Maestros de Perú

Publicado el agosto 19, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.


Pedro Echeverría V
México ayudó a la conciencia de los maestros de Perú, ahora éstos ayudarán con su ejemplo
Las grandes batallas en las calles y plazas de México del medio millón de maestros de la Coordinadora (la CNTE) durante tres años impulsó las luchas actuales, particularmente de los profesores del Perú cuyas demandas y manifestaciones son idénticas porque el trabajo en la escuela y la cerrazón del gobierno son iguales. Ha habido también una estrecha relación entre maestros de aquí y de allá, así como las malditas autoridades de los dos países cuentan con asesorías bien pagadas de los EEUU y otros países.

2. Y no puede ser de otra manera porque todo, como nos enseñó Marx, es lucha entre clases sociales: los trabajadores que buscan evitar ser explotados y oprimidos, por un lado; y los gobiernos y empresarios opresores y represores, por otro. Todos los trabajadores del mundo coincidimos en nuestros problemas de pobreza, miseria y necesidades y debemos unirnos; los ricos millonarios –buscando saquear y acumular riquezas- buscan someter a los trabajadores, a los pueblos para exprimirlos. Son intereses antagónicos.

3. Los profesores del Perú llevan dos meses en huelga, pero hay un buen apoyo. En la Plaza San Martín no solo se encuentran maestros de Huancavelica, Junín, Puno, Apurímac, Lima y Amazonas. Estudiantes y padres de familia, aunque en un número menor, se han unido a la protesta. Los policías, en cambio, aguardan vigilantes en cada esquina del lugar. Pareciera que hablamos de México donde padres de familia y estudiantes nos brindaron su apoyo al mismo tiempo que soldados del ejército –disfrazados de policía- nos vigilaban.

4. La ministra Martens y el presidente Kuczynski actúan como verdaderos represores fascistas porque han inventado que los maestros izquierdistas son terroristas al estar en contacto con el grupo Sendero Luminoso (una organización revolucionaria maoísta, cuyo principal dirigente, el presidente Gonzalo, lleva muchos años en la cárcel) No les resuelven a los maestros sus demandas salariales y buscan imponerles, como aquí, unas pruebas que repudian los maestros. ¿No significan las famosas pruebas un pretexto para eliminar a los maestros rebeldes como en México?

5. En México, al mismo tiempo que seguimos con atención esas grandes batallas que libran nuestros hermanos del Perú, les comunicamos que estamos listos los profesores mexicanos para reiniciar nuestras luchas que profundizaremos en este año electoral (también de “Hidalgo” por aquello de “hay que llevarse algo”) en el que la clase dominante se enloquece buscando acomodamientos. Por ello desde México buscamos inyectarles más ánimos a los mucho que tienen. Sabemos que de 360.000 maestros -más de 238,000- el 60% aún no vuelve a clases. ¡Viva la gran huelga de los maestros peruanos!

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: