretario de Gobierno de Puebla) y no duré ni una quincena”.

Agustín Basave será, precisamente, uno de los presentadores de su más reciente libro, Cartas a un joven político, prologado por Jesús Silva Herzog-Márquez, que será presentado el jueves 11 en el Senado por Luis Felipe Bravo Mena, expresidente del PAN, y el priista Emilio Chuayffet, exsecretario de Gobernación.

La confrontación con Calderón se produjo una semana antes de la presentación, pero Rodríguez Prats niega que haya sido deliberado. “Hasta mi amigo Basave me dijo: ‘Si lo hiciste para promocionar tu libro, ya se te pasó la mano’. Pero no fue así”.

Lo que dijo Rodríguez Prats sobre las imposiciones de Calderón no es nuevo. Fue permanente crítico de su “mediocre” gobierno y de haber designado como presidentes del PAN a Germán Martínez y a César Nava, y de haber pretendido hacer lo mismo con Roberto Gil Zuarth y Ernesto Cordero. La diferencia es que lo hizo en el máximo órgano de dirección del PAN.

Ahí, encolerizó a Calderón cuando le dijo: “¡Ya basta que sigas abusando, que sigas atropellándonos y que ahora nos quieras imponer a tu mujer!”. Y luego se dirigió a su esposa: “Margarita, si quieres llegar a la candidatura a la Presidencia, el menos indicado como promotor es Felipe Calderón. ¡Te está haciendo daño!”.

Rodríguez Prats relata que eso obligó a Calderón a responderle y a reconocer que, en efecto, ha pensado en renunciar a su militancia en el PAN, como se le escucha en audios que fueron filtrados a los diarios Reforma y El Universal.

Ante sus señalamientos, Rodríguez Prats esperaba que Zavala, la aspirante presidencial, tomara la palabra, pero lo hizo Calderón: “Ni siquiera Margarita responde, el que responde es él”, dice sobre la influencia de su marido.

Que no se olvide, afirma, que Calderón en su gobierno “aplastó al PAN, lo avasalló e hizo su voluntad”, y evoca cómo en la Asamblea Nacional en León, Guanajuato, en junio de 2007, orquestó un abucheo a Manuel Espino, entonces presidente de ese partido, y desde entonces “apagó el debate en todo su sexenio”.

Cuando el PAN se perdió

El exdiputado y exsenador recordó ante los consejeros, al iniciar su intervención, que él renunció a 24 años de militancia en el PRI y que en el PAN lleva 23, pero no es el partido libre al que ingresó.

“Ese partido se perdió. Calderón proclamó que había que ganar el gobierno sin perder el partido, pero desafortunadamente ganamos el gobierno, pero perdimos el partido. Se trasladaron prácticas priistas y empezamos a imitar y a copiar.”

Y, como advertían los panistas hace años, cuando se aludían personalmente, le dijo a Calderón: “Te voy a pegar, Felipe”.

Fue cuando le reprochó su mal gobierno: “En primer lugar, cuando fuimos gobierno no hicimos las cosas que debimos haber hecho. Pudiendo haber hecho tanto, nos atrevimos a tan poco”.

Citó, enseguida, una frase de Demóstenes: “Si hubiéramos hecho lo que debimos haber hecho, y estuviéramos como estamos, no hay esperanza, Pero como no hicimos lo que debimos haber hecho, tenemos esperanza”.

Y rubricó con el reclamo que ahora quiera imponer a Zavala como candidata presidencial.

“Eso fue lo que más dolió –recuerda–. Ahí fue donde se pararon muchos consejeros a agredirme, diciendo que yo le estaba faltando al respeto a Margarita. También terminé mi discurso diciéndole: ‘Margarita, si quieres llegar a la candidatura a la Presidencia, el menos indicado como promotor es Felipe Calderón. ¡Te está haciendo daño!’ Estoy convencido de eso.”

Rodríguez Prats dice que las imposiciones no las refutó, tampoco cómo hizo declinar a gente que aspiraba a la Presidencia de la República, refiriéndose a Alonso Lujambio, amigo de ambos.

En su réplica, dice Rodríguez Prats, hubo dos afirmaciones de Calderón que son falsas: Que él lo invitó al PAN, cuando estaba por renunciar al PRI, que le dio trabajo en su gobierno y que no lo vetó para ser candidato a diputado.

“Por eso le grité: ‘Estabas tomado’. Y yo también estaba tomado. Después dijo que yo trabajé en la Secretaría del Trabajo. Fue Diódoro Carrasco quien me recomendó con Javier Lozano, yo andaba muy necesitado y no tenía trabajo. Pero ni siquiera cobré una quincena, porque vi quién era Javier. Y ahora resulta: ‘Yo te di trabajo’.”

Calderón también negó que haya “tachado candidatos”, dice Rodríguez Prats, pero en su caso sí lo hizo, porque sus afines lo vetaron para ser diputado federal en 2009: Nava, Martínez, Luisa María Calderón y Salvador Vega.

“Eso es en síntesis lo que dije”, relata el exlegislador nacido en Chiapas y criado en Tabasco, quien admite que, a petición del exgobernador Fernando Canales Clariond, ofreció disculpas.

“Le dije: Fernando, te respeto. Yo siento haber dicho verdades, pero si se trata de que alguien se ofendió, ofrezco disculpas. Muchísimos panistas se me acercaron para decirme: ‘Juan José, qué valiente eres, qué bueno que se lo dijiste’. Eso es lo que sucedió.”

Rodríguez Prats dice desconocer quién filtró los audios sobre la intervención de Calderón, en los que lo que “se percibe es un hombre desquiciado”, y decidió hablar sobre lo que dijo una vez que se ha difundido la respuesta de aquél.

“Yo cumplí el compromiso de no tratar este asunto públicamente a solicitud de Javier Corral y de Marco Adame. Pero cuando ya está en los medios, he decidido hablar.”

–¿Lo que quiere Calderón es apoderarse del PAN o chantajear para que su mujer sea candidata?

–Exacto. Ese es el asunto. Y no quiere ir a una elección interna. Impugna al padrón para que sean encuestas y salgamos con candidatos de unidad. Después del 4 de junio va a haber un enorme desafío en el PAN y hacia los panistas y también fuerzas externas que también se pueden entrometer para dividirnos.

Luego de que Calderón ratificó que podría renuncia al PAN, Rodríguez Prats dice: “Puede llegar a tal grado de autoengaño que piense que Margarita puede ganar como independiente. Yo no lo creo”.

Esta entrevista se publicó en la edición 2114 de la revista Proceso del 7 de mayo de 2017.
Fuente: proceso.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: