Con el pretexto de condenar a Maduro, PRI y PAN fustigan a López Obrador

Publicado el agosto 3, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

POR JENARO VILLAMIL en PROCESO

Con un intenso cabildeo de los enlaces legislativos de la Cancillería, la Comisión Permanente discutió sobre la situación política en Venezuela, condenó la detención de dos dirigentes opositores, aunque los legisladores de PRD y PT-Morena rechazaron un pronunciamiento de la Mesa Directiva, apoyado por PAN y PRI, el cual fue considerado como una irregularidad y una violación constitucional.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- 2 AGOSTO, 2017

El pronunciamiento de la Mesa Directiva, al que dio lectura el senador Pablo Escudero, del Partido Verde y presidente del Senado, sostiene que el Congreso de la Unión “exhorta respetuosamente al gobierno federal a que, a través de las dependencias competentes, se tenga en cuenta la difícil situación humanitaria que enfrenta el pueblo venezolano y se evalúen las solicitudes de refugio y protección complementaria que se reciban”.

El senador Miguel Barbosa, de la bancada de Morena, afirmó que el pronunciamiento de la Mesa Directiva es “anticonstitucional” y “lo saben todos los que tienen un mínimo conocimiento de lo que es la política exterior mexicana y sus lineamientos que establece el artículo 81 constitucional, pues violaría los principios de no intervención y autodeterminación”.

Sin embargo, Barbosa matizó y se pronunció en contra de la detención de los opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, pues se trata de “asuntos de derechos humanos, de manera muy clara”.

Irónico, el legislador poblano afirmó que “parece que el tema era Venezuela, no Andrés Manuel López Obrador, parece que la oportunidad del señalamiento y de utilizar esa estrategia de miedo y de acechamiento desde la derecha hacia López Obrador está presente, aquí se manifiesta”.

Por su parte, la coordinadora del PRD en el Senado, Dolores Padierna, también condenó la detención de los opositores, pero “esto no justifica la intervención directa, al contrario, es un llamado para articular de manera urgente una acción diplomática multilateral, latinoamericana, sin el tutelaje de ninguna potencia ni la presión de Estados Unidos”.

“La diplomacia alineada a la de Washington no está pensando en los intereses del pueblo venezolano”, sentenció Padierna y calificó como “inadmisible” que el gobierno mexicano esté más interesado en intervenir en asuntos internos de Venezuela que “en resolver la grave crisis de derechos humanos que vivimos en México”.

El PRD también se deslindó del pronunciamiento de la Mesa Directiva. El senador Pablo Escudero justificó este llamado porque “lo están haciendo los demás países, lo están haciendo los organismos internacionales y desde esta Comisión Permanente nosotros también lo hacemos”.

A nombre del PAN, la senadora Mariana Gómez del Campo, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores para América Latina, fue más allá y propuso “llamar de inmediato a consultas a la embajadora de México (Eréndira Paz) ante esta grave crisis”.

En el debate, Gómez del Campo desvió el tema de Venezuela hacia la contienda presidencial mexicana. Le reprochó al dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, de tener un “silencio absoluto” frente a la situación interna del país andino y acusó al presidente venezolano Nicolás Maduro de haber “insultado” a su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto.

“Por supuesto que hay interés por parte de la clase política de este país para que López Obrador se manifieste, porque durante muchos años, y ustedes no me dejarán mentir, se ha hablado de este posible financiamiento a López Obrador por parte del gobierno de Venezuela, y estamos hablando desde la época de Hugo Chávez”, reiteró Gómez del Campo, prima de Margarita Zavala, exprimera dama y precandidata presidencial del PAN.

Los priistas que intervinieron en el debate se cuidaron de no mencionar el nombre del dirigente de Morena, pero metieron el asunto del 2018. Sin embargo, el senador priista Marco Antonio Olvera afirmó que “por ahí anda un líder de un país, un líder de un partido buscando hacer amarres con actores políticos de otros países para lucrar políticamente en México”.

El PRI, insistió Olvera, se pronunció para que “se restablezca pronto el orden constitucional e institucional de Venezuela y que se respete el derecho de libre manifestación de las ideas de los grupos opositores”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: